Educación, antídoto contra la ignorancia, los mitos y prejuicios: Rector

0

COLIMANOTICIAS

Manzanillo, Col.- Obtener un certificado, además de ser un mérito personal del estudiante, “es resultado de un esfuerzo conjunto en el que participan autoridades universitarias, académicos, personal administrativo y padres de familia, que confían en la excelencia de nuestra casa de estudios para la formación de sus hijos”.

Así lo dijo el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, al dar inicio con las ceremonias de entrega de certificados en el Bachillerato 8 ubicado en San Pedrito, Manzanillo, donde egresaron 280 alumnos como técnicos en dibujo, programación, contabilidad y del bachillerato general.

Esa misma mañana, Hernández Nava también entregó certificados de estudio a más de 170 jóvenes de los bachilleratos 23 y 27, y de la Escuela Técnica de Enfermería (ETE), todos ellos de la misma ciudad y puerto de Manzanillo.

En su mensaje a los recién egresados, el dirigente universitario dijo que en el documento entregado “no sólo llevan conocimientos, sino también habilidades y valores, los cuales deberán ser el estandarte que los distinga como universitarios”.

Comentó que, en congruencia con las políticas educativas del país, la U de Colima busca cumplir los compromisos asumidos desde el inicio de sus gestión: el de lograr la universalización de la educación media superior para garantizar la educación de todos los colimenses.

Anunció también que en breve estarán iniciando la construcción de un nuevo bachillerato en el municipio de Cuauhtémoc y que adecuarán seis más para incorporarlos al Sistema Nacional de Bachilleratos de la SEP.

El fin de apoyar la educación, añadió, es porque ésta “es el único antídoto contra la ignorancia, los mitos y los prejuicios” y porque “un pueblo educado es más próspero y libre, ya que la educación es un instrumento importante en la liberación del ser humano”.

En todos los planteles donde entregó certificados, el rector destacó los logros deportivos, académicos y culturales de los jóvenes que recién egresan.

En su intervención, María Luisa Ruiz Cortés, directora del Bachillerato 8 y Celso Armando Juárez, director del Bachillerato 27 (este último en representación de los directores del Bachillerato 23 y la ETE), dijeron a los jóvenes egresados que actuar con responsabilidad social es la mejor forma de agradecer a la universidad que contribuyó con su formación.

Ruiz Cortés comentó que los maestros ya cumplieron su parte, y que a partir de ese día dependía de los propios jóvenes “asumir el control de sus vidas”.

En nombre de los graduados, Alejandra Castañeda Cayeros por el Bachillerato 8 y Daniel Ochoa por los bachilleratos 23, 27 y la Escuela Técnica de Enfermería, dijeron ser un grupo privilegiado por haber llegado a ese momento, y agradecieron la participación de quienes contribuyeron a que pudieran culminar esta etapa de su formación profesional: maestros, amigos, compañeros, funcionarios y, sobre todo, sus papás.

“Sea cual sea el camino que cada uno tome –añadió Alejandra Castañeda–, sabemos que no será fácil, pero estamos preparados para lo que venga”.

El rector destacó, en especial, los 35 años que lleva la Escuela Técnica de Enfermería de la U de Colima no sólo egresando profesionistas comprometidos, sino contribuyendo de manera responsable con la sociedad al participar activamente en campañas nacionales en coordinación con el IMSS y la Secretaría de Salud, así como con pláticas y prácticas saludables impartidas a la población con el apoyo de sus maestros.

Por último, Hernández Nava les pidió a los jóvenes sentirse satisfechos por la inversión de tiempo, esfuerzo y talento que hicieron durante tres años: “Tengan la seguridad que esto les dará una visión más amplia para tener éxito en la vida y culminar una carrera profesional en el futuro”.

“Estoy convencido –finalizó– que con una mayor educación ustedes serán agentes de cambio para Manzanillo, Colima y México”.

 

Anuncios