“Desde la Curul 26”

0

Contrastes….

Por: Juan Ramón Negrete Jiménez

El pasado 1 de octubre, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, cumplió con lo que le ordena la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima, y acudió al Congreso del Estado, a entregar el documento y los anexos estadísticos que contienen el primer informe de labores de la administración 2016-2021.

Apenas hace una semana le comenté en esta misma columna que el mandatario estatal no estaba obligado a acudir personalmente al Congreso a cumplir con el mandato legal de entregar el informe, pues su antecesor el ex gobernador Mario Anguiano Moreno, ordenó reformar el artículo 31 de la Constitución, para que no se le obligara a acudir ante los diputados, sino que con solo enviar el documento con eso se estaba cumpliendo el protocolo de rendir el informe.

A los actuales legisladores, por lo que haya sido, les pasó de noche esa reforma constitucional y cuando se dieron cuenta ya era muy tarde para recomponer las cosas, sin embargo la nueva mayoría representada en el Congreso por los diputados del PRI, Independientes, PT, PANAL y PVEM, hicieron la invitación al titular del Ejecutivo, para que personalmente acudiera a entregar el informe y además que desde la máxima tribuna del estado, dirigiera un mensaje a los colimenses.

Se entendía que éste era el único evento importante para el gobernador, más allá de que le hubieran preparado otros en las principales cabeceras del estado, como fueron Manzanillo, Tecomán y Colima, para que dirigiera mensajes, que no era rendir el informe, porque éste solo se rinde ante el Congreso del Estado y fue el primer evento que tuvo en el Palacio Legislativo.

Yo no sé de quién fue la instrucción, lo que es más, no sé si tan siquiera hubo alguna instrucción, pero le comento que el evento del Congreso del Estado, el único que tenía validez legal, fue al que menos ganas le pusieron las gentes cercanas al titular del Poder Ejecutivo, lo que es más pareció que hicieron hasta lo imposible porque pasara lo más discreto posible, como que lo sacaron más a fuerzas que de ganas, y le digo por qué.

A pesar de que el recinto del Palacio Legislativo tiene apenas 218 butacas, no se llenó, hubo 48 espacios que no se ocuparon 20 del lado derecho, visto desde donde se encuentra la directiva del Congreso, y 28 del lado izquierdo.

En cambio, por la noche, en el Teatro Hidalgo de la capital del Estado, se realizó un evento de pipa y guante, donde a pesar de que no era sesión solemne, sino un evento donde el mandatario invitó a sus amigos, a escuchar el mensaje que dirigiría a los colimenses de los municipios de Colima, Villa de Álvarez, Comala, Coquimatlán y Cuauhtémoc, echaron la casa por la ventana y se congregó la crema y nata de la sociedad.

Mientras a la sesión del Congreso del Estado, que era el evento que tenía la validez legal, porque ahí se estaba dando cumplimiento a lo que manda la Constitución, apenas acudieron, de los representantes federales las dos senadoras del PRI, la señora Hilda Ceballos e Itzel Ríos de la Mora; y el diputado federal Enrique Rojas Orozco.

En la alfombra roja del Teatro Hidalgo, acudió con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, el Secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa; así como los gobernadores de Michoacán, Silvano Aureoles; de Guerrero, Héctor Astudillo; de Puebla, Rafael Moreno Valle; de San Luis Potosí, Manuel Carreras; de Campeche, Alejandro Moreno y de Zacatecas, Alejandro Tello

En contraste, en el Congreso el Estado, que insisto era el único evento que valía, se desarrolló en familia, solo entre priistas, y tan se sentían en familia, que hasta las mañanitas le entonaron a capela al gobernador Ignacio Peralta, a su arribo al Congreso, ya que esa fecha estaba celebrando su cumpleaños.

No hubo representantes populares de los partidos de oposición, incluyendo a los emanados de sus partidos aliados, como era el caso del diputado federal de Nueva Alianza, Francisco Javier Pinto; ni el diputado federal por el Partido Verde, el ex alcalde porteño Virgilio Mendoza Amezcua; tampoco la diputada perredista María Luisa Beltrán Reyes.

Tampoco acudieron los legisladores panistas Luis Fernando Antero Valle, Gretel Culin Jaime y Eloísa Chavarrías Barajas.

Ni el Senador panista y dos veces ex candidato perdedor a la gubernatura del estado, Jorge Luis Preciado Rodríguez.

Más ausencias….

Pero no solo los representantes federales de los partidos adversos al PRI, no acudieron. Tampoco asistió ninguno de los dirigentes de los partidos Acción Nacional; del Partido de la Revolución Democrática; del partido Movimiento Ciudadano; ni del Partido Verde Ecologista de México ni del Partido Nueva Alianza, a pesar de ser aliados del partido gobernante; y solo se vio por ahí al ex diputado Marcos Daniel Barajas Yescas, del Partido del Trabajo, que no supe si asistió con la representación de su partido, o como funcionario de los Cedis.

