LAS RAZONES DE PACO

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez H.

La iniciativa de reforma presentada por el legislador, ahora bajo las siglas del PAN, Francisco Rodríguez García para que el gobernador pida permiso al Congreso cuando requiera estar fuera de la entidad, se registra más como un asunto personal que de interés ciudadano, de otra forma no se entiende el por qué la iniciativa no incluye a los presidentes municipales y a los propios legisladores.

La antipatía de diputado Rodríguez García hacia el mandatario estatal José Ignacio Peralta Sánchez no es nueva, pero se acrecentó luego de que en el pasado mes de agosto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó a la destitución e inhabilitación amigo el alcalde panista de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, acusado de haber participado, de manera ilegal, en 2016 en la elección extraordinaria de gobernador.

La reforma que pretende el ex perredista y ahora panista, el diputado “Paco” Rodríguez, incluye que JIPS solicite permiso al legislativo cuando requiera ausentarse de Colima por más de dos días, además de presentar un informe de los asuntos tratados durante su ausencia. Todo pormenorizado, y que por supuesto debe hacer obligadamente todo funcionario público cuando viaja, y por lo tanto no es nada nuevo y ya se hace.

Paco, a nombre de su fracción, emitió la iniciativa a la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales que preside la diputada de Morena Jazmín García, sus secretarios Vladimir Parra Barragán, del mismo partido y Fernando Antero del PAN, lo que hace suponer que no encontrará obstáculo para aprobarse y se hagan las modificaciones a la Constitución Local, basadas en argumentos simplistas como el que “el gobernador deba permanecer en el territorio colimense de manera constante, en caso de que ocurra algún fenómeno natural en el estado”, como si no hubiera quien se encargara -en ausencia de JIPS-, de hacer frente a una situación de emergencia.

Lo lamentable es que la iniciativa se encuentra en una comisión en donde está Vladimir Parra Barragán, diputado que recientemente, luego de una declaración del gobernador sobre el tema del nuevo aeropuerto, espetó amenazante “sacó boleto”, mostrando su perfil rijoso y sin ningún tacto político. De ahí que la propuesta de Paco Rodríguez le cae como anillo al dedo para tomar revancha.

Mucha razón tiene el ejecutivo estatal cuando señala estar de acuerdo en que se fiscalicen los viajes que realizan siempre y cuando esa medida también se aplique a los alcaldes y a los diputados, “sería muy perjudicial para Colima restringir viajes cuando son necesarios, solamente por cuestiones ideológicas o diferencias políticas”.

El Gobernador no se opone a que se lleve a cabo una fiscalización y transparencia del recurso utilizados en viajes porque simplemente ya se lleva a cabo, incluso el mismo diputado Paco Rodríguez dio a conocer cifras de gastos de viaje que son del conocimiento público. Pero si lo que realmente le interesa conocer a detalle es un Informe con itinerario motivos y resultados de cada viaje, no se requiere de una iniciativa para obtenerlo, con solicitarlo, apelando a la transparencia, podría conocerlo.

Al parecer Paco Rodríguez confunde tener información con pedir permiso, con lo primero no debe haber ningún problema, pero lo segundo resulta más una cuestión partidista amparada en una supuesta necesidad social, pero que en realidad lleva mucho de revanchismo.

Se dice que…

*Si el ex perredista y ahora panista, el diputado Francisco Rodríguez García, quiere que el mandatario estatal no se ausente por más de dos días y cuando lo haga solicite permiso, estaría limitando la eficacia al ejercicio de facultades del gobernador y como si no hubiera asuntos mucho más importantes que atender, aumentaría la agenda legislativa.

* Hasta el mismo Artículo 88 de la Carta Magna relativo a los viajes del Presidente ha sufrido reformas para dejar atrás el régimen cerrado de permisos para adecuarlo a los tiempos actuales y tener uno más flexible que permite construir lazos y entendimientos políticos, sociales y económicos con el exterior. Pero, lamentablemente, hay quién sigue viviendo en el pasado.

Anuncios
Compartir