Detectan a 10 menores michoacanos que llegaron a buscar trabajo

0

Redacción|COLIMANOTICIAS

Manzanillo, Col.- Elementos preventivos, aseguraron a 10 menores que se encontraban en situación de alto riesgo, al localizarlos a bordo de dos embarcaciones en el balneario San Pedrito, en donde pasan las noches, quedando a disposición del departamento de Prevención del Delito.

Los adolescentes que al parecer fueron mal aconsejados por un joven de 18 años de edad, para venir a este puerto, en calidad de “Trabajo”, tienen entre 13 años y 15 años de edad y proceden desde el pueblo de Jacona, del municipio de Zamora en Michoacán.

Los infantes señalaron que se pusieron de acuerdo con Gustavo Castillo de 18 años de edad, con la idea de venirse en busca de mejorar la vida y a trabajar en lo que se pueda y llegaron el domingo anterior por la noche y decidieron acampar en el balneario de San Pedrito, en donde se acomodaron en las embarcaciones de esa zona.

Agregaron que al día siguiente empezaron sus labores en un solo crucero en donde hicieron algunas cosas, como limpiar cristales, parabrisas, lavar carros, o arrojar fuego por la boca, con la idea de poder recibir un dinero.

Dijeron que ya entrada la noche regresaban a las lanchas a descansar y no importaba vivir en una situación de alto riesgo, siempre y cuando los dejaran trabajar.

Fue alrededor de las 21:00 horas del martes anterior, cuando los municipales a bordo de dos patrullas, aseguraron a los menores que escandalizaban en la calle, motivo por el cual, los remitieron ante el departamento de Prevención del Delito, en donde les proporcionaron alimentos y todo tipo de cuidado.

Ayer por la mañana, la dirección de Seguridad Pública, dio banderazo para trasladarlos a la ciudad capital, con la idea de abordarían un autobús que los lleve hasta su tierra natal.

Por su parte, el teniente coronel, Julián Velásquez Covarrubias, director de la citada corporación policíaca, mencionó que esta es la situación que se ve diariamente, pero el padecimiento que estos niños viven en sus barrios, en sus casas, en sus familias, los obligan a abandonar todo por el nada.

Finalmente el teniente coronel, Velásquez Covarrubias, dijo que es necesario reconocer la situación por la que un niño atraviesa antes de llegar a la calle y permanecer en ella, vivir en ella, en la búsqueda incesante de un lugar de contención que la familia y su barrio no pueden darle por una serie de factores.

Anuncios

Comentarios

Comentarios