La educación superior, un sistema de redes: Lourdes Galeana

0
  • La meta es lograr una universidad dinámica; que cambia dentro de la sociedad del conocimiento* Las redes funcionan para la gobernanza, en sus tres niveles*  Entrevista con Lourdes Galeana de la O., Coordinadora General de Tecnologías de la Información de la UdeC.

Por: Amador Contreras Torres

La educación superior es un sistema de redes y se deben de hablar, la base de esa comunicación,  nos la dan las tecnologías de información y comunicación. Eso aplica para la gobernanza, para un gobierno de la república, para un gobierno municipal, o estatal, porque todos somos componentes de un gran sistema y lo que uno haga o ponga en política eso va a influir en la universidad, en los estudiantes, afirmó Lourdes Galeana de la O, Coordinadora General de Tecnologías de la Información de la Universidad de Colima, en entrevista exclusiva.

Entrevistada en su despacho en el campus central, Lourdes Galeana trazó un recuento de su acercamiento a la casa de estudios y las tecnologías de información aplicadas a la enseñanza, y reflexionó sobre los 30 años de la Universidad de Colima en ese rubro y bordó  respecto del futuro de las universidades.

La evolución de la casa de estudios en la materia, inició desde 1983, cuando el rector Humberto Silva Ochoa invitó a laborar a la institución a Victórico Rodríguez Reyes, quien empezó todo el trabajo de sistematización de las bibliotecas. Más adelante fue el punto de partida para  el “Proyecto Colima”. Con el auspicio de la SEP Federal.

Los rectorados de Fernando Moreno, Carlos Salazar y Miguel Aguayo, fueron decisivos para dar un salto cualitativo en la materia, logrando un prestigio nacional y global en el rubro de las tecnologías de la información, con la participación de gente talentosa y brillante como Victórico Rodríguez, Lourdes Feria, la propia Lourdes Galeana y otros cuadros destacados de la casa de estudios colimense.

La conversación con Lourdes Galeana, transcurre en su despacho enclavado cerca del edificio de Rectoría, en el campus central. La funcionaria tiene un gran proyecto de desarrollo en este rubro, con todo el apoyo  del rector José Eduardo Hernández Nava. Esta es la entrevista.

 LOS PRIMEROS PASOS

El Comentario (EC). ¿Cómo se generó su acercamiento con la Universidad de Colima y las tecnologías de información?

Lourdes Galeana de la O. (LGO). Mire, yo estudié Morfología Humana, en el Politécnico Nacional, y antes de venirme realicé especialidades en tejido Humano en especial me fui hacia el tejido nervioso, cuando me gradué había un anuncio –que inclusive estuvo desde el principio- en el que requerían de un Morfólogo en la Universidad de Colima, cuando yo ingresé lo vi y dije espero que cuando termine mis estudios esté ahí, y sí todavía estaba ahí el anuncio. Recuerdo que vine a la Universidad cuando estaba el doctor Ignacio Lepe Aguayo, como director de la Facultad de Medicina todavía, y le pedí esa oportunidad para ingresar, pero aún no terminaba mi especialidad y regresé, y ya estaba el Doctor Carlos Salazar Silva como director de la Facultad e ingresé; pero te enfrentas que en provincia tienes que hacer las  cosas artesanales y pensé que no lo iba a poder hacer, no cuentas con las herramientas pues en estas áreas yo trabajaba mucho con laminillas, con cadáveres que es muy difícil de conseguir y es un material perecedero; pero aquí dentro de la Universidad ya había un desarrollo tecnológico, empezaba la programación de discos, tenía jovencitos que hacían sus prácticas en el área de la salud, donde nos empezamos a conocer e iniciamos un proceso de digitalización de las laminillas, ahí fue mi primer encuentro con las tecnologías de la información, y vi esa capacidad tan enorme para replicar fenómenos, para representar el cuerpo humano en sus diversas dimensiones, estuve muchos años experimentando y surge la idea de desarrollar los discos, desarrollas las páginas Web, y para iniciar nuevos procesos, se puede decir que yo siempre tuve en mente que un alumno que cursaba mi materia debería de salir experto en mi área, y a medida que íbamos incorporando tecnología me daba cuenta que el proceso de aprendizaje del alumno era diferente, ya no era memorístico ni repetitivo era ganar más investigación y más creatividad por parte de ellos, y empezamos a incursionar; empecé a ver que es muy importante para ellos analizar y ellos creen en el conocimiento y prácticamente se fue dando otra forma de aprendizaje apoyado por las tecnologías, mi incursión por las tecnologías viene desde el proceso educativo, desde la parte de enseñanza desde comprender que sí las herramientas son un motor, un cambio para una innovación, pero que los motores se deben de dominar, tiene que estar un piloto que sabe a donde va.

