Denuncian injusticia al desalojar a una familia de escasos recursos de su vivienda

0

Luis Rosales Chávez|COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- Luego de más de 30 años de haber habitado en la casa marcada con el número 438, de la colonia Cofradía de Juárez; ahora, la señora Rosa Mendoza Salazar, sólo lleva en su mente los recuerdos de tantos años que compartió al lado de su esposo Santos Oseguera, y sus hijos, pues el abuso de un prestamista, ha hecho que únicamente observe su hogar desde afuera, el cual lleva meses cerrado con cadenas.

Rosa Mendoza comentó que su desgracia comenzó cuando “le pedí un préstamo al señor Vidal García Velazco, de 20 mil pesos, él me llevó ante el notario público, Librado Silva García, me dijo que solamente así podía hacerme el préstamo; me hizo firmar varios papeles sin decirme a qué se referían”.

Meses después de haber recibido el dinero para atender a su esposo debido a una enfermedad que padecía, no pudo seguir pagando los intereses del préstamo, por lo que tomó la decisión de pagar con una parte de su casa, sin embargo, expresa que García Velazco le dijo que la vivienda le pertenecía.

A los pocos días, comenta, acudió un hijo de quien le había prestado el dinero, de nombre David García Ramírez, con personal policiaco, un actuario y un vehículo de carga para desalojarla, sacando sus cosas afuera sin haber hecho un avalúo del lugar y sin una orden de desalojo.

“Me sacaron mis cosas, se las iban a llevar; el que renta la tortillería nos dio permiso de poner las cosas ahí, pero no podemos tener a mi marido allí porque está enfermo” dijo la afectada.

Dicha acción la llevó a acudir al Ministerio Público para poner una denuncia, interponiendo una demanda el acusado en contra de ella, lo que propició la participación del juez para resolver el problema; cerrando el caso a favor de Vidal García.

Debido a esto, con impotencia, Mendoza Salazar solicita el apoyo de las autoridades municipales y estatales para esclarecer el hecho y evitar que queden en la calle “le pediría a nuestras autoridades que les dimos el voto, que no se olviden del pueblo que los llevó ahí donde están”.

Por su parte, su hija, Yolanda Oseguera Mendoza, afirma que a pesar de sus constantes idas, en un principio, a los juzgados para conocer el avance su situación, no les hicieron caso y asegura que han acudido con las autoridades del municipio, sin encontrarlas. Con lágrimas en los ojos, pide justicia y la atención del gobierno para que se haga el avalúo de la casa y el remate y de allí, pagar al prestamista su dinero y el resto entregárselo a los propietarios.

“Pido que se haga justicia y el avalúo, que nos apoyen las autoridades de Colima porque parece que no hay autoridades y que no pasó nada, cuando gracias al pueblo están en dónde están, entonces para qué queremos a las autoridades si otras personas hacen lo que quieren”, concluyó.

Comentarios

Comentarios