CULTURALIA

0

LAS REVILLAGIGEDO, PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD

Por: Noé Guerra

El archipiélago de Revillagigedo, es un grupo de islas en el océano Pacífico. Forman parte del estado mexicano de Colima y se localizan entre 720 y 970 kilómetros al oeste de Manzanillo. Las islas fueron nombradas en honor al Conde de Revillagigedo, de la ilustre familia Revilla-Gigedo, Juan Vicente de Güemes Pacheco y Padilla, Virrey de Nueva España (En 1790, el Conde en su condición de Virrey ordenó la ocupación de las islas y, poco después, en 1793, el capitán inglés  James Colnett, fue capturado por un navío español en la isla Socorro mientras investigaba. Fue llevado prisionero a San Blas, ubicado en el actual Nayarit, de donde fue liberado por orden del Virrey. En agradecimiento, Colnett nombró al grupo de las cuatro islas Archipiélago de Revillagigedo).

El Archipiélago de Revillagigedo, es un ecosistema único de cuatro islas volcánicas en el Pacífico y es territorio del Estado de Colima por Decreto presidencial del 25 julio de 1861, suscrito por el presidente Benito Pablo Juárez García, con el que se otorgó la soberanía de las islas. Disposición presidencial que como es evidente continúa vigente. El primer acto de soberanía como tal fue el del entonces gobernador Fancisco Javier Cueva, cuando el 24 de enero de 1868, tomó posesión de las islas y el 7 de abril de ese mismo año decretó la colonización de las mismas, ordenando el 17 de julio, entre otras, la construcción de un establecimiento penal en las islas. El primer Presidente de México que puso pié en las islas fue José López-Portillo el 24 de marzo de 1978, el último fue Enrique Peña Nieto este martes 22 de noviembre de 2016, en compañía de Nuria Sanz, representante de la UNESCO en México y del anfitrión José Ignacio Peralta gobernador de Colima, además de los titulares de SAGARPA José Calzada Rovirosa y de la SEMARNAT Rafael Pacchiano Alamán, entre otros. Acto con el que de manera categórica se ratificó la soberanía plena.

Haciendo un poco de historia, se afirma que fue el 21 de diciembre de 1533, cuando Fernando de Grijalva, a bordo del barco “San Lázaro” descubrió una isla que no figuraba en sus cartas de navegación, ni en relación alguna. Le tomó cinco días desembarcar. Al estar en tierra tomó posesión de esta a nombre del Rey de España, bautizándola como “Santo Tomás”, hoy Socorro, en honor del santo que se festejaba ese día. Hacia 1541, Domingo del Castillo elaboró una carta de la Baja California, que incluye esa isla. Este mapa se conservó en los archivos de la familia de Cortés en México. En 1542 Ruy López de Villalobos, por encargo del virrey Antonio de Mendoza, fue comisionado para explorar las rutas hacia Oceanía. Durante el viaje descubrió una isla y algunos peñascos a la que le puso “La Anublada”, hoy San Benedicto, y a los peñascos les dieron el nombre de “Los Inocentes”. En 1579, el pirata inglés Francis Drake -según su itinerario- estuvo en la isla Santo Tomás. Martín Yánez de Armida, quien buscaba oro en 1608, cambió el nombre de la isla Santo Tomás por el de Socorro en honor a su esposa, que lo acompañaba. Las islas Santa Rosa (actual Clarión) y Roca Partida fueron descubiertas por José Camacho, en 1779.

El barón Alexander von Humboldt, en 1811, publicó un documento y un mapa sobre las islas; en 1825, Benjamín Morell visitó el archipiélago a bordo del “Boston”; en 1839, Edward Belcher fue al mando de las corbetas inglesas “Sulphur” y “Starling”, de este viaje surgió el trabajo “La botánica del viaje del H. M. S. Sulphur”, publicado en 1844. En 1848, el teniente Reeve, a bordo del barco de guerra “Fortworth” de la Armada Inglesa, observó y registró una erupción del Evermann en la isla Socorro.

El 6 de junio de 1994 las islas fueron declaradas Área Natural Protegida mediante decreto y con este se culminan los esfuerzos por lograr la protección del archipiélago, relevante tanto por su gran riqueza biológica e importancia geológica como por su ubicación, ya que amplía la zona económica exclusiva de México. Las islas fueron declaradas, como “Archipiélago de Revillagigedo”, Reserva de la Biosfera el 15 de noviembre de 2008, integrada por las áreas mencionadas y su respectivo territorio marino. El 17 de julio de 2016 la UNESCO le atribuyó el rango de Patrimonio Natural de la Humanidad. Inscripción en la lista de lugares naturales protegidos que completa un arco de islas patrimonio de la humanidad que, en el continente americano y el Océano Pacífico, empieza con las Galápagos, pasa por la isla colombiana de Malpelo y la costarricense Isla del Coco.

Denominación que no solo queda en la develación de una placa, como se hizo el martes 22, sino que implica, entre otras, establecer lineamientos que aseguren la conservación de los ecosistemas presentes, preservando la diversidad genética del área y la continuidad de los procesos evolutivos de vida silvestre. Proponer opciones para el aprovechamiento múltiple, integral y sustentable de los recursos naturales mediante regulaciones al turismo, la pesca deportiva y la comercial de conformidad con la zonificación, a la par de establecer medidas que coadyuven a asegurar actividades estratégicas y de soberanía del gobierno mexicano en el área. Fundar lineamientos para lograr canales de participación y optimizar esfuerzos, recursos y toma de decisiones entre los sectores involucrados e incorporar a la reserva como parte de una estrategia de conservación en los ámbitos estatal, nacional y mundial.

Comentarios

Comentarios