EC. Quiere decir que de ahí fue su paso natural al Ceupromed –Centro de Producción de Medios Didácticos.

LGO. Es más, el Ceupromed no estaba creado, este centro se crea con esas iniciativas, realmente debería de existir en la Universidad toda esta experiencia que se generó en un aula de clases que sirvió de base  –la propuesta fue trasladar esta iniciativa, desarrollar este tipo de recursos educativos, estos modelos nuevos de aprendizaje, sistematizarlos al interior de la Universidad, pasar la buena práctica para eso se crea el Ceupromed-; y tantos años de trabajo en el centro empezó ese proyecto a ser autosustentable, empezó a generar sus propios recursos de tal manera que se pudo ya poner los centros en los Campus, generar  las videoconferencias, hacer prácticamente recursos de inversión. Pienso que la adversidad es creadora y podrás estar en cualquier provincia mexicana pero si se tiene creatividad, y puedes utilizar los medios con los que cuentas puedes hacer cosas muy buenas y estar totalmente actualizado.

EC. Entonces ¿usted tuvo que ver con el proyecto de laboratorio de realidad virtual de la UdeC?

LGO. Efectivamente, no puedo decir que participé en su diseño, pero lo más importante es que yo puedo decir que lo que yo he aportado es una iniciativa de cómo se aprende con estos medios, el desarrollar metodologías que les permita a los alumnos construir, eso si se requiere una enorme paciencia para desarrollar estos modelos porque el realizarlos tal  cual medidas, adecuados a los modelos que son los humanos no es tan sencillo, y hay muchos aprendizajes que todavía no se han potenciado al interior de la Universidad porque conformar estos grupos interdisciplinarios y trans-disciplinarios, el trabajar con  gente de diferentes edades de distintas idiosincrasias no es fácil.

EC. Debe ser maravilloso para un estudiante de medicina ver el cuerpo humano, ver ciertos procesos fisiológicos, anatómicos en tercera dimensión…  

LGO. Es otro mundo, yo soy una apasionada del cuerpo humano, lo disfruto, lo aprende uno a verlo de manera distinta, es muy complicado se tarda uno años, en su forma interna por la complejidad tal cual es.

 UNA UNIVERSIDAD DINÁMICA, QUE CAMBIA

EC. ¿Cuál es la indicación que el rector Eduardo Hernández Nava le ha dado a Usted para fortalecer esta coordinación?

LGO. La encomienda que el señor rector adjudicó a mi persona, es un reto, es algo apasionante, porque yo he estado incursionando mucho en las tecnologías a nivel nacional e internacional pero con una perspectiva, considero que el cuerpo tiene una evolución de miles de años y está formado por redes, porque usted no puede mover un solo dedo si los sistemas complejos no se hablan, no se relacionan su cerebro, los músculos, las glándulas, el metabolismo y esos llevan miles de años y no se han caído nunca, pues las universidades, la educación superior, todo es un sistema de redes y se deben de hablar, la base de esa comunicación, ahorita el avance  de la tecnología nos la dan las tecnologías de información y comunicación. Eso aplica para la gobernanza, para un gobierno de la república, para un gobierno municipal, o estatal, porque todos somos componentes de un gran sistema y lo que uno haga o ponga en política eso va a influir en la universidad, en los estudiantes, intendentes en todos los elementos que conforman la comunidad, pero si no hay una comunicación verdadera el de acá no se entiende y no se puede adaptar y no puede responder como uno mismo a políticas de gobierno, hasta cuestiones de catástrofe o ambientales no se puede, entonces todo tiene que estar relacionado. Las universidades han sido de los elementos de la sociedad que menos se han movido con la tecnología y no se han movido porque los entes que las conformamos, muchas veces vivimos en una etapa de confort, no respondemos de una manera muy rápida a como lo hacen los elementos externos; hablemos de negociación: empresa que no se mueve o moderniza, empresa que quiebra y la universidad es noble, noble en el sentido de que hace estudiantes, mi función es forjarlos pero no va más allá, entonces realmente lo que nosotros vivimos como profesores es replicar y replicar, pero ahora, la sociedad requiere de otras cosas, requiere de organizaciones que rápidamente cambien y hacer esos movimientos rápidos, significa que todo mundo esté activo, y lamentablemente, la cuestión en gestión, la cuestión docente, la cuestión de los programas no hemos querido moverlos, y pensamos que muchas veces las tecnologías son algo desconocido, retos y lo desconocido nos da miedo, y no explotamos esa parte esencial del ser humano que es el explorar, el incursionar eso nos tiene que mover, siempre hemos sido retadores, creo que eso es importante y mi lema es llevar a que esta universidad sea una universidad dinámica, activa, que cambia dentro de la sociedad del conocimiento, porque aporta gente resolutiva que como coordinación no me toca a mi sola, pero me toca darle las herramientas del manejo de la información y hacer de esta universidad, una universidad que aprende pero que para aprender necesita gastos, sistemas rápidos que le apoyen para cambiar inmediatamente y generar todas estas acciones.

