La Panga

0

El tren es la médula de la cadena logística…

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

Ya no importa saber quién fue primero en Manzanillo, si el tren o la Alameda, porque la respuesta es obvia, el ferrocarril vino a traer el desarrollo en las regiones desde los memorables tiempos del porfiriato. Durante las Vanguardias literarias, fue la locomotora el símbolo que inspiró a cientos de autores para escribir de él. Y es en ésta bella tierra de mar y arena, el motivo principal de una de las actividades económicas que en la actualidad, proyectaría a Manzanillo, el corazón económico del estado de Colima, para figurar en el mapa logístico internacional.

La visión corta de urbanismo y la pésima planeación de nuestra ciudad, nos ha limitado para alcanzar a dimensionar los beneficios que del tren, “el llamado fastidio en horas pico, del que produce molestias en cientos de motociclistas y automovilistas a su paso y el causante de una protesta ciudadana”, ha traído a la región. Y es que basta ver que a lo largo de las vías se establecieron pueblos que hoy son ciudades entre rieles y es el dinamismo de la actividad logística lo que genera empleos y por mucho, la estabilidad económica.

Nos guste o no, el tren es la médula de la cadena logística y actualmente México cuenta con un nivel de infraestructura de clase mundial que le permite aprovechar las múltiples ventajas de la intermodalidad: puertos, vías férreas y carreteras que facilitan la transportación y movimiento de mercancías desde y hacia cualquier parte del mundo.

El servicio ferroviario también llamado intermodal, forma parte de la articulación entre los diferentes modos de transporte para la movilización de cargas contenerizadas, contribuyendo al incremento de la eficiencia de las cadenas de suministro, potenciando la capacidad productiva y la competitividad de un país, de ahí la relevancia que hoy tiene.

Las “terminales intermodales” como las que existen en Manzanillo, son consideradas eslabones clave para optimizar la cadena de suministro y favorecer el sistema de transportación de cargas, siendo estratégicas ante la creciente complejidad de las cadenas de suministro y su globalización. El intermodalismo se ha convertido en un factor nodal para el comercio internacional, la integración regional y el desarrollo económico y eso amable lector, son los beneficios que el tren ha traído a nuestra región.

Manzanillo a través de sus líneas férreas ofrece posibilidades de movilización de carga y es un elemento primordial en el éxito de la cadena logística en nuestra región costera. Gracias a dichas actividades se generan miles de empleos directos e indirectos; además se obtienen beneficios de infraestructura que es en pocas palabras, una forma de armonizar la relación Puerto-Ciudad. Por esto y mucho más, bien vale la pena en sacrificarnos un poco en lo que las obras concluyen, de lo contrario, lo invito a que se haga una pregunta ¿Qué sería de Manzanillo sin el tren que posibilita la actividad portuaria y el comercio internacional?

LOS REMOS DE LA PANGA

REMAZO: Durante la gira que realizó el secretario de Gobernación en Colima, fue muy notorio el nivel de amistad personal que tiene con el gobernador Ignacio Peralta. Ambos fueron parte del equipo del presidente Enrique Peña Nieto, y en consecuencia, ambos comparten la misma visión de Estado. Después de la visita de Osorio Chong, se espera que se vengan en cascada los nombramientos de los nuevos delegados federales, que deben ser aliados y parte del equipo del gobernador.

REMO: El gobernador poblano Rafael Moreno Valle, ha visitado de nuevo tierras colimenses. Sabe que en Colima tiene aliados muy fuertes para fortalecer lazos con los vecinos estados de Jalisco y Michoacán. Es por mucho el mejor aspirante para llevar la candidatura a la presidencia de la república en 2018 y trae consigo cartas de presentación que resultan muy atractivas. El reloj, en cuenta regresiva.

REMITO: en el informe de gobierno realizado en Manzanillo, dos bloques fueron muy sobresalientes: por una parte los maestros y estudiantes del Isenco y la UTEM y por la otra los agremiados de la CROC. Mi agradecimiento a los maestros, directores y supervisores que atendieron mi invitación.

Comentarios

Comentarios