En el 2009, Carlos o Virgilio?

    0

    Los dos son hijos de familias muy conocidas y honorables. Los dos lograron salir adelante en sus estudios y escalaron con trabajo y tesón grandes brechas para llegar a donde están. Uno es presidente municipal de Manzanillo y el otro Secretario de Educación, del Gobierno del Estado.

    Virgilio llegó a Manzanillo a colaborar en la administración del ahora senador Rogelio Rueda Sánchez, de quien fue su secretario particular. También trabajó muy de cerca con el diputado federal Nabor Ochoa López, quien fue el impulsor y el “padrino político” para lograr después la candidatura de Acción Nacional y luego la presidencia municipal porteña.

    En los últimos 10 años, Manzanillo ha estado gobernado 7 años por el Partido Acción Nacional: Martha Sosa Govea (1998-200), Nabor Ochoa López (2003-2006) y Virgilio Mendoza Amescua (2006, 2007), por lo que el blanquiazul considera al municipio como granero de votos que ha hecho triunfar a senadores y diputados federales. Las dos últimas elecciones federales el PAN ha ganado las cuatro senadurías (Víctor Torres, Salvador Becerra, Martha Sosa, Jesús Dueñas), por ello, no es descabellado que la dirigencia panista se vaya con la idea de fortalecer la figura de Virgilio para llevarlo como candidato en el 2009.

    Hay otras razones políticas. Martha Sosa, Jesús Dueñas, Toño Morales, Nabor Ochoa, que son los otros que aspiran a ese cargo no dejarían que el comité estatal les imponga candidatos a las presidencias municipales, sino que ellos mismos ya tienen contemplada sus planillas en caso de llegar. Por lo anterior, la visita que hicieron el fin de semana pasado varios panistas, entre ellos los coordinadores en el Congreso del Estado, tiene una clara intensión de que el proyecto “Virgilio 2009” ya está en marcha.

    Por el otro lado de la moneda, Silverio Cavazos y el PRI ven en Carlos Cruz Mendoza la salvación y la conservación del gobierno porque es de Armería, muy cerca de Tecomán, que es el municipio que hace fuerte a este instituto político, el que más voto les lleva a las urnas y definitivamente, el que da el triunfo en las elecciones. Eso no se puede desmentir.

    Pensar en Juan Carlos Pinto es descabellado. Este alcalde no gana, va en el último lugar en las encuestas, no pinta, no tiene la talla. En cambio, Carlos Cruz tiene un cargo que le facilita el movimiento por toda la entidad, el contacto con los electores a través de las escuelas, de los padres de familia, de los maestros, de los alumnos. Está donde le conviene, pues.

    Además, el gobernador lo lleva y lo envía de representante en la mayoría de los eventos importantes y donde hay gente. Eso es muy bueno y lo coloca como serio aspirante a la candidatura priísta.

    Pero que tienen otros aspirantes que no tenga el secretario de educación?. Para empezar, todos sabemos en Colima que Mario Anguiano no es del agrado del gobernador, que será quien ponga a su sucesor. Son agua y aceite, aunque militen en el mismo partido, pero además, desgraciadamente para el ejecutivo es Mario Anguiano el que encabeza las preferencias electorales en todo el estado, con cerca de 15 puntos porcentuales del resto de los que aspiran.

    Es una gran verdad que lo lamentará el PRI, porque si hoy fueran las elecciones, Mario Anguiano sería el triunfador por 8 puntos porcentuales seguido de uno o una del PAN, según la última encuesta hecha llegar a este medio de comunicación.

    Sin embargo, solo un milagro haría que Mario lograra la candidatura de su partido, mismo que –según afirman políticos de alto renombre- le dará la espalda a la hora de las designaciones, o tal vez le ofrecerán una diputación federal con el fin de que no los abandone, que al final, será lo que suceda. “Mario se irá del PRI”, dicen y lo apuestan.

    El PRI tiene otro aspirante fuerte políticamente y es Arnoldo Ochoa González. Fue gobernador interino, presidente del partido, es un político que se las sabe de todas todas y que si el PRI se uniera, lograría retener el gobierno para el PRI. Pero hay un pero, no es del círculo de los “amigos” cercanos del gobernador Silverio, que será el que designe.

    Por lo anterior, sigan los pasos del profesor Carlos Cruz Mendoza, quien avanza con paso firme a la candidatura, al igual que el panista Virgilio Mendoza. Y que no se les olvide, ambos son de Armería.

    Anuncios
    Compartir