ESCENARIOS PARA EL APRENDIZAJE

EC. Treinta años de incursionar o de perseverar la Universidad en las tecnologías de información, es una buena oportunidad para reflexionar y para ver la mirada al futuro, ¿Cuál sería esta mirada?

LGO. Mire, yo estoy haciendo este ejercicio,- porque considero que una universidad o cualquier persona, o ente que es activo, pujante y así son  las universidades-,  e invito a todos los que somos parte de esta universidad  a que reflexionemos como la queremos, de este colectivo debemos de tener un imaginario común, también el entorno podemos imaginar como va a cambiar, hay sentencias tan importantes que nos dicen que para el 2050 las universidades no van a ser así como las conocemos, y hay que analizar como están los parámetros; los estudiantes se aburren en nuestras aulas ya no quieren estar ahí o están ahí porque vienen a fuerzas, o porque creen que eso les va a formar capacidades para un mundo que es otro, yo veo esta universidad como un elemento generador de conocimiento que no tiene barreras físicas, que tendrá si ciertos muros, pero muros para la gestión en todas sus dimensiones, pero nuestros alumnos están ubicados en todos lados y que nuestra universidad está conformada ya por un complejo de escenarios convenidos en alianza con ella para desarrollar competencias, laboratorios yo le estoy llamando como escenarios competentes para el aprendizaje donde la universidad tiene un centro, un cerebro donde se lanzan a diferentes laboratorios, a diferentes estados donde el alumno se puede ubicar, y que además para desarrollar competencias puede desarrollarse por laboratorios o empresas naturales, y que a través de convenir con la universidad nuestro alumno puede dirigirse a ellos, hay una movilidad enorme de conocimientos, es una universidad muy fluida, el concepto inter-campus tiene que ligarse a un inter-campus digital completamente virtual, con  presencia ante los alumnos, yo veo a la Universidad de Colima no con una dirección física, sino como una dirección en todo el planeta tierra y donde tiene estudiantes y docentes en todos lados de diversos tipos de edades aportando cada uno lo mejor de su experiencia, entonces no la concibo así como la vemos ahorita, quizás seas una forma poco ortodoxa de visualizarla pero estamos en el derecho de hacerlo, en poder construir a una universidad sin límites.

APROVECHAR LAS FORTALEZAS DE LA CASA DE ESTUDIOS

EC. ¿Cuál sería su mensaje final a la sociedad colimense y a los lectores?

LGO. Mi mensaje es que aprovechemos las fortalezas que nos da por un lado la naturaleza, y que también el potencial de tener una universidad como la nuestra, lo digo por experiencia no nada más porque pertenezco a ella; los grandes monstruos de universidad que hay ahorita para mover a nivel nacional es enorme potencial, o energía que se tiene que invertir en estos entes burocráticos, nuestra universidad es pequeña, es una universidad joven muy joven y que además tiene una tradición por las tecnologías que no debemos olvidar, nuestros jóvenes tienen apetencia, les encanta  la tecnología, nosotros como profesores debemos responder a eso, y estar a la par de la medida de lo que es el perfil de la universidad, no podemos decir que le tenemos miedo a la tecnología, no podemos decir que no la queremos, la tecnología existe y va a existir, y los que estamos al interior debemos de responder a ese adjetivo calificativo que nos han dado; que somos –yo así la concibo- universidad con una trayectoria de tecnología, entonces debemos de estar a la par; otra nuestra sociedad colimense tiene valores y es algo que le falta a las tecnologías, entonces si combinamos valores, ética, gente joven que quiere trabajar y tecnología con motor, creo que ya estamos del otro lado.

Anuncios

Comentarios

Comentarios