Del gabinete estatal, no asistieron todos los secretarios, de los delegados federales menos, entre los que sí fueron ahí estuvieron Carlos Cruz, de Sedesol; Roberto Bravo, de Liconsa, Imelda Lino del Instituto de Adultos en Plenitud; Cuauhtémoc Gaitán Cabrera, de CORETT; Ciro Hurtado, de la PROFEPA y ya.

Los que sí acudieron fueron los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado; las comisionadas y comisionado del Instituto de Transparencia del Estado, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, seis de los siete integrantes del consejo general del Instituto Electoral del Estado, donde se notó la ausencia de su presidenta, Felícitas Alejandra Valladares Anguiano, entre otros.

Pero también la descortesía corrió de parte de los presidentes municipales, ya que los únicos que llegaron y desde temprano, fueron los alcaldes que están en capilla con el riesgo de ser sancionados por el Congreso del Estado, por orden del Tribunal Especializado en Materia Electoral, el de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez y de Tecomán, J. Guadalupe García Negrete, me queda la duda si anduvo por ahí Horacio Mancilla, de Minatitlán, que me pareció reconocerlo, pero no lo puedo afirmar.

Sin embargo los otros siete ediles, ni por enterados se dieron… y aquí lo criticable es la doble descortesía, por un lado al Congreso del Estado, que ese sábado 1 de octubre estaba realizando la apertura del primer período ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio constitucional; por la otra, el no acompañar al titular del Poder Ejecutivo, a entregar el documento del primer informe y a escuchar el mensaje que dirigiría.

Bueno pero déjeme decirle que los dos alcaldes panistas, que sí fueron, estuvieron en la zona de ascenso y descenso, por la Calzada Galván, esperando la llegada del gobernador José Ignacio Peralta, que hay que decirlo, ha sido de las pocas ocasiones que ha sido muy puntual en el horario. A las 9:02, llegó la camioneta que lo trasladaba, y que no se bajó de ella, porque estaba esperando a que el Congreso iniciara su sesión y enviaran a la comisión de cortesía a invitarlo a ingresar.

Mientras, los dos alcaldes panistas, se la pasaron platicando entre ellos, porque el gobernador no se bajó de su camioneta y al final ni pudieron recibir, como era su intención, al titular del Ejecutivo estatal, ya que cuando bajó de su camioneta inmediatamente fue abordado por los reporteros, para entrevistarlo respecto a la situación de emergencia que se estaba viviendo a consecuencia de la etapa explosiva que había tenido desde la noche anterior el Volcán de Fuego de Colima.

En fin fue una acumulación de detallitos que, de veras, dieron la impresión de que trataron de ningunear a más no poder el único evento que tenía validez el sábado, y que era el hecho de asistir al Congreso.

Con decirle que ni siquiera fueron capaces de mandar barrer el frente del Palacio Legislativo, por la Calzada Galván, esta vez no pasó la barredora del Ayuntamiento; tampoco mandaron dispositivo de Tránsito y Vialidad, aunque sí hubo elementos de la Policía Estatal Acreditable, de Procuración de Justicia, soldados y marinos, pero básicamente para cuidar la integridad física del titular del Poder Ejecutivo, y de los representantes de la XX Zona Militar y VI Región Naval.

La solemnidad y las empanadas

En lo que fue en sí la sesión solemne, desde mi punto de vista se cometieron algunos detalles que no pasaron desapercibidos, antes déjeme decirles que a las 9:03, el presidente de la mesa directiva, el diputado del Partido del Trabajo, Joel Padilla Peña, llamaba a sus compañeros legisladores a tomar sus lugares para iniciar, sin embargo hubo necesidad de retrasar el arranque, porque no habían llegado todos.

De hecho la que nunca arribó fue la diputada de Movimiento Ciudadano, Leticia Zepeda, que desde el jueves anterior salió del estado (dicen que de vacaciones), muy temprano, incluso cuando se dirigía a Guadalajara, le tocó ser afectada por el bloqueo carretero que se registró cerca de la caseta de Acatlán, por el accidente de un remolque de un tráiler.

En fin a las 9:12, Joel Padilla vuelve a llamar a los diputados a tomar sus lugares, y entre que se animaban a entrar y no, a las 9:17, se abre la sesión, con apenas 22 diputados, no estaban Leticia Zepeda, que nunca llegó, Riult Rivera, que llegó corriendo cuando ya había iniciado el pase de lista de asistencia y otro más.

