Hallan relación entre diabetes y primer bocado del bebé

0

El Universal

México.- Qué es el primer bocado de alimento sólido de un bebé y cuándo lo ingiere, parecen tener una relación con el desarrollo de diabetes tipo 1, según un estudio publicado en JAMA Pediatrics.

Al parecer hay una ventana segura entre los cuatro y los cinco meses de edad para introducir, en la dieta del bebé, alimentos sólidos, como trigo, arroz y frutas. Si el consumo de estos alimentos sólidos se realiza cuando aún el bebé continúa amamantándose, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 cae aún más.

La diabetes tipo 1 puede afectar a niños de cualquier edad. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo empieza a atacar células en el páncreas encargadas de producir la insulina, una hormona necesaria para regular los niveles de azúcar en la sangre.

Debido a la falta de esas células, la persona debe recibir la insulina en forma de inyecciones varias veces al día.

Hace 10 años, dos estudios hallaron una asociación entre la exposición temprana a alimentos sólidos y la aparición de los anticuerpos que atacan las células en el páncreas. Para ahondar más en la hipótesis, un equipo de investigadores, dirigidos por Anette-G. Ziegler, siguió a más de mil 800 bebés con alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 -alguno de sus padres padecía la enfermedad o eran portadores de una característica genética que los hacía más propensos a desarrollarla.

Los investigadores siguieron la salud de los niños hasta cumplir los siete años de edad; del grupo de más de mil 800 pequeños, 53 desarrollaron diabetes tipo 1.

Según el análisis, la exposición a alimentos sólidos antes de cumplir los cuatro meses de edad duplica el riesgo de desarrollar la enfermedad, y la introducción tardía de alimentos sólidos -después de los seis meses de edad- lo triplica.

El estudio también halló que la introducción temprana de frutas (antes de los cuatro meses de edad) y tardía de avena y arroz (después de los seis meses) podría aumentar el riesgo de desarrollo de la enfermedad.

Aunque todavía se deberá investigar más, el análisis sugiere que lo ideal es introducir comida sólida en la dieta del bebé después de los cuatro meses de edad y antes de los seis. Al parecer, el momento preciso de ese primer bocado es crucial para la salud del bebé.

 

Comentarios

Comentarios