Llama Zurroza a que ex funcionarios de Finanzas y Administración presenten declaración patrimonial

0

Edgardo Zamora|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- El ex secretario de Administración (mayo 2010-septiembre 2011), Óscar Zurroza Barreda, hizo un llamado a que todos los involucrados en el tema financiero-administrativo durante el presente gobierno estatal de Mario Anguiano Moreno, presenten su declaración patrimonial.

«Todos los que tuvimos responsabilidad administrativa en el gobierno actual deben hacer pública su declaración patrimonial y ser investigados por el Sistema de Administración Tributaria».

Zurroza Barreda expresó que él ya la presentó y fue investigado por el SAT, en el que no hubo hallazgos importantes.

Desde el inicio del gobierno de Anguiano Moreno han transitado los siguientes funcionarios en el área de Finanzas: Omar Magaña (2009), quien renunció a su cargo a la brevedad, y Francisco Osorio Cruz (2009); en Administración: Xavier Oldenbourg (2009) y Óscar Zurroza (2010).

Posterior a ello, en 2011, por recomendaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se fusionaron como Secretaría de Administración y Finanzas a fin de tener mejor control y manejo de finanzas públicas estatales, en la que fue nombrado como titular Jesús Orozco Alfaro.

En 2013 asume dicha dependencia Clemente Mendoza Martínez, quien al año siguiente renunció y tomó el control Blanca Isabel Ávalos.

En entrevista, Zurroza Barreda expuso que desde su punto de vista las dificultades financieras en la administración de Anguiano Moreno iniciaron antes de empezar el tercer año de su gobierno:

«El secretario de Finanzas, Francisco Osorio (2009) realizó un análisis y presentó la solicitud de un crédito al gobierno estatal de mil 200 millones de pesos, a fin de que regularizar el esquema y problemas que tenía el gobierno estatal. En equipo se tomó la decisión de fusionar la Secretaría de Finanzas y Administración, se hizo la fusión y se puso en manos de Jesús Orozco Alfaro».

«Se acordó que manejo de obra pública quedaría de manera tácita con función de liderazgo real en manos de Rafael Gutiérrez».

El ex secretario de Administración expuso que no le echa la culpa a nadie, pero que la sociedad merece una explicación, ya que la problemática financiera fue generada hace 25 años.

Argumentó que Colima es el estado con menos endeudamiento en el país pero que a final de cuenta es grave, por tardar en resolverse.

«Más que poner énfasis en quién fue el o fueron culpables, aunque no debe haber impunidad, todos deben pasar la revisión del patrimonio personal y de cómo ejerció las responsabilidades administrativas que se le encomendaron, todo debe revisarse, pero creo que deberíamos todos poner énfasis en construir y no destruirnos entre todos».

ACUERDO POLÍTICO-ESTATAL

Para el ex funcionario estatal, a fin de resolver el problema financiero, se requiere un acuerdo político-estatal que permita a todas las partes involucradas hacer un rediseño del estado y emprender un saneamiento financiero en las áreas más delicadas.

Ejemplificó el caso de Pensiones:

«Debemos tener un sistema que no haga daño a finanzas públicas estatales cada año, se debe tener un sistema de nómina para promover el talento que existe en el gobierno estatal, pero muchas veces por prioridades políticas del gobierno en turno no se puede salir adelante».

Agregó que el quebranto financiero del gobierno estatal también es de orden municipal, donde ha habido panistas, priistas y perredistas, por lo que mencionó que se requiere de un gran acuerdo político.

«Quien quede de gobernador debe convocar a todas las fuerzas políticas a hacer rediseño del estado colimense, buscando compensar que la siguiente generación no sea afectada por cuestiones políticas».

Concretó que el gobernador, presidente de la república o alcalde no dirá que finanzas públicas no son sanas o manejadas objetivamente, porque en todos los niveles la prioridad es la del partido político que gobierna, no prioridades de índole administrativa y orientadas a servicio público.

Anuncios