Díaz Rivera: Sí hay Pandillerismo y Drogadicción

    0

    El procurador vistó varios medios de comunicación en esta capital, para exponer el plan integral que permitirá a Colima seguir siendo una de las entidades más seguras del país. En su recorrido por los medios informativos, estuvo acompañado por Marco Antonio Obispo González, director de la Policía Estatal Preventiva; Aidé Sofía Pérez Luna, coordinadora estatal de Atención a Víctimas y Prevención del Delito y Marcos Santana Montes, director de la Policía de Procuración de Justicia.

    El titular de la PGJE recalcó que el propósito fundamental de unir fuerzas todas las corporaciones policiacas es sensibilizar a la población colimense y así evitar accidentes, desintegración familiar y delitos. “La gente quiere ver trabajando juntos a la policía de procuración, a la Estatal Preventiva y a las municipales, porque necesitamos no sólo atacar a la delincuencia sino también trabajar en la prevención del delito”.

    Subrayó que el la nueva  Coordinadora de Atención a las Víctimas y Prevención del Delito estará apoyada por un grupo multidisciplinario en psicología, psiquiatría, trabajo social y de la Secretaría de Salud, Imss, Issste. “Es gente que tiene experiencia en la salud emocional y física, ayudarán a esas personas a superar su problema causado por un delito”

    Como ejemplo citó que si hay un problema con un hijo, padre o madre, hay que darle terapia a todos, hasta llevarlos al buen camino. “Es nuestro objetivo que se sientan recuperados del daño tanto emocional como físico”.

    Dijo que coincide con lo señalado por algunos medios de comunicación que aseguran que en Colima hay pandillerismo y drogadicción. “Es cierto que hay pandillerismo y también hay drogadicción”, de ahí que se propongan como meta reducir estos problemas con el apoyo de los padres de familia, de la Secretaría de Educación y de la Secretaría de Salud.

    Al mismo tiempo admitió que en Colima también hay problemas de alcoholismo.Por ello, dijo que ir a las escuelas a platicar con los papás, con los maetsros y con los jóvenes, permitirá reducir estos índices que ya preocupan a las autoridades.

    Díaz Rivera explicó que las cárceles de Colima se encuentran llenas de gente que cometió delitos, sin embargo, manifestó que eso no es lo que se pretende, sino que la gente no llegue a las cárceles, con programas preventivos de orientación, de información y de que la gente conozca en donde andan sus hijos y a qué se dedican, para reducir con ello la delincuencia.

    Compartir