La gran victoria de González Iñárritu

0

Gerardo Velázquez de León | TVC Deportes

El continuismo quiere decir: situación en la que un estado de cosas se prolonga indefinidamente, sin indicios de cambio o renovación. Continuidad se define así: Duración o permanencia de una cosa sin interrupción y la terquedad así: obstinación, actitud de la persona que irracionalmente no cambia de opinión.

Eso fue lo que pasó ayer en casa de Justino Compeán en donde decidieron mantener a José Manuel de la Torre sin darse cuenta de los conceptos que intentan manejar.

Decisión que no le gusta al público del futbol, como tampoco le gustó a algunos patrocinadores que ven en serio riesgo la clasificación a la Copa del Mundo Brasil 2014, y que si bien ya pagaron por el cuatrienio, dudarían continuar en el siguiente proceso mundialista.

Solamente un ejemplo de lo que viven estos patrocinadores, Adidas tiene una venta de camisetas oficiales muy por debajo a lo que se vendió a estas alturas en la anterior eliminatoria y es frecuente verlas en descuentos considerables, sobre todo en Estados Unidos.

Movistar ya no transmite el anuncio del Chicharito hablando en sus celulares, así como también desapreció de las pantallas de televisión el anuncio del Chepo dirigiendo a un equipo de llano. Es que por más patrocinador que seas y por más que hayas invertido cantidades exorbitantes de dinero, es imposible seguir ligando a una marca triunfadora con un equipo perdedor. Cuantos boletos tendrán que regalar para aparentar que el público está de acuerdo con esto y ver el Azteca lleno contra Honduras.

Además de la terquedad de mantener a Chepo se puede leer entre líneas la molestia de algunos directivos. El grupo que apostaba por el cambio encabezado por Álvaro Dávila y Alejandro Irarragorri salieron irritados de la casa de San Jerónimo Lídice. No les hizo ninguna gracia que la apuesta sea seguir con lo mismo, ven muchos riesgos y a diferencia de algunos más ahí dentro, saben que Brasil 2014 está lejano aún.

¿Qué pasaría si no le ganan a Honduras en el Azteca y perdieran con Estados Unidos en Columbus? Para cómo está el nivel de la Selección es un escenario posible y seguirían desperdiciando el tiempo como lo han hecho hasta ahora. Si apostaron por seguir con De la Torre por falta de un hombre que se hiciera cargo del equipo, sería el argumento más pobre e ilógico y también tendrán que ser señalados los que no se atreven a cambiar las cosas.

Es la gran victoria de Héctor González Iñárritu, el hombre que se atreve a poner en riesgo el futuro del futbol mexicano al aferrarse a un entrenador, a encapricharse a la continuidad aunque en el fondo sepa que no era lo correcto.

El Chepo había logrado algo inimaginable en el futbol mexicano y es que todos estaban a favor de su salida: periodistas, comentaristas, analistas, jugadores, entrenadores, público, aficionados. Solamente hubo pocos, muy pocos que querían al Chepo de la Torre en su puesto, pocos pero poderosos, muy poderosos.

 

Anuncios