Desde la Curul 26

0

Cuentas mochas de OSAFIG…

Por: Juan Ramón Negrete Jiménez

Conforme se conocen más a detalle los Informes de Resultados de la Fiscalización Superior correspondientes al ejercicio fiscal 2015, entregados por el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) al Congreso del Estado, de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los 10 ayuntamientos y los nueve organismos operadores de agua, lejos de clarificar las cosas, están dejando muchas dudas al respecto.

Los informes que se les ha dado mayor revuelo, son los correspondientes a los Poderes Ejecutivo y Legislativo, por lo sonado de los hechos de irregularidades que involucran desde al ex gobernador del estado por un lado y al menos a ocho diputados de la Quincuagésimo Séptima Legislatura por el otro.

Sin embargo entre más se adentra uno en el análisis de los resultados, el desencanto es cada vez mayor, nos estamos encontrando que el Auditor Superior del Estado, Carlos Armando Zamora González, entregó cuentas mochas, no sé si queriendo proteger a alguien, o atendiendo instrucciones de “alguien”, que al final lo van a dejar muy mal parado.

En el caso del Poder Ejecutivo, la auditoría se centra básicamente en tres áreas, en parte del despacho del Gobernador, la Secretaría de Finanzas y la Dirección de Obras Públicas, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Urbano.

De acuerdo al resultado entregado a los diputados, le fincan responsabilidades y se sugieren sanciones económicas resarcitorias directas por 66.8 millones de pesos al ex gobernador Mario Anguiano Moreno y una inhabilitación por 14 años para ocupar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal o municipal.

En la otrora Secretaría de Finanzas y Administración, responsabilizan a la ex titular de esa dependencia Blanca Isabel Avalos Fernández, de haber orquestado el manejo irregular de 12 operaciones bancarias, donde se dispuso de esos 66.8 millones de pesos,  en donde además de la propia ex Secretaria de Finanzas, involucraron a tres personas más, que fueron las que se prestaron a cobrar los cheques, que quién sabe a dónde diablos fueron a parar esos recursos.

Por esos hechos también se propone sancionar con 66.8 millones de pesos a Blanca Isabel Avalos  y una inhabilitación por 14 años  para ocupar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal o municipal, similar a la que proponen para el ex mandatario estatal.

Mientras que a las tres personas que se prestaron a cobrar los cheques en esas doce operaciones bancarias se les propone aplicar diversas sanciones.

Por ejemplo a Isaac Martínez Vázquez, Director de Administración y Finanzas de SEFIDEC, que cobró nueve millones de pesos, mediante diversas operaciones, sin acreditar que el importe de esos cheques ingresara a las cuentas bancarias del Fideicomiso, se está proponiendo sancionarlo con destitución del cargo e inhabilitación por 10 años para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal o municipal. Además se propone aplicarle una sanción económica resarcitoria solidaria por nueve millones de pesos

También el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental, propone sancionar a Héctor Hugo Quintero Munguía, jefe de departamento A, adscrito a la Policía Estatal Preventiva, en la época de comisión de la conducta descrita de irregular.

En ese caso se está proponiendo inhabilitación por 10 años para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal o municipal, y una sanción económica resarcitoria solidaria por 35 millones 500 mil pesos, por conductas que redundaron en la sustracción de recursos públicos en la hacienda estatal.

Asimismo se propone sancionar a Josefina Carrillo Llerenas, adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública, con cargos de supervisor y categoría supernumerario, en la época de comisión de la conducta descrita de irregular.

En ese caso, la propuesta de sanción es inhabilitación por 10 años para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal o municipal; y aplicación de una sanción económica resarcitoria solidaria por dos millones de pesos, por las conductas que redundaron en la sustracción de recursos públicos de la hacienda estatal.

Contrataron empresas “fantasmas”…

En el informe entregado por OSAFIG se hace mención que la ex Secretaria de Finanzas  y Administración, Blanca Isabel Avalos Fernández, “contrató” una empresa denominada “Soluciones en Servicios CYPEC, S.A. de C.V. con oficina matriz de Monterrey, Nuevo León, a la cual la Secretaría de Finanzas le pagó 57 millones 500  mil pesos.

Sin embargo resulta, que según las investigaciones, esa empresa no existe, es fantasma.

