El café puede ayudar a reducir pensamientos suicidas

0

EL INFORMADOR

México.- Como pocas bebidas en el mundo, el café -desde su invención- ha sido objeto de polémicas y de amplias legiones de aficionados y detractores. Mientras que, por un lado, su consumo es calificado como adictivo y perjudicial debido a la dependencia que puede llegar a ocasionar, son bastantes también los que lo defienden, ya sea por su cualidad de “lubricante social” o por sus efectos asociados con la productividad.

Sin embargo, más allá de una mera cuestión de gustos personales, un estudio de la Universidad de Harvard dio a conocer recientemente que beber de dos a cuatro tazas de café al día puede reducir la mitad del riesgo de suicidio en hombres y en mujeres.

De acuerdo con la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH), la cafeína, además de estimular el sistema nervioso central, incrementa la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina, las cuales son conocidas por sus cualidades antidepesivas.

Lo anterior explica en cierta manera por qué entre los bebedores de café se registra un menor riesgo de depresión comparado con el que tienen aquellos que no lo consumen, publicó Harvard Gazette.

El equipo encabezado el investigador Michael Lucas explica que a diferencia de estudios anteriores, en esta ocasión se pudo evaluar la asociación del consumo de bebidas con cafeína y sin cafeína.

El investigador del Departamento de Nutrición, señaló que se revisaron datos de tres grandes estudios realizados en territorio estadounidense y encontraron que el riesgo de suicidio en los adultos que bebían de dos a tres tazas de café con cafeína por día fue de aproximadamente la mitad de aquellos que bebían café descafeinado.

Para el trabajo, los investigadores examinaron los datos de 43 mil 599 hombres inscritos en el Estudio de Seguimiento de Salud de Profesionales (HPFS, por sus siglas en inglés) entre 1988 y 2008.

De igual manera se incluyeron los datos de 73 mil 820 mujeres del Estudio de Salud de Enfermeras (NHS) entre 1992 y 2008, así como el de 91 mil cinco mujeres inscritas en el Estudio de Salud de Enfermeras II (NHSII) entre 1993-2007.

En los tres casos el consumo de cafeína en sus bebidas fue evaluado cada cuatro años por medio de cuestionarios, encontrándose que en todos los sujetos el café era la principal fuente de esta sustancia.

Entre los participantes de los tres estudios, se registraron 277 muertes por suicidio.

Sin embargo, a pesar de los hallazgos, los autores no recomiendan que los adultos con indicios de depresión aumenten el consumo de cafeína, ya que la mayoría de las personas ajusta su consumo de este alcaloide a un nivel óptimo para ellos y un incremento solo provocaría efectos secundarios no deseados.

De igual manera, consumir más de la cantidad indicada por los expertos no asegura que las probabilidades de depresión se reduzcan incluso en sujetos que no presenten estos síntomas.

“En general, nuestros resultados sugieren que hay poco beneficio adicional para el consumo por encima de dos a tres tazas al día o 400 mg. de cafeína diarias”, concluyeron los investigadores.

Anuncios