Descubren Plan de Motín en el Cereso

    0

    Explicaron que varios internos detenidos por delitos contra la salud, planeaban “retener” o secuestrar al director del penal, Roberto Pizano Camberos, con la idea de exigir su destitución, sin embargo, el plan fue descubierto por el propio titular y ordenó que éstos reos fueran trasladados al puerto de Manzanillo.

    Señalan que los que pretendían el motín están molestos por las medidas aplicadas por el nuevo director que aplicó el método de “cero tolerancia”, motivo por el cual planeaban “retenerlo” una vez que realizara el recorrido habitual por el penal, por lo que una vez descubierto el plan se aplicaron medidas correctivas.

     

    Uno de los problemas principales es la falta de medicamentos para los internos, manifestaron familiares de un detenido. “Se pasan la bolita todos allá adentro y si el gobierno no pone atención en esto, la cosa se va a poner peor”, advirtieron.

    NO HUBO MOTIN, NI EVASIÓN: ROBERTO PIZANO

    El director de Prevención y Readaptación Social del Gobierno del Estado, Roberto Pizano Camberos, negó que al interior del CERESO de Colima se haya registrado un motín o evasión de reos, como se rumoró.

    Explicó que lo que ocurrió fue que reos que se sienten merecedores de una libertad anticipada al ver que no se les ha otorgado y al ver que pasó el 15 de septiembre y no fueron liberados, empezaron a manifestar su molestia por tal hecho y esto fue capitalizado por los internos que dentro de la prisión convergen con drogas ilícitas.

    En ese sentido, dijo que de repente se tuvieron dos focos rojos, “por un lado, las personas que convergen con droga y que no nos perdonan que estamos sobre ellos y que con frecuencia los ponemos a disposición de las autoridades federales y que se demuestra que se han detectado en estas irregularidades son enviados a la prisión de Manzanillo que es de alta seguridad”.

    También, dijo, se hizo un análisis de un grupo como de 30 personas que andaban involucradas en un intento de disturbio de la prisión, “cortamos por lo sano y de eso, ya hace 15 días, tiempo que hace de cuando mandamos a 16 personas revoltosas a Manzanillo y a otras 15 que no estaban sentenciadas y que no se podía mover de Colima los mandé al llamado dormitorio M y ahí están en una actitud en donde no reciben visitas entre otras limitaciones”.

    Luego de ello, aseguró que la vida siguió su curso en el CERESO, pero posteriormente personal sindicalizado empezó con el rumor de que al interior de la prisión no había condiciones de seguridad y en una ocasión, hace ya 15 días de esto también, un jueves y un viernes no entraron a trabajar.

    “Lógico que las autoridades superiores nos preguntaron que ocurría, comentamos que ya habíamos cortado por lo sano aquél asunto y todo aparentemente volvió a la normalidad, pero no fue así. Los sindicalizados redactan un escrito, se lo hacen llegar al gobernador del estado, en primera instancia, al secretario general de Gobierno, Héctor Michel y le hacen notar que se tiene desabasto de medicamentos, que los alimentos no están bien preparados por los propios internos que están adscritos en la cocina, que el parque vehicular no es suficiente y algunas quejas más.

    Reconoció que a veces los medicamentos no son suficientes porque la demanda de la población es elevada, además porque algunas instituciones no tienen el presupuesto suficiente para satisfacer estos renglones, por lo que tanto en Colima como en Manzanillo, se ha pedido apoyo a los familiares de los internos, a los que tienen capacidad económica para que ayuden a coadyuvar este asunto.

    Dijo que el CERESO de Colima tiene a 2 mil 400 internos, el de Manzanillo a 650 y el de Tecomán cerca de 200, “el esfuerzo del Gobierno del Estado ha resultado insuficiente, se requieren más recursos, las partidas presupuestales ya se agotaron, hay necesidad de ampliarlas y no obstante aquello está en pie”.

    PROPUESTAS PARA UN NUEVO CERESO: CRISPÍN

    El 23 de septiembre pasado, el diputado Crispín Gutiérrez manifestó que ya se cuenta con varias propuestas para la adquisición del terreno que permitirá la construcción de un nuevo Centro de Rehabilitación Social (Cereso).

    Dijo que para ello el gobernador Silverio Cavazos Ceballos sigue con las negociaciones que permitirán bajar los recursos de la federación, para que en la entidad se pueda consolidar este proyecto que ya se hace necesario por el incremento poblacional penitenciario que presenta el actual reclusorio.

    El presidente de la Comisión de Prevención y Readaptación Social en la LV Legislatura Local, aseveró que ya es necesaria esta obra, toda vez que señaló que existe un hacinamiento en el Cereso de Colima, lo que permite que los internos no estén en condiciones favorables.

    Entrevistado sobre el particular, manifestó que la obra está catalogada como urgente, puesto que Colima, es el estado en donde se le da mayor respuesta a las denuncias de la ciudadanía, lo que en consecuencia genera un mayor número de internos, que están viviendo en condiciones muy poco favorables, por lo que urgió al gobierno federal para que ya destine los recursos y se pueda hacer esta obra en la entidad.

    Anuncios
    Compartir