Dentro de los detalles que se dieron en esta sesión solemne resaltó el hecho de que el diputado independiente Javier Ceballos Galindo, llevó al Congreso cuatro canastos de empanadas de coco y leche por lo que colocaron un tablón rectangular a un costado de las puertas detectoras de metales, al ingreso al recinto, donde pusieron los cuatro canastos, donde los auxiliares del diputado villalvarense, empezaron a distribuir a todos los asistentes a la sesión solemne.

Con esto se acabó la solemnidad, pues los asistentes al evento, antes de ir a acomodarse en las butacas, pasaban por sus respectivas empanadas, pues “para saber cuáles están más buenas”, mínimo se llevaban dos por cabeza, una de coco y otra de leche, y todavía hubo quienes pedían que si les podían conseguir café.

Una vez iniciada la sesión, se lee el orden del día, viene el pase de lista y a las 9:23 se declara instalada, en este momento el presidente de la mesa directiva, el petista Joel Padilla Peña, da a conocer quienes integran las comisiones de cortesía para que inviten a ingresar al recinto, al gobernador José Ignacio Peralta, y al presidente del Supremo Tribunal de Justicia, del Estado, magistrado Rafael García Rincón, decretando un receso, que se prolongó por 16 minutos.

Y es que el gobernador Peralta, antes de ingresar al Congreso, fue entrevistado por los reporteros, sobre la cuestión volcánica, luego atendió a un grupo de maestros tutores, de educación básica, que demandaron su intervención porque no les han pagado y esto afecta a cerca de 200 maestros.

Finalmente a las 09:33 ingresa al Palacio Legislativo, siendo recibido por el aplauso del priismo ahí congregado y cuando apenas va a encaminar sus pasos al sitio que se ha dispuesto para él en la mesa directiva, un grupo de mujeres comienzan a entonar las mañanitas, ya que ese día estaba cumpliendo años.

José Ignacio Peralta, se queda de pie, viendo a las mujeres, con una sonrisa, en medio de una porra, comienzas los abrazos para el Ejecutivo, y es hasta las 9:38 cuando por fin puede tomar su lugar, no sin antes haber saludo de mano a los y las diputadas de la Quincuagésimo Octava Legislatura.

Los mensajes, sin compromisos…

A las 9:39 de la mañana Joel Padilla reanuda la sesión y un minuto más tarde, a las 9:40, declara la apertura del primer período ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio constitucional, e inmediatamente le concede el uso de la palabra al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez

El titular del Ejecutivo entrega el documento y los anexos estadísticos al presidente del Congreso, e inmediatamente empieza a dirigir un mensaje, el cual dura 7 minutos.

Fue un mensaje donde ofreció trabajar con el Poder Legislativo y Judicial y reafirmó su compromiso de ampliar la información del documento del informe en caso necesario.

El gobernador se guardó las palabras que muchos colimenses hubiéramos deseado escuchar, en el sentido de que habrá justicia y se aplicará la ley, en el caso de quienes saquearon el estado.

Peralta Sánchez perdió la oportunidad de darles el mensaje a los diputados integrantes del Poder Legislativo, que aceleren el paso y que no titubeen al momento de aplicar la ley.

Pero si al titular del Ejecutivo, se le pasó eso, al Presidente de la Mesa Directiva, el petista Joel Padilla, no se le prendió el foco, para comprometer a los diputados a que se llegará hasta a sus últimas consecuencias en la fiscalización de los recursos.

No, en el discurso de casi nueve minutos, Joel Padilla, se la pasó diciendo vaguedades, sacando de la chistera un discurso que en determinado momento me hizo recordar al expresidente José López Portillo, cuando sacó aquella frase de “defenderé el peso como un perro…”, como cuando expresó “…los diputados de esta Quincuagésima Octava Legislatura nos declaramos guardianes de los intereses de la sociedad, del patrimonio estatal, de sus derechos y de su integridad”.

No hubo compromiso del presidente del Congreso, cuando menos de haberle dicho al titular del Ejecutivo, que en la calificación de las cuentas públicas, no permitirán…. Bueno quien sabe, a lo mejor por eso no dijeron lo que a mí me hubiera gustado escuchar.

Por fin a las 9:59 horas, Joel Padilla decretó clausurada la sesión, no sin antes convocar para el próximo jueves 6 de octubre a sesión solemne a partir de las 10:00 horas.

El gobernador Peralta Sánchez, todavía se quedó casi diez minutos más, entre que recibía felicitaciones por su informe, felicitaciones por su cumpleaños y para la toma de la fotografía con los y las diputadas y finalmente mientras otros de los asistentes se habían concentrado en la zona donde estaban los canastos de empanadas, haciendo tiempo para abordar al mandatario cuando éste abandonara el recinto legislativo, no se percataron de la acción de que lo sacaron por la puerta trasera, por la sala de juntas y de ahí partió a Manzanillo.

