Eliminatoria rumbo a Brasil 2014, un calvario mexicano

0

*El Tricolor ha vivido una de las clasificaciones mundialistas más difíciles y su boleto está en el aire.

RÉCORD

Cd. de México.- No se podría decir con seguridad en que momento el rumbo del Tricolor se perdió y lo que parecía ser un proceso mundialista con tintes de perfección, terminó por convertirse en el lapso más complicado que se recuerde desde Estados Unidos 1994, la justa mundialista en la queMéxico inició su seguidilla de participaciones sin intervención alguna.

José Manuel de la Torre fue el encargado para llevar el proceso rumbo a Brasil 2014 que inició con un triunfo de 3-1 ante Guyana, el 8 de junio de 2012.

El saldo de la ronda previa al Hexagonal Final resultó perfecta para México: seis partidos jugados, seis ganados, con 15 goles anotados y únicamente dos recibidos; todo era perfecto y el Chepo vivía un momento espectacular.

Entonces llegó el paso al Hexagonal Final. Con las credenciales mostradas en la primera etapa de la eliminatoria, el Tricolor parecía llegar como favorito para avanzar a la Copa del Mundo, y de paso preparar su intervención en la Copa Confederaciones de Brasil.

El debut del Tri en el Hexagonal Final fue como una sacudida a la tranquilidad que imperaba en el proceso del Chepo. Empate sin goles ante Jamaica, en un duelo donde Jesús Corona fue la figura, con un par de atajadas de altísimo nivel.

Poco más de un mes después, con las prisas de mejorar por el penoso empate en casa, el Tri buscó un triunfo que lo reanimara en Honduras, y con un marcador favorable de 2-0 parecía conseguirlo; sin embargo, una furiosa reacción de los catrachos privó a los aztecas de sumar tres unidades, y se llevó un amargo punto.

Pero el empate cosechado de visita, mostrando un buen futbol por algunos momentos llevó a México a incrementar sus ánimos. El rival en turno era Estados Unidos, nada mejor para salir del tambaleante inicio.

La falta de gol se hizo presente nuevamente en el cuadro mexicano, y el combinado nacional sumó su tercer empate en el Hexagonal, el segundo en el Azteca, y sin goles todavía como local.

Llegó el mes de junio, y por los compromisos en la Copa Confederaciones, el Tri tuvo que jugar 3 partidos en 8 días, mismos en donde tenía la oportunidad de reivindicarse, y darle un poco de oxígeno a José Manuel de la Torre. No fue así. México venció a Jamaica a duras penas en Kingston, para luego empatar con Panamá de visita.

El momento esperado para el cuadro azteca llegó nuevamente en el Coloso de Santa Úrsula, cuando recibió a Costa Rica. Era la oportunidad ideal para sumar el primer triunfo, anotar en casa, y salir de la crisis. Nuevamente el equipo del Chepo no respondió, el gol no llegó y México fue despedido entre abucheos.

La Copa Confederaciones no dejó un buen sabor y México regresó con el ánimo por los suelos. LlegóHonduras, y tras sólo seis minutos de juego, el Tri rompió su racha sin goles en el Azteca. Oribe Peralta adelantó al cuadro mexicano, Chepo respiró, pero los catrachos remontaron y acabaron con el orgullo mexicano;  el proceso de De la Torre concluyó el 6 de septiembre, y el Mundial se veía lejos.

Luis Fernando Tena, auxiliar en la era del Chepo tomó el cargo para el duelo ante Estados Unidos, y la esperanza de revertir los malos resultados tomaba un segundo aire. No duró mucho, pues México cayó 0-2 en Columbus, y el Flaco dejó el cargo.

Era tiempo de una renovación. El boleto directo al Mundial ya no dependía del cuadro mexicano, y e necesitaba alguien con cartel para hacerse cargo de la misión de llevar a México a Brasil. EntoncesVucetich asumió el puesto, y prometió esfuerzo para conseguir el pase.

En su primera presentación, el Tricolor recibió a Panamá, rival directo en la lucha por el tercer y cuarto lugar del Hexagonal. En un juego complicado, México pegó primero, pero a pocos minutos del final, los canaleros empataron. Todo parecía perdido, Brasil se veía más lejos que nunca, y la racha sin interrupción de ir a citas mundialistas parecía ver su fin.

Apareció entonces Raúl Jiménez  y con un gol memorable de chilena dio oxígeno puro a México. Y aunque la situación es delicada, el Tri depende de si mismo para estar en Brasil 2014.

Costa Rica será su último rival; un triunfo manda a México la repesca, e incluso le daría el pase directo si Honduras pierde; un empate lo pone directamente en el repechaje mundialista ante Nueva Zelanda; pero en el peor de los casos, una derrota en combinación a un triunfo panameño lo dejaría fuera de la Copa del Mundo.

La eliminatoria más complicada, en uno de los peores años del Tri esperará a esta noche para ver si el sueño mundialista se cumple, la agonía se prolonga o termina por extinguirse.

 

Los resultados de México en el Hexagonal Final:

06-02-2013México 0-0 Jamaica
22-03-2013Honduras 2-2 México
26-03-2013México 0-0 Estados Unidos
04-06-2013Jamaica 0-1 México
07-06-2013Panamá 0-0 México
11-06-2013México 0-0 Costa Rica
06-06-2013México 1-2 Honduras
10-06-2013Estados Unidos 2-0 México
11-10-2013México 2-1 Panamá

 

Anuncios