La Panga

0

No solo con gis y buenos deseos…

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

El día de hoy recordé el título de uno de tantos que fueron formando a la docente que soy “No sólo con gis y buenos deseos”, que era la propuesta antiautoritaria que suponía un modelo educativo basado en  la crítica hacia la escuela tradicional por parte del movimiento de la escuela nueva y el pensamiento pedagógico existencial.

Este modelo parte de un esquema filosófico anarquista concretándose a una “educación integral y de libertad” afirmando que son estos conceptos, principios y objetivos de la educación, que buscan la formación de personas autónomas y libres que edifiquen una sociedad de iguales características.

Hace algunas décadas el pensamiento autoritario imperaba en las aulas, en la casa y hasta en la iglesia. La formación del educando atravesaba por un esquema rígido, en el que las figuras de autoridad eran respetadas. En aquel tiempo no existían rumores, quejas pues los hijos acataban las disposiciones de los padres de familia y esa educación de casa, la que sin duda es la más importante, era reforzada en la escuela.

Posteriormente la sociedad evolucionó en materia de “Derechos Humanos” y que bien que se hayan logrado avances tan importantes como el velar por el sano desarrollo de niños, adolescentes y jóvenes,  lamentablemente la mala comprensión de “los derechos” y el acentuado desentendimiento de “las obligaciones” hoy es el principal generador no sólo de los conflictos al interior de un aula, esto va más allá, la mala interpretación del ejercicio de los derechos, está condenando a la sociedad a caer en los pantanos de la decadencia de los valores como pilares fundamentales de la vida en familia y en todos los ámbitos que esto conlleva la formación de un alumno que será de acuerdo a las pretensiones de planes y programas de estudio, un buen ciudadano.

El pensamiento antiautoritario, pretende erradicar sentimientos de opresión que el alumno pueda experimentar en la dinámica enseñanza aprendizaje, como el miedo, dominio, culpa, entre otros,  ya que en la escuela tradicional este no tenía margen de cuestionamientos hacia el maestro, los alumnos eran sometidos a grandes exigencias en un sistema rígido. Ahora el grave problema por el que estamos atravesando, es el exceso de libertades en el alumno, que no solo han desgastado a las figuras de autoridad en el aula, sino que ahora, es en la casa, donde se vive el descontrol de la falta de acompañamiento a un proceso en el que se debe hacer una alianza escuela-padres de familia, para juntos conducir las riendas del desarrollo académico de sus hijos.

Recuerdo que en casa bastaba una mirada de mi madre para seguir una indicación, recuerdo también que los maestros eran el centro de atención de la clase, que a través de sus distintos modelos, formaron a la ciudadana y profesionista que soy. Yo no recuerdo que renegara por el cúmulo de tareas, finalmente, era lo único que debía hacer, era mi única obligación y como decía mi padre “yo trabajo muy duro para que nada te falte, ropa, vestido, útiles, deporte y diversiones, todo lo tienes, lo único que estás obligada a realizar es convertirte en la mejor estudiante de la clase y cumplir con los deberes que tu madre te encomienda en casa”.

Cuanto se ha desgastado este pensamiento, reflexiono y digo, en aquel tiempo el libro que leí “No solo con gis y buenos deseos” era una atenta invitación para cortar de raíz los elementos de la escuela tradicional, hoy los sucesos y los resultados me obligan a realizar una pregunta ¿Están los estudiantes preparados para auto dirigir su sistema educativo? La respuesta es sencilla, basta analizar a la generación NEXT, en donde la apatía no permitía que conectaran con su entorno, luego vino la generación delete, donde la vida vista de manera muy superficial proponía que todo era posible de eliminar pulsando un botón, el cual incluso, te desconectaba de esta realidad y te llevaba a la virtualidad y por último basta analizar el tema de los “Ninis” que no solamente son apáticos o superficiales, además tienen el valor agregado de que no les interesa nada, no desean participar en nada y no desean construir su proyecto de vida.

Estamos muy a tiempo de hacer equipo con la escuela, porque como ya lo mencioné, el rescatar a los educandos indistintamente la edad, requiere más de gis y buenos deseos, urge a gritos fortalecer las figuras de autoridad en la casa y en la escuela. Actualmente en el estado de Colima la visión del Secretario de Educación, Maestro Oscar Javier Hernández Rosas, es el respeto total al Artículo Tercero y a la Ley de Educación en el Estado de Colima, que protege en toda su dimensión a los estudiantes. Generemos consensos que nos lleven a reinventar el rumbo de los futuros ciudadanos. Estas acciones no es responsabilidad exclusiva de las instituciones, a todos nos compete.

Comentarios

Comentarios