El consumo de drogas puede causar alteraciones mentales y afectaciones cardíacas: SSyBS

0

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  En el marco del Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la Secretaría de Salud y Bienestar Social señala que la población puede prevenir graves problemas en su salud e incluso, la muerte, si evita el consumo y abuso de drogas ilícitas y lícitas, particularmente las que más se consumen en el país y en el estado.

Por los efectos que tienen en el sistema nervioso central, drogas como la marihuana, las anfetaminas y la cocaína, pueden causar desde diversas alteraciones mentales y afectaciones cardíacas hasta la muerte de los consumidores.

La dependencia señala que la marihuana es un depresor, cuyos efectos van al sistema nervioso central, se puede sufrir problemas mentales –incluyendo el riego de esquizofrenia- y, en el cerebro, alteran su vida social y personal, así como bronquitis aguda y crónica, cáncer broncogénico y arritmias cardíacas.

Asimismo, consumir anfetaminas o estimulantes tipo anfetamínicos que están catalogados como estimulantes mayores con base en su efecto en el sistema nervioso central, causa problemas cardiovasculares, desnutrición, pérdida de peso, aumento de conductas de riesgo y relaciones sexuales sin protección, además de hemorragia cerebral y la muerte.

Y por consumir la cocaína, también catalogada como estimulante, se pueden presentar hipertensión, infarto al miocardio, hemorragia trombosis e hipersensibilidad pulmonar, abortos espontáneos, muerte fetal e infartos placentarios, así como insuficiencia renal, gangrena intestinal, rinitis crónica, episodios paranoides, conductas violentas, cuadros psicóticos y alucinaciones. Y si esta droga es inyectada, puede causar hepatitis B e infección por VIH.

La Secretaría de Salud insiste en que toda sustancia natural o sintética, que es introducida en el organismo actúa sobre el sistema nervioso central y puede modificar una o varias de sus funciones físicas o psíquicas, como la percepción, estado de ánimo, cognición, conducta o  funciones motoras, según lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lo anterior, incluye a las sustancias de uso médico, de uso industrial (como los inhalables), los derivados de elementos de origen natural (como la mariguana) y las de diseño (como las metanfetaminas), así como el tabaco y el alcohol.

Anuncios
Compartir