Discapacitado Exige Justicia

    0

    Narra que su calvario empezó a finales de marzo de este año, cuando un muchacho en estado de ebriedad le chocó su vehículo estacionado, que era su fuente de trabajo, un auto de ocho cilindros que utilizaba para trabajar como mecánico en la gasolinera de Cuauhtémoc, por la cuatro carriles.

    El joven salió un día después del accidente, explica, “para él la justicia sí fue pronta y expedita”. El auto del mecánico quedó inservible y las autoridades de tránsito lo enviaron al corralón, levantándose en la Agencia del Ministerio Público el expediente No. 103/2007.

    “Como al mes de accidente, en abril de este año, acudí con el gobernador Silverio Cavazos y él inmediatamente le pidió al procurador que me recibiera, me atendió muy bien y me apoyó con $200.00 para que se trasladara a Tecomán por la documentación del carro.

    En el juzgado segundo de lo penal le dicen que ya mero le pagan. “Pero la verdad es que a veces no tengo ni 10 pesos para venirme desde Tonila donde vivo”.

    Hace un mes acudió con el Presidente del Supremo tribunal de Justicia. “El señor me atendió muy bien, me dieron agua y galletas y me mandó con el juez, quien también me atendió bien, pero no pueden hacer que el responsable del accidente me pague los daños”.

    Y se pregunta: “¿Cómo es posible que en un asunto tan sencillo de tránsito de vehículos las autoridades del poder judicial no puedan obligar al responsable a reparar mi daño?. Por eso le “pido al señor gobernador que le pida al procurador que vayan por el delincuente y lo metan a la cárcel a ver si así me paga”.

    “Yo actualmente me encuentro recuperándome de una herida de bala que recibí en Tecomán, no tengo dinero, no puedo trabajar y las autoridades de Colima en diez meses no pueden hacer que se me paguen los daños”, reitera. Y se despide con otra interrogante: ¿Hasta cuando?

    Compartir