La nueva estrategia de seguridad

0

 EDITORIAL

Cuando el entonces presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa lanzó “la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado”, en aquel diciembre de 2006, tuvo un impacto mediático, pero la estrategia no fue la adecuada.

Dar a conocer en conferencia de prensa las acciones previas para el combate a la inseguridad, nunca le dio resultado al gobierno federal, porque parecía más como un aviso para que se escondieran los maleantes, que otra cosa.

La sociedad se pregunta si ¿el combate al crimen organizado continua por parte del nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto? La respuesta es SI, tan intensa como antes, sólo que ya no es el único tema en la agenda nacional y la estrategia cambió.

Las cifras de homicidios en nuestro país comparándolos con los del año pasado, han disminuido, aunque el clima de violencia sigue siendo casi el mismo.

Con las llamadas “policías comunitarias”, el ejército encontró a su mejor aliado y así se los hicieron ver en las zonas de Michoacán y Guerrero, donde originalmente planeaban los militares desarmar a estos grupos, pero fueron convencidos que ellos representaban también la seguridad en sus pueblos.

En el caso de Colima, los operativos no se dan a conocer, pero si se informa puntualmente qué pasó, a quienes detuvieron y a qué organización o que actividad ilícita realizaban los detenidos.

Además de haber renovado los mandos más importantes en la policía estatal, desde la procuradora Yolanda Verduzco, pasando por jefes de sectores y aterrizando en lo que se conoce como mando único a cargo de Félix Humberto Vuelvas.

Aunque los partidos de oposición en la entidad siguen criticando que en Colima las cosas siguen igual en materia de seguridad, el gobernador salió personalmente a rebatirles con cifras.

Mario Anguiano habló de los últimos operativos  contra la delincuencia y hechos delictivos en algunos municipios como Manzanillo, Tecomán, Comala y Colima e informó que el porcentaje de homicidios ha disminuido.

Aclaró el gobernador que existe una nueva estrategia de seguridad implementada por el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, lo que ha permitido que por ejemplo en Colima disminuyeran los homicidios de 34 el mes de enero de este año, a 24 en febrero, 17 en marzo y 11 en abril y que además si se hace la comparación con el año pasado, vemos los resultados a la baja.

Es obvio que el problema de la inseguridad continuará latente en nuestra sociedad, porque siempre ha existido, lo verdaderamente importante es la estrategia que los cuerpos de seguridad utilicen para que la población civil sea la menos perjudicada, como lo vivimos el sexenio pasado.

Parece que el nuevo camino para el combate al narcotráfico y al crimen organizado es el correcto, esperemos que la relativa tranquilidad en la que vivíamos los mexicanos y los colimenses hace algunos años, regrese por el bien de la sociedad.  

Anuncios

Comentarios

Comentarios