La Panga

0

JIPS La autoevaluación: “de la angustia a la esperanza”

Por: Mayahuel Hurtado Ortíz

Y como decía mi abuela, “no hay fecha que no se cumpla ni plazo que no llegue” y ayer en el casino de la Feria de Manzanillo, miles de asistentes fueron testigos de la rendición de cuentas que el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez  presentó por primera vez, rompiendo costumbres a la sociedad manzanillense y minatlitense.

Como dato histórico encontraremos que Ignacio Peralta Sánchez, es el primer gobernador en rendir su Primer Informe de Gobierno en un municipio ubicado a 110 kilómetros de la capital del estado. Y ese gesto de nobleza y de preocupación por el corazón económico de nuestro estado y de su gente, es digno de reconocimiento, como también lo fue el  ofrecer disculpas al pueblo colimense.

A la par de su onomástico el gobernador decide iniciar en el Congreso Local y de ahí arribar a tierras porteñas para externar al pueblo colimense que en siete meses, los más difíciles en la historia de nuestro estado, la autoevaluación arroja indicadores que resaltan el tránsito de la angustia a la esperanza: “Si valoramos la situación de la entidad desde dos perspectivas: hace siete meses y hoy, me parece que las diferencias resultan absolutas… En un primer momento el panorama resultaba angustiante, en este momento, aún con las dificultades acumuladas, se percibe con una razonable esperanza”.

La turbulencia que imperaba al asumir José Ignacio Peralta Sánchez la administración, podría enlistar entre el caos, acumulación de adeudos, incumplimiento de las obligaciones financieras con el gobierno federal y con diversas instituciones estatales y de los pagos de obligaciones salariales con los trabajadores y colaboradores del gobierno, se eludía el pago de pensiones a los adultos mayores, se detenían las becas y estímulos diversos a los jóvenes y crecía la sospecha de enriquecimiento y posible corrupción en los mandos políticos del estado; además de que se desataban los indicadores adversos en materia de seguridad pública y procuración de justicia y, quizás lo más importante: incumplimiento de la obligación estatal de crear infraestructura, promover el crecimiento económico e impulsar el desarrollo social y humano.

Pero no sólo eso, al gobernador Peralta Sánchez le toca una administración en plena transición democrática en el Congreso Estatal y tuvo la sagacidad y el buen oficio político, de establecer acuerdos que hoy van rediseñando las pautas del “Nuevo Colima” en donde el Plan de Austeridad  ha permitido ahorrar  657 millones de pesos y el pago puntual de los pasivos sanean las finanzas del estado.

En Manzanillo se generaron buenos números en materia de turismo: durante el período que se informa arribaron 972 vuelos comerciales nacionales, con 39 mil 142 pasajeros, y 135 vuelos internacionales con 13 mil 81 pasajeros, 5 vuelos chárter internacionales y 122 nacionales. Además, 20 mil 580 pasajeros arribaron en 7 cruceros turísticos y arrancó el proceso para concluir el Boulevard Miguel de la Madrid, con una inversión federal y estatal por 35 millones 371 mil pesos. Además los vuelos de la aerolínea TAR con cuatro frecuencias semanales y dijo que la derrama económica generada por el turismo se calcula en mil 881 millones 943 mil pesos.

Manzanillo es más competitivo, será sede de eventos de talla nacional e internacional, se construirá un acuario, promoviendo el turismo que mejorará sin duda alguna la calidad de vida de los porteños. Se han otorgado 31 créditos a mujeres de zona rural, así como diversos financiamientos para 489 empresas. Asesoría a emprendedores y productores agrícolas, apoyos al campo al sector ganadero y pesquero, a la infraestructura educativa a través del programa “Escuelas al 100” y el apoyo para uniformes escolares, becas para estudiantes de diversas modalidades, consolidando el liderazgo educativo de la entidad.

Todo esto y más, pero hay quienes se atreven a decir, a afirmar, que no se ha hecho nada. Yo le pregunto a usted amable lector ¿Éstas cifras no representan nada?  Creo que es por mucho, el informe más honesto de por lo menos la última década, es la disculpa más honesta y por mucho, la mejor ruta para la construcción de un Colima más próspero.

Al tiempo.

Anuncios

Comentarios

Comentarios