Esta empresa se supone que iba a desarrollar un sistema en plataforma web, que permitiera a los órganos autónomos, organismos descentralizados, municipios y demás entes que conformen la administración pública del estado de Colima, acceder de forma sencilla, mediante una interfaz gráfica de usuario intuitiva a una aplicación en la cual deberá capturar su información correspondiente a los tres últimos períodos fiscales conforme a un formato preestablecido…

La sorpresa fue al realizar una inspección física realizada por la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León, a dicha empresa, con domicilio fiscal ubicado en paseo Granada 3901, Col. Las Torres, Monterrey, Nuevo León, donde se advirtió la existencia de la empresa Soluciones en Servicios CYPEC, S.A. de C.V., en un local de 18 (dieciocho) metros cuadrados, con un logotipo de la empresa, donde se encontró un escritorio con tres sillas, un teléfono fijo y una computadora portátil (laptop), y que la persona ahí localizada, no reconoció las facturas, ni la relación contractual con el Gobierno del Estado de Colima… ¡cómo la ve! entonces, ¿quién se llevó los 57.5 millones de pesos?

Dice el informe del OSAFIG que “…con las pruebas vertidas con anterioridad, valoradas en su conjunto se acredita fehacientemente la inexistencia y simulación de actos jurídicos por parte de los entonces Lic. Mario Anguiano Moreno, ex Gobernador Constitucional del Estado y Blanca Isabel Avalos Fernández, ex Secretaria de Finanzas y Administración, para disponer de recursos públicos a fines distintos de su objeto público, mediante la apertura, administración y utilización de dos cuentas bancarias no registradas en la contabilidad del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de Colima, que si bien es cierto, están a nombre del Gobierno del Estado, sus operaciones financieras no eran registradas en la contabilidad…”

Y luego agrega que: “…El contrato de servicios citado y los documentos exhibidos que de él se desprenden, carecen de eficacia, al existir pruebas que desvirtúan su contenido y veracidad; ya que, de las inspecciones realizadas por las Entidades de Fiscalización Superiores de los Estados de Coahuila de Zaragoza, a la empresa Soluciones en Servicios CYPEC, S.A. de C.V., en el domicilio de calle Allende 221, colonia centro, código postal 25700 en la ciudad de Monclova, Coahuila, se acreditó que se trata de una finca deshabitada, lo cual no muestra en su fachada publicidad alguna que haga referencia  en la empresa Soluciones en Servicios CYPEC, S.A. de C.V., en consecuencia, restándoles el valor probatorio a las documentales  simples exhibidas por los ex servidores públicos, por lo que resulta innecesario en este momento de analizar cada uno de los documentos  exhibidos, al acreditarse la inexistencia de la empresa, en el domicilio contractual, e inexistencia de funcionamiento y relación comercial o profesional con el Gobierno del estado de Colima en la matriz de Monterrey, Nuevo León, así como acreditarse la inexistencia del vínculo contractual, laboral o de representación legal de los beneficiarios  de los cheques girados, con la supuesta empresa contratante, máxime que se trata de personas físicas trabajadoras del Gobierno del Estado de Colima, sin vínculos con la multicitada empresa que genere convicción en el pago de los servicios supuestamente facturados , es que se considera no solventada la presente observación.”

OSAFIG  destaca que “…se advirtió la ausencia total de procedimiento de adjudicación “licitación pública nacional”, respecto al importe o concepto de gasto que el ente pretende hacer valer, ya que se advirtió que fueron contratados en forma directa por la ex Secretaria de Finanzas y Administración, sustentada bajo un Acuerdo de autorización y otorgamiento de suficiencia presupuestal por el entonces Gobernador Constitucional del Estado, L.E. Mario Anguiano Moreno”.

Pero… ¿y los muertos en los cajones, dónde están?…

Al principio le decía que lo presentado por el Auditor Superior del Estado, eran cuentas mochas, porque básicamente se dedicó a presentar otras de las muchas irregularidades que se comentan cometió el ex gobernador del estado, al parecer en complicidad directa con la ex Secretaria de Finanzas y Administración, sin embargo el titular del OSAFIG, está dejando mucho que desear.

Cuando el gobernador José Ignacio Peralta, allá por el mes de abril anunció la contratación del despacho PricewaterhouseCoopers, para auditar las cuentas de gobierno del estado de marzo de 2014 al 10 de febrero de 2016, y elaborar el Libro Blanco, que no hizo la administración saliente, fue enfático al decir que “siguen apareciendo muchos muertos en los cajones”.

Dicho de otra manera, en todas las dependencias seguían apareciendo irregularidades, declaración que fue confirmada por otros secretarios de la administración estatal.

