Familias evacuadas en Chilpancingo podrán volver a sus casas en noviembre

0

CNNMéxico

Guerrero.- Cientos de familias de Chilpancingo, Guerrero, deberán abandonar sus casas durante la temporada de lluvias, por los riesgos que surgieron tras el paso del huracán Manuel y que podrían agravarse con las tormentas que se prevén para octubre.

Este domingo, el Centro Nacional de Desastres (Cenapred) ordenó más evacuaciones en seis colonias donde podrían ocurrir deslaves o colapsos de estructuras.

Los habitantes no podrán regresar sino hasta noviembre, una vez que se hayan hecho nuevas evaluaciones del terreno, informó el secretario de Seguridad Pública municipal, Roberto Antonio García Bello, quien recorrió las zonas junto con el subsecretario de Protección Civil, Constantino González Vargas.

El gobierno no especificó el número de familias evacuadas en total.

Las colonias incluyen Villas Parador, Vicente Guerrero y Río Azul, en la cual desalojaron a 289 familias la semana pasada, así como Indígena Emperador Cuauhtémoc, Villas del Magisterio y Rosario Ibarra. La mayoría están ubicadas en el este de la ciudad.

En Parador se identificaron “zonas críticas” en la parte alta del fraccionamiento, pues hay zonas de acumulación de agua y desprendimientos de bloques; en Río Azul, hay una torre de alta tensión que podría caer; en Vicente Guerrero, el muro de contención detrás de las viviendas se desestabilizó; en Rosario Ibarra hay agrietamientos, y en Magisterio hay problemas de inundación. En el caso de Indígena Emperador no se detectaron daños considerables, pero la empresa constructora de las casas deberá evaluar la estabilidad del terreno.

Una de las posibilidades para estas familias es permanecer en refugios temporales.

Este domingo, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió de una baja presión con potencial de convertirse en ciclón frente a las costas de Guerrero. El fenómeno ocasionará lluvias “en el sur y el sureste de México”, indicó el SMN.

Guerrero fue uno de los estados más afectados por el huaracán Manuel, que pasó por la costa del Pacífico mientras los estados cercanos al Golfo de México eran afectados por el huracán Ingrid. Desde 1958, el país no registraba un fenómeno de este tipo en cada costa al mismo tiempo.

Según la última cifra de la Secretaría de Gobernación federal, presentada la pasada, al menos 146 personas murieron por los daños de estas tormentas.

Anuncios