Exige Gonzalo Sánchez Mayor Vigilancia en Centros Botaneros

    0

    Recordó que hace aproximadamente un año se aprobó por unanimidad un punto de acuerdo que presentará en tribuna, en el que se le pide con todo respeto a los presidente municipales de la entidad que aplique el reglamento, “porque estamos viendo lo que sucedió ahorita en Coquimatlán, donde unos chamacos menores de edad asesinaron a una persona, aunque fue afuera del botanero, de todos modos se tiene que castigar clausurando el negocio, porque no está permitido, el que los hayan dejado entrar y mucho menos venderles bebidas alcohólicas”.

    Sánchez Prado, destacó que en ese exhorto a las autoridades municipales se especifica regular el giro de algunos negocios, ya que señaló que en los botaderos de Manzanillo, están entre comillas que son familiares cien por ciento, pero no son apropiados para los niños, aunque sus papás los acompañan éstos ven algunos shows que no son aptos para ellos.

    Fue así que hizo referencia a un caso en el que una mujer –muy famosa en el puerto-, hace shows con campanitas en la parte de arriba (los senos), y eso se ve mal, sobre todo “que mensaje estamos poniendo, además de cuestionar porqué se les permite que entren niños a bolear zapatos al local, o niñas vendiendo flores y es donde se da la prostitución infantil”.

    Por lo antes expuesto, consideró la necesidad de cuidar mucho estos detalles y pedirles nuevamente que apliquen su reglamento y que pongan mucha atención, contando con una mejor vigilancia para que no se permita la entrada de menores de edad y mucho menos permitirles el consumo de alcohol.

    En alusión al caso del presidente municipal de Comala, Óscar Valencia Montes, quien declaró que en Comala sí se permitía el consumo de bebidas embriagantes, siempre y cuando el menor de 18 años estuviera acompañado de sus papás, por el contrario, se mostró en contra de esta disposición, porque no se debe permitir, “hay que cuidar a nuestra juventud, nuestra niñez y estamos en un pleito tremendo sobre la explotación sexual comercial infantil”.

    Agregó que hay botaneros que no están a la vista, vemos inclusive niñas menores de 18 años trabajando, por lo tanto, demandó una mejor vigilancia para evitar se sigan dando este tipo de anomalías y sobre todo de vigilar y reportar cualquier caso que se perciba.

    Concluyó diciendo que lo sucedido en Coquimatlán, es una alerta para todos los municipios, pues deben poner atención, y sobre todo vigilar esos centros que son por ciento familiar entre comillas.

    Comentarios

    Comentarios