Era un secreto a voces en qué dependencias se habían servido con la cuchara grande e incluso, a través de las redes sociales estuvo circulando mucha información al respecto de las presumibles irregularidades que se cometieron y quiénes las cometieron

Yo tengo en mi poder un escrito de más de cinco hojas, donde algunas personas que prestaron sus servicios ahí fueron “chamaqueados” y no les otorgaron los apoyos que les correspondían, y los que les entregaron dicen que llegaron rasurados.

Hacen un recuento de todas las chuecuras que afirman se cometieron en la Secretaría de Cultura, cuando el titular era Rubén Pérez Anguiano,  actual “asesor” del gobernador José Ignacio Peralta, a quien se le ha visto en varias reuniones con el ex gobernador Mario Anguiano y otros funcionarios de la administración anterior, pero de eso abundaré en otra ocasión.

Se abren muchas interrogantes, que yo no sé si el Auditor Superior del Estado, pueda o quiera contestarlas, porque de otra manera va a quedar la duda de que con los resultados que entregó al Congreso de la cuenta pública 2015, lo están obligando a proteger a muchos. ¿Quién se lo ordenó?, no lo sé, pero lo que sí sé es que el Auditor Superior del Estado, no tiene que cargar con culpas que no son de él.

Las interrogantes serían:

¿Si tanto se criticó al Secretario de Salud, Agustín Lara, de que se “robaron” muchísimos millones de pesos, por qué no aparece ni un solo señalamiento del sector Salud en ese informe de auditorías?

¿Por qué no aparece ninguna irregularidad del Hospital Regional Universitario, de donde se dice se cometieron tantas atrocidades?

¿Por qué en la Secretaría de Educación, donde el propio ex gobernador Mario Anguiano dijo que hubo un desvío de más de 600 millones de pesos, no aparece nada?

¿Por qué OSAFIG no encontró nada, y la Auditoría Superior de la Federación ha interpuesto casi una decena o más de denuncias en contra del Gobierno del Estado de Colima?

¿Por qué en los resultados entregados por OSAFIG no hay ni siquiera un señalamiento de alguna acción irregular en lo que fue la Dirección General del Transporte, y la actual Secretaria de Movilidad, desde que tomó posesión, ha insistido en que se cometieron muchos actos de corrupción y ha señalado hechos incluso ante los diputados del Congreso del Estado?

¿Por qué si el propio gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, declaró que “nos seguimos encontrando muchos muertos en los escritorios”, y en el informe de OSAFIG no se reflejan esos “cadáveres”?

¿Por qué no aparece ni un señalamiento respecto a la Secretaría de Cultura, donde se habla de que hubo muchos millones de pesos desviados, y en este informe nada aparece?

¿Por qué en la Secretaría de Seguridad Pública, a pesar de la infinidad de señalamientos de desvío de recursos, malversaciones, incluido el C-4, el informe nada contempla?

¿Por qué no hay ninguna referencia respecto a las irregularidades que dicen se cometieron en la Procuraduría General de Justicia del Estado?

¿Por qué si se auditó el despacho del gobernador, no aparece ninguna irregularidad del secretario particular, de quien a todo mundo le consta la vida de rico que se dio a costa del erario?

¿Por qué en el informe de resultados no hay ninguna irregularidad derivada de las irregularidades que se cometieron en la aplicación de aquellos 638 millones de pesos que debieron destinarse a obra pública productiva y que sin embargo se utilizó para gasto corriente, por qué no se señala a más responsables?

¿Por qué en ninguna parte del informe aparecen los inmuebles que se rentaron a favor del ex candidato del PAN a la gubernatura, con cargo al erario público, según información publicada en los medios?

¿Por qué no aparecen los inmuebles que rentó la Secretaría de Finanzas y Administración a Alexa Herrera, con quien el ex gobernador Anguiano procreó dos menores, y donde se afirma que se gastaron más de 38 mil dólares por la renta de una casa localizada en la calle Rafael Macedo López 640, colonia Camino Real, en la capital colimense?, cuya propietaria del inmueble es Alexa Herrera, de acuerdo con la ficha del predial emitida por el ayuntamiento de Colima, según lo publicaron algunos medios de comunicación.

¿Por qué no aparece nada de una franquicia de la empresa española Publipan, la cual realizaba publicidad en bolsas de papel biodegradable y que la oficina de Publipan estuvo ubicada en la misma casa que Alexa Herrera le rentaba a la SFA y que era de la señora Alexa Herrera?

¿Por qué en el informe de OSAFIG no aparece ningún responsable por no haber pagado las pensiones a los adultos en plenitud por más de siete bimestres, a pesar de que los recursos estaban presupuestados?

