Jorge Luis Preciado Coordina Campaña de Precandidato a Gobernador en SLP

    0

    En el estado de Colima, lo desaforaron por calumniar y difamar a diputados del PRI, así como a un profesional de la medicina, en donde tiene cuentas pendientes con la justicia.
    También como diputado federal estuvo involucrado en el desvío de 55 millones de pesos de la SEDESOL, para apoyar la campaña presidencia de Felipe Calderón en el 2006, como lo narro José Reveles en su libro“Las Manos Sucias” en el año 2006.

    Militantes de Acción Nacional (que por obvias razones se omiten sus nombres) se mostraron extrañados que un foraneo estuviera de coordinador del la precampaña de Eugenio Govea Arcos.

    Recordaron que Jorge Luis Preciado Rodríguez, antes de ser panistas fue dirigente del Frente Juvenil Revolucionario del PRI en Colima, después se paso a las filas del PAN, en donde llego a dirigir el Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional de Colima, que coincidentemente en ese período Eugenio Govea Arcos era presidente del CDE del PAN en San Luis Potosí, y de ahí la amistad entre ambos.

    A continuación algunos incidentes del ex legislador colimense Jorge Luis Preciado Rodríguez.

    Conato de bronca entre diputados de Colima lleva a ganar al PRI

    El diputado priista Francisco Ánzar Herrera resultó lesionado en un ojo con un fragmento de vidrio, después que su similar panista Jorge Luis Preciado Rodríguez estrelló contra el piso del salón de sesiones una urna transparente, en que se depositaban los votos para la elección de nueva mesa directiva del Congreso local.

    Este incidente fue precedido de una acalorada discusión entre legisladores locales.
    A partir de esa decisión se inició un nuevo proceso de votación, pero al ser nombrados para pasar a depositar su voto, los integrantes de la fracción panista se abstuvieron de participar; sólo Jorge Luis Preciado Rodríguez se acercó a la urna y, en lugar de introducir su papeleta, exclamó:

    “¡Pongan a quien les dé su chingada gana!”, al tiempo que tomó el recipiente y lo arrojó al piso, donde se esparcieron múltiples fragmentos.

    Desde su curul, el priista Francisco Ánzar se cubrió el ojo izquierdo, quejándose de que había sido lastimado, mientras a su compañero David Rodríguez Brizuela otra astilla le impactó en la frente, sin mayores consecuencias.

    En el libro, “Las Manos Sucias” José Reveles su autor, narra lo que fue el desvío de 55 millones de pesos que SEDESOL asignó a seis mil familias, pero que diputados del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional recibieron 27.5 millones y medio de pesos para la campaña de Felipe Calderón.

    Los que recibieron recursos, entre otros, fueron Jorge Luis Preciado, de Colima, de José Isabel Trejo Reyes, de Zacatecas, de José Castelo Parada, de Sonora, de José González Morfín, que fue líder de la Cámara y ahora está en el Senado, Ursino Méndez, de Veracruz. También Javier Castelo está en el Senado. Pero detrás estaba toda la bancada.

    No es que ellos lo hicieron por su cuenta y atrás no estuviera Juan Molinar Horcasitas, o no estuviera enterado Diego Palmero, de Veracruz. Todos estaban en la jugada porque hasta el origen de estos recursos fue muy curioso: Josefina Vázquez Mota personalmente le autorizó en reunión con los diputados del PAN 15 millones de pesos para este programa de vivienda y, en el camino, con un solo telefonema, un diputado consiguió que Hacienda le diera otros 40 millones.

    Además, cuando el líder y representante de las familias que recibirían material para sus viviendas, Arnulfo Montes Cué, se negó a entregarlos, agentes judiciales de Morelos y Sonora lo secuestran. “Con este hecho queda clara la connivencia entre un gobernador panista, Sergio Estrada Cajigal, y un gobernador que dizque priista, propanista, que es Eduardo Bours”.

    Inmoral desvío de recursos

    Arnulfo Montes Cuen, dirigente de la Federación de Productores Agropecuarios, Forestales y Pesqueros, A.C. (FENPA), se negó a consumar el cochupo que, además de faltar a toda ética, era un delito por el cual tendría que pagar los platos rotos él mismo, -¿Cuál es el problema? Tú sabes cómo hacerlo y al cabo esos pinches inditos están tan jodidos que ni cuenta se van a dar.

    Con ésta y frases semejantes quiso convencerlo el diputado federal por Colima, Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien esa noche estaba acompañado en la “negociación” por el también legislador panista Urcino Méndez, veracruzano.Cuando la plática aún no llegaba a los gritos y manotazos, Preciado Rodríguez le entregó a Montes Cuen una ficha de depósito de BBVA Bancomer a su nombre (cuenta 0141205803) y otra de BBVA a nombre del Consejo Nacional Agropecuario y Forestal y su dirigente Dania Ivette Puga Corona (cuenta 4028042489) para que el hombre colocara en cada una de ellas la mitad de los 27.5 millones a desviar.

    Compartir