La Panga

0

Migración, la primera causa de inseguridad…

Por: Mayahuel Hurtado Ortíz

En el estado de Colima desde hace por lo menos unos cinco años a la fecha, se ha convertido en un albergue de los que buscan nuevas opciones de crecimiento, de los que huyen de la violencia en otras ciudades, pero también, sin proponérselo, les ha ido abriendo las puertas a los delincuentes y es que la migración acelerada aparte de impactar en los números del crecimiento de la población y empleo, arroja indicadores negativos para el tema de Seguridad.

Si más no recuerdo, hace un par de años, las fronteras de Colima quedaron abiertas a todo el mundo, y es en ese peregrinar que se vino gente de trabajo, de bien, gente que encontró en éstas tierras un rayo de luz para garantizar la subsistencia de sus familias, pero aunque nos duela reconocerlo, también llegaron personas que vinieron a delinquir, o a establecer sus organizaciones delictivas que hoy se traducen en robos, fraude, extorsión y lesiones en riña.

Recuerdo perfectamente que hace 10 años, en el municipio de Manzanillo podías dejar tu vehículo con los vidrios abajo y las llaves puestas, las casas no tenían enrejado, ya ni pensar en alarmas y cámaras, ¿Para qué? Si todos nos conocíamos. Lo mismo ocurría con las casas habitación,  estaban abiertas a cualquier hora, porque teníamos la seguridad de que nada pasaría. Las caminatas en la playa por la noche y sobre el boulevard costero Miguel de la Madrid Hurtado, eran comunes, el ver a la gente a las doce de la noche cenando con sus familias los fines de semana y caminando para regresar a casa en las delegaciones del Valle, Salagua, Santiago y el Colomo, era lo cotidiano.

Ahora hasta el lugar destinado para beber en la vía pública está resguardado por la policía municipal, hoy las protecciones en ventanas y puertas son de lo más común y hoy con tristeza hemos sufrido los estragos de la delincuencia, sin comprender ¿En qué momento nos arrebataron la tranquilidad? ¿En qué momento nuestras casas, escuelas e iglesias fueron blanco de la delincuencia?

Y no lo digo yo, son los partes oficiales  y las noticias que establecen que a las personas que fueron encontradas en la comisión de algún delito como robo, fraude, extorsión y lesiones en riña, no son originarios de Manzanillo, no son originarios de alguno de los municipios de Colima, pues en su gran mayoría, la crudeza del parte policiaco señala que éstas personas provienen de los estados de Guerrero, Michoacán y Jalisco principalmente y en otros casos, son originarios del Estado de México y del D.F hoy Ciudad de México. Pero no debemos olvidar la presencia de centroamericanos que a través de los furgones, fueron de manera tácita, estableciéndose y aún sin gozar de una identidad o permiso para vivir en territorio mexicano, se han aglutinado en construcciones abandonadas y ya en el extremo de verse sin trabajo, optan por delinquir.

Robo, fraude, extorsión y lesiones en riña, son los delitos más cometidos en la actualidad. Los expertos en el área jurídica resaltan que en algunos casos el Nuevo Sistema de Justicia Penal, no permite la detención de una persona a menos de “que exista la flagrancia al cometer el delito y éste sea puesto de inmediato a disposición del Ministerio Público” y la verdad querido lector que los legisladores, en lugar de grillar el tema del túnel ferroviario, deben ponerse a trabajar en los términos de “Inmediatez y flagrancia” para de alguna manera coadyuvar a generar las adecuaciones a la ley, en beneficio de miles de pobladores en el estado.

Creo que si le damos más tiempo y  elementos para que realicen su trabajo los policías e investigadores, le habremos abonado mucho, al camino que busca la justicia, pero más allá de todo eso, busca con desesperación recobrar la tranquilidad, paz y armonía que siempre ha caracterizado a las tierras colimenses.

Comentarios

Comentarios