En Colima Votan 6 de Cada Diez

    0

    Los estados con mayor votación fueron Tabasco (68.22%), Distrito Federal (68.05%), Yucatán (66.95%), Campeche (64.67%) y Querétaro (63.92%).

    Siguieron Colima (62.91%), Estado de México (62.27%), Jalisco (61.77%), Veracruz (60.35%), Morelos (60.27%), Nuevo León (60.02%), San Luis Potosí (59.78%), Aguascalientes (58.82%), Hidalgo (58.31%), Tlaxcala (58.22%), Oaxaca (58.08%), Puebla (57.74%), Guanajuato (57.26%), Quintana Roo (57.07%), Sinaloa (56.62%), Sonora (55.97%).

    Aparece Tamaulipas (55.09%), luego Baja California Sur (54.81%), Coahuila (54.45%), Durango (54.37%), Nayarit (54.28%), Zacatecas (52.82%), Michoacán (50.64%), Chiapas (49.06%), Chihuahua (48.76%), Baja California (46.97%) y Guerrero (46.47%).

    De acuerdo a un análisis de los comicios efectuados entre 1991 y 2006, el abstencionismo en los procesos federales y locales ha aumentado en Tamaulipas.

    Y es que mientras en la jornada de 1991 se abstenía de votar únicamente el 33.36% de la lista nominal, en la del 2006 el índice se incrementó a un 44.91%.

    La elección con mayor participación durante este tiempo fue la presidencial de 1994, cuando cumplió con su obligación ciudadana el 78.27% de los electores.

    La más pobre fue la intermedia del 2003 para elegir diputados federales, donde sólo votó el 40.6%.

    En relación al género, son las mujeres las que mayor entusiasmo de participar muestran, y los jóvenes los que más se abstienen, de hecho está comprobado que estos últimos acuden copiosamente cuando van a sufragar por primera vez en su vida, quizá por curiosidad, pero luego se alejan. En cambio, la población de 60 años en adelante es la que más muestra responsabilidad de ejercer su derecho.

    El Instituto Federal Electoral ha reconocido que la sociedad mexicana se siente cada vez menos representada, apreciándose un decremento en la proporción de personas que creen incidir en las decisiones de gobierno.

    La Cámara Baja se integra por 500 diputados, 300 electos por mayoría relativa en los 300 distritos electorales del país (uninominales) y 200 electos por el sistema de representación proporcional (plurinominales).

    La jornada electoral del domingo cinco de julio, determinará el tema de gobernabilidad, y el rumbo nacional, además de que será parte representativa de los niveles de gobernabilidad de los que se dispone en un contexto nacional agravado por la violencia y la incertidumbre económica.

    Sin embargo, el abstencionismo se perfila nuevamente como el gran ganador y su fantasma inquieta al árbitro electoral desde estos momentos.

    Compartir