Cruz Azul da el primer golpe en la Final

0

 

* La Máquina se impuso 1-0 al América en el Estadio Azul; ahora tiene la misión de mantener la ventaja en el Estadio Azteca

 

COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- La Máquina Celeste de la Cruz Azul ha dado la primera sacudida a las Águilas del América en la Final de ida del Clausura 2013 con un gol de Christian Giménez, en el duelo de Ida en la Final del Clausura 2013, celebrado en el Estadio Azul, que ha dejado abierta la serie para el encuentro de vuelta.

Cruz Azul asumió su papel como local y, sin ejercer un dominio abrumador, tomó el control de la pelota desde los primeros minutos. La Máquinatuvo su primer vía de acceso con Pablo Barrera, cuyos desbordes no hallaron destinatario. 

En el minuto 19, los arribos celestes dejaron de ser avisos: el Chaco Giménez aprovechó las facilidades de la marca en un tiro de esquina y  marcó el primer tanto con un remate de cabeza que pegó en el poste y se anidó en las redes para el 1-0.

La anotación no disminuyó el ánimo del visitante, quien logró fabricar algunas ocasiones frente al marco. Al 24′, Diego Reyes no pudo conectar adecuadamente con la testa un centro de Rubens Sambueza.

Cerca del final de la primera parte, Christian Giménez tuvo que salir de la cancha para ser atendido por las asistencias, tras una barrida contra Aquivaldo Mosqueda.

En el segundo lapso,  las Águilas asumieron la batuta, al grado de que Corona, al 52′, evitó la caída de su marco con una gran atajada ante un cabezazo de Christian Benítez.

La Máquina equilibró poco a poco las acciones y tejió un par de opciones que Javier Orozco no pudo definir para ampliar la ventaja del local que, sin embargo, logró la victoria.

Miguel Herrera no daba tregua a los reclamos un solo minuto, al cuarto árbitro, José Alfredo Peñaloza, le insistía con el tiempo que perdían los celestes en los saques, exigía amonestaciones y no respetaba su área técnica.

Cruz Azul la volvió a hacer, ganó su décimo partido en 12 juegos disputados, tiene ventaja en la ida como con Morelia y Santos y por ahora tiene contra las cuerdas un América que lució sin idea de cómo romper una muralla celeste.

Compartir