Golpean policías estatales a periodista por estacionar su carro en lugar prohibido

0

* Tiene golpes en todo el cuerpo, le tumbaron los dientes y lo mantuvieron incomunicado *Demandará a la PGJE e interpondrá queja ante Derechos Humanos

Juan Carlos Flores|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- El periodista y abogado Efrén Reynaga Flores fue golpeado por agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) el pasado jueves 20 de junio después de una supuesta amenaza contra una mujer quien le recriminó que había estacionado su vehículo en lugar prohibido.

En rueda de prensa, Reynaga Flores narró que ese día se dirigió con su esposa a un velorio ubicado en la avenida San Fernando, pero antes llegó a cargar gasolina al establecimiento instalado en esa vialidad.

Al llegar a la gasolinera, varios camiones estaban cargando combustible y mejor decidió estacionar su vehículo en uno de los cajones que estaban libres ahí ubicados pero “me grita una señorita que no deje mi carro ahí porque estorba, le contesto que no me voy a tardar y que sólo voy a darle el pésame a los familiares del fallecido y entonces me amenaza con que va a hablar a tránsito y que se lo va a llevar una grúa”.

Aseveró que le contestó que no se preocupara por la grúa y se dirigió a la funeraria, y al salir del establecimiento vio cuatro patrullas y seis policías con sus armas y cortando cartucho  y la señorita que le gritó le habla a un policía y apunta con su dedo hacia él.

“Y precisamente sé cómo se las gastan, primero vas para arriba y te damos tu calentadita y luego ven si son inocentes, me dirijo nuevamente a la funeraria, veo que los policías comienzan a correr y me meto a la funeraria; la gente se asusta y los policías se meten, yo pensé ingenuamente que era un lugar público, están velando a una persona, que no se atreverían a ingresar y se metieron hasta el fondo y ya que me encontraron me llevaron a jalones”.

Alegó que una persona vestido de civil gritó: “Sáquenlo a la chingada, y después comenzó a golpearme a la cara”.

Luego, los agentes lo sometieron, lo esposaron y continuaron golpeándolo hasta subirlo a la patrulla y llevarlo hasta las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Ahí, lo mantuvieron incomunicado por más de un día, continuaron intimidándolo con gritos y actitudes prepotentes hasta que le fijaron una fianza por amenazas de 4 mil 500 pesos.

El resultado de los golpes que recibió fueron 15 piezas dentales perdidas, una mano lesionada por las esposas, contusiones en espalda, piernas y cabeza “Quisieron darme hasta en los testículos”, señaló.

Aclaró que interpondrá una demanda contra los responsables de la golpiza, contra el Secretario de Seguridad Pública (SSP), Raúl Pinedo Dávila, contra los dueños de la gasolinera, de la funeraria e interpondrá un recurso de queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Anuncios

Comentarios

Comentarios