‘La carrilla’, los albures, el pisto, la carretilla y el Día de la Santa Cruz

0

Edgardo Zamora|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- El estereotipo del albañil es que además de trabajadores son ‘carrilleros’, albureros y les gusta ‘pistear’.

Este día se celebra el Día de la Santa Cruz, donde ponen en las fachadas de todas las obras en construcción una cruz adornada con flores y papel de china.

Antonio Berto “El Mande” es desde 1981 trabajador de la construcción, y a sus 54 años de edad explica el motivo de la celebración de esta fecha:

“Lo simbolizamos porque tiene uno que poner la cruz por la obra, porque si no puede pasar alguna cosa si no se pone, eso es una superstición que hay en la Iglesia Católica, por eso se pone la cruz, porque si no la ponemos andamos medio nerviosos por si pasa algo”.

“El Mande” se encuentra en una mesa improvisada y en baldes como asientos junto con otros trabajadores: Alberto, quien es el maestro de la obra, Rogelio “Geyo”, Martín “El Pachis” y René “El Minimande”.

El arquitecto Romel de la Mora les llevó carnitas y refrescos para el almuerzo y compartir un momento en el Día de La Cruz.

Para los trabajadores de la construcción, la vida de albañil es como una montaña rusa, “sube y baja, pero es chida… lo mejor es cuando se llega el sábado”, dicen al momento que ríen.

“El Mande” es el mayor de todos, tiene más experiencia y el apodo se lo ganó porque comenzaron a mirar a una joven y a fin de despistar y evitar un piropo, se limitaron a decir “mande” a manera de llamar la atención.

Este personaje nació en una comunidad cerca del volcán y decidió viajar a Guadalajara, Jalisco, donde desde los 18 años comenzó a laborar en la albañilería, pero decidió volver a radicar en Colima hace algunos años.

Tiene ocho hijos (el menor de 12 años y el mayor de 27), en dos matrimonios. Son cuatro hombres y mujeres, ellos se dedicaron a la albañilería, “le siguieron a la profesión”.

“Este trabajo es para medio salir, medio comer, porque a veces hay chamba y a veces no”, expone.

EL 99% DE ALBAÑILES ‘PISTEA’, MENOS YO

El sueldo de un albañil oscila en los 2 mil 500 pesos semanales y “El Mande” considera que es limitado y se debe adaptar.

Tras cuestionarle sobre la visión de la población de que quienes se dedican a la albañilería se lo gastan en ingerir bebidas alcohólicas los fines de semana, todos carcajean y responde:

“Es verdad, ‘nomás’ el fin de semana, cuando se recibe el billete, pero el 99 por ciento se lo gasta en pisto, menos yo”.

ALBAÑILEANDO LA VIDA

Antonio Berto reflexiona sobre la vida de albañil y expone que es “difícil y no”.

Y es que tuvo una enfermedad que le duró dos años sin poderse mover y provocó quedarse sin nada.

“Es difícil, porque todo lo que hice de ahí a cinco años para atrás vendí todo lo que tenía, se me fueron como un millón de pesos entre medicinas, curaciones y comer; por ese lado, digo: estando bien no es difícil, pero lo malo es que le caiga a uno el chahuistle”.

LA CARRILLA DE LA CARRETILLA

El chiste de la carretilla, según “El Mande”, nació un 3 de mayo, Día de la Santa Cruz, en una borrachera que se acostumbra en estos días.

“Una vez un viejito albañil se quedó dormido en la silla, fue a orinar, pero se quedó dormido. Entonces otro albañil que también fue a orinar lo agarró y le dice “Vámonos, maestro”; momento después el viejito cuando reaccionó pregunta ‘¿Ora tú, a dónde me llevas?’, y su compañero le responde ‘No, no te llevo, ya te traigo’ y de ahí salió toda esa ‘carrilla’ de quien se duerme ‘pisteando’ se lo llevan en la carretilla”.

Anuncios