La Iglesia declarará santos a Juan Pablo II y Juan XXIII

0

CNN

México.- El papa Francisco firmó este viernes un decreto para declarar a Juan Pablo II y Juan XXIII como santos, días después de que la Congregación para la Causa de los Santos aprobara el segundo milagro por intercesión de Karol Wojtyla.

Juan Pablo II lideró la Iglesia católica de 1978 hasta su muerte, en 2005, y fue el primer papa cuya fama lo elevó al nivel de un rockstar, pues atraía grandes masas en todo el mundo.

Para su funeral, miles de peregrinos acudieron a la plaza de San Pedro. El papa de origen polaco tuvo un camino rápido a la beatificación, apenas seis años después de su muerte.

Juan XXIII convocó el histórico Concilio Vaticano II en la década de 1960.

Aún no hay fecha establecida para la ceremonia de canonización de estos papas.

El pontificado de Juan Pablo II, quien falleció a los 84 años, es el más largo de la historia. Él sufrió del mal de Parkinson, artritis y otros padecimientos por muchos años.

Fue uno de los papas que más ha viajado en la historia y canonizó a más santos que cualquiera de sus antecesores.

También fue pionero en otros asuntos: fue el primer papa moderno en visitar una sinagoga y el primero en viajar a Cuba.

¿Cómo se obtiene la santidad?

En esencia existen tres pasos para que un católico se convierta en santo después de su muerte.

Primero el papa otorga el título de “venerable” a alguien que exhibió “virtudes heroicas”. En segundo lugar está la beatificación, después de que se comprueba un milagro por intercesión de la persona fallecida. Por último, se necesita otro milagro para la santidad.

En 2010, el papa emérito Benedicto XVI avaló el primer milagro de Juan Pablo II: una monja francesa supuestamente se curó del mal de Parkinson.

La hermana Marie Simon Pierre, una monja cuya orden rezaba al papa tras su muerte, dijo que se había curado de la enfermedad que también padecía Juan Pablo.

El segundo milagro ocurrió en Costa Rica, donde una mujer afirma que se recuperó de una lesión cerebral grave gracias a la intervención del antecesor de Benedicto, dijeron fuentes del Vaticano al analista de CNN, John Allen.

Patrick Kelly, director ejecutivo del Santuario Bendito de Juan Pablo II en Washington, explicó el proceso de la Iglesia para investigar los reportes.

“Un equipo de médicos primero examina el milagro. Después, un equipo de teólogos revisa los milagros y luego discuten entre ellos la legitimidad y los hechos que rodean los milagros”, dijo.

A pesar de ser tan querido, el papa Juan Pablo no cumplió expectativas en un momento crucial para la Iglesia, cuando salieron a la luz casos de abuso sexual que involucraban a sacerdotes, al inicio de la década del 2000, según analistas.

Anuncios