Emociones sólo causan hipertensión transitoria

0

* La hipertensión arterial esencial depende de factores hereditarios y de personalidad

Redacción|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- Las emociones sólo provocan el aumento de la presión arterial y desencadenan una hipertensión reactiva, transitoria, por lo que la alteración de la salud mental no tiene que ver con la hipertensión arterial esencial, misma que depende principalmente de factores hereditarios y de personalidad, precisó el secretario técnico del Consejo Estatal de Salud Mental, Moisés Rozanes Tassler.

Agregó sobre el tema que hay un grupo de personas que son hipertensos reactivos, ya que sólo les sube la presión arterial en momentos emocionales, pero una vez que éstos pasan, se normalizan.

Asimismo, abundó que hay pacientes diagnosticados con hipertensión, quienes por sus características de personalidad elevan su presión arterial en ocasiones a cifras peligrosas, pero una vez que pasa esta circunstancia emocional, tienden a normalizarse.

En este sentido, señaló que una emoción aumenta la frecuencia cardíaca, el pulso y la resistencia arterial, pero no causa la hipertensión arterial esencial, misma que no depende de los cambios emocionales de las personas, sino de factores hereditarios, placas de endurecimiento de bacterias y la degeneración de los tejidos.

Por ello, recalcó que se debe tener cuidado en los diagnósticos de hipertensión porque en ocasiones hay personas que son hipertensos transitorios, pero no hipertensos esenciales. Una persona diagnosticada de hipertensión, abundó, nunca va a dejar de ser hipertenso; en cambio, una persona que tiene hipertensión reactiva, se corrige con ayuda psicológica y apoyo de familiares y amigos.

De la misma manera, puntualizó que el estrés es un momento en que el organismo reacciona a una tensión emocional, es la forma en que cada persona responde ante una situación determinada y puede causar algunas alteraciones en la salud. El problema –dijo- es el estrés crónico, porque es una forma de reaccionar ante todo.

Concluyó que las reacciones emocionales son registradas en el sistema nervioso, y al hacerlo, produce una respuesta, misma que dependiendo de factores hereditarios, aprendidos o circunstanciales, va a reflejarse en los diferentes aparatos y sistemas del organismo.

 

Comentarios

Comentarios