Dueños de la empresa de detectores moleculares los envían a la cárcel por fraude; Colima compró 2

0

Juan Carlos Flores|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- James McCormick y Anthony Williamson, socios de la empresa Global Technical LTD que vendió a 27 gobiernos estatales y varias dependencias federales el detector molecular GT200 y el ADE651, a través de la comercializadora mexicana SEGTEC, fueron sentenciados a 10 años de prisión por una corte de Inglaterra por el delito de fraude.

De acuerdo a un reportaje de El Universal, publicado en la edición de hoy en el siguiente link http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2013/video-prueba-fraude-de-34ouija-34-936537.html, los detectores moleculares, popularmente llamados “La ouija del diablo” resultaron ineficaces para localizar armas, explosivos, drogas y otras sustancias.

En 2010, el gobernador Mario Anguiano hizo entrega de equipamiento con una inversión de 5 millones de pesos, incluido un detector molecular GT200; la nota relacionada a este evento puede consultarse en http://www.colima-estado.gob.mx/gobierno/noticia.php?ib=29720

De acuerdo al reportaje de El Universal, varios videos demuestran la ineficacia de los detectores moleculares, mientras un peritaje de la Royal Engineers Export Suport Team le aplicó pruebas de “doble ciego” al GT200, en 2001 y 2002, concluyendo que sus resultados “no eran mejores que el azar, misma conclusión a la que llegaron científicos mexicanos que también hicieron pruebas.

El juez del caso contra McCormick, Richard Hone, le dijo al inculpado: “En tu caso se justifica la máxima sentencia para que otros no cometan semejantes delitos. Estoy totalmente satisfecho (por la sentencia) porque tu conducta fraudulenta al vender muchos de esos equipos con ganancias enormes, promovió un falso sentido de seguridad con todas las probabilidades de causar muerte y daños a gente inocente”.

Por ahora, Gary Bolton, creador del GT200, que se separó McCormick y Anthony Williamson,  enfrenta cargos de fraude.

 

Anuncios

Comentarios

Comentarios