Para las 10:30, el Congreso ya estaba prácticamente desalojado, como si nada hubiese pasado, afuera en el acceso por la Calzada Galván, solo la basura que no se retiró; en la Plaza “Bandera Nacional”, solo quedaban las vallas metálicas que se colocaron para impedir que ingresaran las personas que no habían sido invitadas al evento.

Adentro en el Congreso, un grupo de trabajadores que han estado laborando en la remodelación del inmueble, retomaban sus tareas, no acabaron con los trabajos como se lo había anticipado.

No cumplió el Auditor Superior del Estado…

En otro tema déjeme comentarle de manera breve, que el pasado jueves 29 de septiembre se venció el plazo para que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), entregara los 22 informes de resultados de las auditorías y fiscalización que practicó a los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como a los 10 ayuntamientos y a los nueve organismos operadores de agua potable.

El Auditor Superior del Estado, Carlos Armando Zamora acudió acompañado de dos de sus colaboradores a entregar los resultados a los diputados de la Comisión Permanente, de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, de la Comisión de Hacienda, de la Comisión de Vigilancia del OSAFIG y de la Comisión de Responsabilidades.

Todos esperábamos, incluyendo los diputados, que el Auditor Superior del Estado, Carlos Armando Zamora González, entregara los resultados de la auditoría excepcional que se está practicando a los ejercicios fiscales 2013 y 2014, de la administración que encabezó Mario Anguiano, sin embargo el gozo se fue al pozo, ya que el titular de OSAFIG, no cumplió con su compromiso.

Ahora resulta, y eso porque así se lo pidieron los diputados, que cuando menos ya sea el día 15 de octubre cuando entregue esos informes de la auditoría excepcional.

La tardanza con que está actuando OSAFIG, mueve al sospechosismo, como dijera un ex presidente panista, y pareciera que se está buscando proteger al ex gobernador, en el sentido de que se venza el plazo para que no se le puedan fincar responsabilidades.

La ley señala que se dispone de un año posterior a que dejó el cargo, para que pueda ser sujeto a responsabilidades, el tiempo se está agotando, incluso aun recibiendo los informes el 15 de octubre, prácticamente ya no tendrán tiempo de nada, pues primero la Comisión de Hacienda debe elaborar un dictamen y presentarlo al pleno y de existir presuntas irregularidades pasarlo a la Comisión de Responsabilidades.

Se agota el tiempo…

Qué va a pasar quién sabe, pero de eso le abundaré en otra entrega, porque para variar pareciera que los diputados no tienen ninguna prisa en sancionar a nadie… si bien los resultados de las auditorías se recibieron casi a la media noche del día 29 de septiembre, es hora de que siguen guardados en la Oficialía Mayor, porque como no se ha convocado a sesión, no se le ha podido dar entrada formal a esa documentación y poder turnarlos a la Comisión respectiva.

Ya se instaló el período ordinario de sesiones, sin embargo hasta el 6 de octubre habrá sesión, y será solemne, es decir, no habrá síntesis de comunicaciones… señores diputados ahí llévensela, nada más les recuerdo que en política, “lo que parece, es”

 

Para cerrar…

**Este lunes a partir de las 8:30 horas, el Congreso del Estado celebrará la ceremonia cívica correspondiente al mes de octubre en la Plaza Bandera Nacional, ubicada en la explanada frente
a la entrada principal de los Palacios Legislativo y de Justicia.

**Asimismo le comento que este lunes a las 09:15 horas, en el Auditorio de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima, se inaugurarán los trabajos de la Jornada de Sensibilización en Materia de Transparencia, Acceso a la Información Públicas y Archivos, que se desarrollará lunes y martes.

El evento es organizado por el Instituto y el Sistema Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y el Instituto  de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Protección de Datos del Estado de Colima (INFOCOL).

**Y para cerrar esta columna déjeme decirle que el pasado sábado a través de su muro de Facebook, reapareció la presidenta del consejo general del Instituto Electoral del Estado, Felícitas Alejandra Valladares Anguiano, desde que el pasado 28 de septiembre el consejo general del INE, había anunciado que la sancionaba con suspensión de 30 días sin goce de sueldo.

La doctora Valladares Anguiano, subió un mensaje con motivo de estar cumpliendo dos años el 1 de octubre como integrante de este consejo estatal… en la próxima columna publicaré su mensaje íntegro, por el momento solo le adelanto algunas líneas, donde afirma que “…a dos años de distancia, puedo decir que he logrado mantener mi juramento a cabalidad.”

“Para poder hacerlo, he tenido que enfrentarme a diversos obstáculos. He vivido una curva de aprendizaje personal y profesional, acelerada, y en ocasiones dolorosa.”…. Hasta la próxima…

Comentarios

Comentarios