La Petatera… única Plaza en su tipo

    0

    Más que de un escenario taurino, La Plaza “La Petatera”, se considera una joya cultural histórica, conocida y reconocida a nivel internacional y nacional, que surge como un arco iris con toda sus espléndida coloración, muy cerca de la Capital del Estado de Colima, concretamente en la localidad de Villa de Álvarez.

    Este coso se construye año con año, por lo que es una de las de mayor antigüedad en el mundo de los toros, pero al mismo tiempo su renacimiento la convierte en la más nueva, es una joya cultural de nuestro país con tres siglos de tradición.

    La Petatera, lleva este nombre, desde hace 140 años, debido al material con el que se arma anualmente, tarea en la que se emplean dos meses para alzar la plaza original, donde no se utiliza un sólo clavo, sino única y exclusivamente, palos, horcones, mecates y petates, materiales de los cuales se derivó el nombre de esta plaza de toros.

    La construcción es efímera, pues una vez que cumple con su cometido, los materiales son custodiados durante un año por dos familias, que por tradición costean con gusto la elaboración de esta magnifica y positiva obra.

    La técnica de construcción de la plaza “La Petatera” data de la época prehispánica, ya que fueron los nativos colimenses los que descubrieron que el tipo de material, citado líneas más arriba, atado y entrelazado entre sí amortiguaba los movimientos sísmicos frecuentes de esta región.

    Un construcción rígida de piedra se vendría abajo, por un movimiento telúrico de gran intensidad, terremotos, temblores, erupciones del Volcán de Colima se han presentado una y otra vez y “La Petatera” sigue allí, tan campante al mismísimo pie del Volcán “De Fuego”, que ya se ha dado el lujo de lanzar espectaculares fumarolas en plena corrida de toros.

    Este efímero coso, tiene dimensiones extraordinarias, simplemente el ruedo mide de diámetro 60 metros, sólo superada a nivel mundial por la plaza del Puerto de Santa Maria, en España, que mide 90 metros.

    Por ello, La Petatera alberga ocho mil espectadores, que gozan durante sus fiestas anuales, no sólo de la fiesta brava, sino de los jaripeos, charreadas, diversos espectáculos artísticos,, así como de la presencia de las figuras del toreo.

    Los corrales y toriles están hechos de los mismos materiales, tablas, horcones, palos, petates y mecates, que son sumamente eficientes, mejores que cualquier plaza de primera categoría.

    Terminadas las fiestas charro – taurinas, de Villa de Álvarez, lo que con mucho dinero, esfuerzo, y esmero fue levantado en un poco más de dos meses, es derribado en tan sólo dos horas, para luego proceder a guardar todo el material hasta que lleguen los próximos carnavales, esta es la imagen de La Petatera, sin lugar a dudas un patrimonio cultural, histórico y artesanal de nuestro país.

    Es justo señalar que desde 1943, de manera ininterrumpida se han efectuado corridas formales, hasta en la actualidad, las grandes figuras del toreo mexicanas y españolas han partido plaza en el ruedo de “La Petatera”, tales como:

    Silverio Pérez “El Faraón de Texcoco”, Luis Castro “El Soldado”, Fermín Rivera, Eloy Cavazos, Antonio Velázquez, Luis Procuna “El Berrendito de San Juán”, “El Torero de México” Alberto Balderas, Jorge “El Ranchero” Aguilar, “El León de Tetela de Ocampo” Joselito Huerta, Alfonso Ramírez “El Calesero”, “El Ciclón” Carlos Arruza.

    Ernesto Sanromán “El Queretano”, Mariano Ramos, Manolo Martínez, Antonio Lomelín, Jesús Solórzano, Manolo Mejía, Eulalio López “El Zotoluco”, Alejandro Silveti, Juan García “El Trianero, Juanita Aparicio, la rejoneadora Karla Sánchez, la española Cristina Sánchez, Conchita Cintrón, entre otras muchas figuras más de la tauromaquia.

    Comentarios

    Comentarios