¿Por qué no aparece ningún señalamiento con persona alguna por haber desviado los recursos correspondientes a las becas de estudiantes, incluidos los de movilidad?

¿Por qué no aparece ninguna observación por el desabasto de medicamentos  en los centros de salud del estado?

¿Por qué no aparece ninguna observación por haber desviado para otros fines los recursos que debieron haber sido transferidos a las instituciones de educación superior?

¿Por qué si OSAFIG no encontró nada mal en la administración saliente, por qué el gobernador José Ignacio Peralta, dijo en sus mensajes del primer informe de labores que “la situación era, sin exageración alguna caótica”?

Hay muchas dudas y creo que no habrá respuestas, por el momento ahí les dijo mis comentarios.

Para cerrar…. Diputados reprobados…

**Le informo que este jueves habrá sesión solemne en el Congreso el Estado, está convocada a las 10:00 horas y será para celebrar por primera vez el “Día Estatal del Leonismo”, el cual se instauró a iniciativa de la “dama leona” diputada Leticia Zepeda Mesina.

Junto con la declaración del “Día Estatal del Leonismo”, los diputados aprobaron la develación de una placa (otra más), en uno de los muros del recinto legislativo.

Bueno déjeme comentarle que ya hay tantas placas colocadas, que de plano ya no saben dónde colocarlas, por eso para poner la placa de los leones de Colima, “alguien” en el Congreso del Estado, tomó la decisión de retirar una de las placas que ya estaban en el recinto y como seguramente a quien le encargaron eso poco le interesa a quien estén dirigidas esas placas, bueno pues le comento que quitaron la que develaron apenas el pasado 25 de mayo de este 2016, como un reconocimiento “al ejemplar profesor  Gregorio Torres Quintero, en el 150 aniversario de su natalicio”.
¡Cómo la ve! como que les pareció más importante que mejor esté colocada la placa de los leones, que la del insigne maestro Gregorio Torres Quintero, creador del Método Onomatopéyico, con el que millones y millones de mexicanos aprendimos a leer. Creo que ahora sí quedan reprobados los diputados, o quienes ordenaron remover esa placa.

**Bueno después de la sesión solemne, se desarrollará una sesión ordinaria, donde por fin, en la síntesis de comunicaciones, se dará entrada formal a los 22 informes de resultados de fiscalización superior que entregó OSAFIG el pasado 29 de septiembre, que serán la base de la calificación de las cuentas públicas.

Ahí llévensela, al cabo no hay prisas, total, si se nos “pelan” los presuntos responsables no serán los primeros.

**También le informo a usted que este jueves pero a las 11:00 horas, se desarrollará la décimo cuarta sesión extraordinaria del consejo general del Instituto Electoral del Estado de Colima, convocada por su presidenta, la doctora Felícitas Alejandra Valladares Anguiano, a quien por cierto, a pesar de lo que se diga, no ha sido notificada por parte del consejo general del Instituto Nacional Electoral, de la sanción que se supone le impusieron de suspensión en el cargo por 30 días sin goce de sueldo.

** Y ya para terminar déjeme comentarle que se han cumplido ocho días, sin servicio de sanitarios en todo el Palacio Legislativo. ¿Se acuerda que le comenté que el miércoles anterior iniciaron con una remodelación que habían dicho quedaría concluida antes de la sesión solemne donde entregaría su informe el gobernador?, pues no, para nada.

Ya van ocho días y el edificio está sin servicio de sanitarios, solo hay uno y se encuentra adjunto a la sala de juntas “General Francisco J. Múgica”, y es para los diputados, y únicamente lo pueden utilizar aquellos “bendecidos” de Dios, que tengan llave electrónica, pero el resto de los mortales se las tiene que ingeniar, porque no hay sanitarios.

El personal del Congreso, incluidos reporteros y reporteras, acudíamos a los sanitarios que se encuentran en el área de talleres de la Casa de la Cultura, pero a “alguien” le pareció mal o les caímos gordos y desde este martes por la mañana cerraron con llave, para que nadie ingrese a utilizarlos…

Ahí le pedimos a la Secretaría de Salud, que si tiene arrumbados uno o dos baños portátiles de esos que colocan en los eventos masivos, pues que los instalen afuerita del Congreso, porque vaya que de veras es un problemón. Yo no sé cómo le van a hacer este jueves que habrá dos sesiones, una de ellas solemne, donde se supone habrá invitados ¿y si alguno de ellos quiere entrar al baño?, ¡¡chin, habrá que estar pendiente a ver qué hacen!!

Comentarios

Comentarios