Inició Aquí la XI Reunión Internacional Volcán de Colima

    0

    Al inaugurar esta reunión bianual —que se organiza desde 1988—, el rector Miguel Ángel Aguayo López la definió como un “espacio de aprendizaje” para los estudiantes, los alumnos y las instituciones agrupadas bajo los sistemas de protección civil. Les dio la bienvenida a los asistentes y les deseó éxito, porque el beneficio de lo que se vea en estos cuatro días, dijo, será para todos nosotros en Colima y Jalisco.

    Dijo que, al estar cerca de un volcán activo, “los colimense debemos convivir de la mejor manera con él conociendo los riesgos a que nos enfrentamos”.

    La reunión, agregó el rector, servirá también para conocer “el estado del arte” en el tema de los volcanes, algo de gran ayuda para mitigar los riesgos volcánicos en Colima. Aprovechó la intervención para reconocer el trabajo de Jorge Piza Espinosa, impulsor y promotor de estas reuniones, y la colaboración constante de los sistemas de protección civil de Colima y Jalisco.

    El profesor-investigador Jesús Muñiz Murguía, coordinador del Comité Científico Asesor del Volcán de Colima, dijo que la reunión tiene como propósito “discutir los resultados más recientes de las investigaciones sobre el vulcanismo, tanto local como global; dar a conocer los avances del conocimiento en la materia y proponer nuevos métodos de monitoreo y alertamiento a la población para reducir el riesgo volcánico”.

    Al mencionar el gran número de autoridades civiles y militares presentes en esta reunión, Jesús Muñiz, quien también es coordinador de Investigación Científica en la Universidad, comentó que era “un reflejo de la oportuna y ejemplar vinculación entre autoridades y científicos”.

    En representación del gobernador del estado Silverio Cavazos Ceballos asistió Eduardo Gutiérrez Navarrete, secretario de Desarrollo Urbano.

    Gabriel Reyes Dávila, director del Observatorio Vulcanológico de la Universidad, fue quien dictó la conferencia inaugural “Monitoreo del Volcán de Colima durante su actividad de 1997 a 2008”. En ella ofreció un repaso de las actividades que realizan los investigadores del centro a su cargo, para monitorear el comportamiento del volcán.

    Reyes Dávila dijo que en los últimos diez años, la instrumentación o el equipo con que se monitorea el Volcán de Fuego ha mejorado mucho, y ahora se mide no sólo el parámetro de la sismicidad o el del registro visual mediante cámaras de video, sino otros más como la deformación del edificio volcánico, el análisis de gases como el bióxido de azufre, que se incrementan ante la cercanía de una erupción; el estudio de las corrientes de agua para prevenir deslaves, el análisis químico de los manantiales, y la medición de los sonidos que emite el volcán y de su temperatura, casi todo en tiempo real.

    Dijo que, en los últimos 500 años, nuestro volcán ha tenido más de 30 erupciones explosivas, que es el más activo de México, el segundo más activo en Norteamérica y el número 26 del mundo en cuanto a su actividad.

    Mauricio Bretón González, profesor-investigador de la UdeC, y quien dictó este mismo martes una conferencia sobre la actividad volcánica de 1998 a 2008, dijo que hemos avanzado mucho en el conocimiento del volcán, y que para seguir esa tendencia es necesario invertir en nuevos equipos, porque éstos se desgastan con el tiempo.

    Aunque los ciclos de los volcanes son, por mucho, mayores que una vida humana, y aunque aún no se conoce lo suficiente sobre ellos como para anticipar punto por punto su comportamiento futuro, aseguró que “vamos por buen camino en su conocimiento”.

    Jorge Piza, impulsor de esta reunión desde sus orígenes, comentó que por fortuna “no ha muerto, porque hubo momentos en que la falta de apoyo de las instituciones hizo que ésta tuviera pocos recursos para organizarla y para invitar conferencistas. Este año, agregó, se ha retomado la reunión con más bríos y creo que vamos bien”.

    Recordó que esta reunión, de ser la más importante en el país pasó a ser una de las más importantes del continente y del mundo, “por eso me da gusto ver que todavía hay mucha gente interesada en participar, muchos jóvenes con el interés de conocer el estado actual del volcán. Para nosotros, como sociedad, es útil seguir monitoreándolo porque sabemos que en los próximos años este volcán tendrá una erupción importante. Por eso debemos seguir vigilándolo”.

    Por su parte Melchor Urzúa Quiroz, responsable del sistema de Protección Civil en Colima, comentó en entrevista que este tipo de reuniones “no sólo son buenas, sino necesarias”. Para él, los conocimientos que se aprenden en ellas sirven para orientar las acciones de los distintos sistemas de protección. “Nos enriquecemos, agregó, con los avances en el conocimiento de otros volcanes en el mundo, similares al de Colima”. (4 de febrero de 2009)

    FUENTE: Dirección General de Información

    Anuncios
    Compartir