Explica experta del ColMex relación entre China y Corea del Norte

0

*Marisela Conelly dictó conferencia en la VII Jornada Académica sobre Corea.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   Marisela Conelly, profesora de El Colegio de México, compartió parte de su trabajo de investigación sobre la política de China hacia Corea del Norte bajo Xi Jinping, esto como parte de las VII Jornada Académica sobre Corea que organizó el Centro Universitario de Estudios e Investigaciones sobre la Cuenca del Pacífico de la Universidad de Colima en día pasados.

La sinóloga mexicana dijo que, para entender cómo ha reaccionado el gobierno chino ante las diferentes conductas del gobierno de King Jong-un desde que tomó posesión en 2011, es necesario deducir cómo funciona la política exterior de China y cuáles son las prioridades del liderazgo chino en esta materia.

Al ascender al poder Xi Jinping en 2012 por parte del Partido Comunista Chino como secretario general, y en 2013 como presidente de la República Popular de China, desde un principio mostró la necesidad de llevar a cabo una política exterior proactiva que mostrara lo que es China al mundo, cómo ha avanzado económicamente y cuáles son sus intereses a nivel regional e internacional.

En su discurso, ha mostrado la diplomacia de gran potencia con características chinas, la relación con grandes potencias como Estados Unidos de América e hizo hincapié en que ambas naciones tienen que respetar sus intereses centrales, como la integridad territorial, la soberanía y la relación que China mantiene con países vecinos.

Desde un principio, continuó, Xi Jinping organizó conferencias con los miembros del Partido para discutir qué políticas seguiría respecto al noreste de Asia y cómo sería posible defender los intereses chinos.

En ese momento, echó a andar la iniciativa del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima, que se conoce como la Franja y la Roca, y tiene gran connotación a nivel económico y político, lo que hace que las compañías chinas estén penetrando Asia Central, Medio Oriente, Europa y en muchos de los países que participan.

La política exterior china también enfatiza las relaciones con países emergentes y en vías de desarrollo, pues son importantes porque la relación económica con ellos conlleva la obtención de materias primas, esto es, de recursos naturales.

La experta aseguró que China se basa en lo que se conoce como los cinco principios de la conferencia de Bandung, Indonesia, en 1955, y que todavía siguen vigentes, como el respeto mutuo a la soberanía, la integridad territorial, no agresión, no interferencia, igualdad y beneficio mutuo y la coexistencia pacífica.

A mediados de los noventa, prosiguió, China empieza a hablar de un concepto de seguridad que se ha ido afinando a través de los años, pensado en la necesidad de que exista un nuevo acuerdo de seguridad internacional que incluya los cinco principios de coexistencia pacífica, pero también la cooperación económica y medidas que generen confianza entre los Estados para fortalecer las relaciones con otros países y organizaciones.

Ante la inminencia de China como gran potencia, comentó, con toda su connotación económica a nivel internacional, este país ha mostrado que no será una potencia agresiva, como otras que han predominado en algunos periodos, y que su política será la de ganar-ganar.

En este contexto, dijo que se debe analizar la política de Xi Jinping hacia Corea del Norte, y destacó que para los líderes chinos es importante la estabilidad, que es un concepto que se escucha constantemente y les ha permitido proseguir sus políticas a nivel de economía, sobre todo en el contexto de la península coreana.

Dijo que el Partido Comunista Chino está consciente de que la estabilidad a nivel regional e internacional, le ayudará a seguir con sus estrategias políticas para convertirse en una gran potencia. Así pues, China ha visto los retos de la península del Sur y su frontera con Corea del Norte como en materia de refugiados, disputas ideológicas entre ambas Coreas, y sobre todo la cuestión nuclear, la cual amenaza la seguridad nacional de China.

En la ideología de Xi Jinping y del resto de los líderes chinos, dijo, existe la idea de que deben ser vistos con deferencia porque han sido la guía en cuanto a la relación con los países que componen el Este y Sudeste de Asia. Históricamente, se ha visto que la península coreana estaba subordinada al imperio chino y la ideología comunista china quiere que se reconozca lo que hizo el partido durante el periodo revolucionario, que llegó a la victoria en 1949: “Esas son las vías por las que China siente que el gobierno coreano que lidera King Jong-un debe guardar una deferencia como si de un hermano mayor se tratara”, añadió.

Dijo también que lo que quiere hacer en este periodo Xi Jinping, es que “retomen al partido comunista de Corea del Norte como íntimamente ligado a las decisiones que se tomen a nivel de gobierno y no a partir de una dinastía. La tensión entre los gobiernos de Xi Jinping y King Jong-un se da a partir del programa nuclear norcoreano y China considera como una insubordinación la conducta de no informarle de sus fines, por lo que se muestra drástica y dura con Corea del Norte”.

En ese sentido, agregó, “China empieza a aceptar las sanciones que se le imponen al gobierno norcoreano en el Consejo de Seguridad de la ONU, y suspende actividades comerciales. En el frente diplomático, busca acercarse a los gobiernos de Estado Unidos y Corea del Sur, así como reducir su contacto con Corea del Norte”.

“Luego de un periodo de endurecimiento de sus relaciones, restringiendo cada vez más el comercio bilateral de 2014 a 2017, y ante el evidente conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte, a inicios de 2018 se empieza a dar la comunicación entre China, Corea del Norte y los Estados Unidos, evolucionando a mejor relación entre los países asiáticos a partir de la cual ambos líderes se pronuncian por medidas para preservar la paz y estabilidad en la península coreana”, comentó.

Expuso que este proceso “se ha dado de forma paulatina a partir de la presión que Xi Jinping ejerció sobre Norcorea para hacerle ver la necesidad del apoyo de China, como lo había sido históricamente, como un hermano mayor, y es hasta junio de 2019 que se dan las condiciones para Xi Jinping realice una visita de Estado a Corea del Norte”.

Por último, dijo que a través de las estrategias establecidas por el gobierno chino se consolidan sus relaciones con Corea del Norte, así como la continuación de la larga relación entre los dos pueblos.

Anuncios