¿Créditos rápidos? Los pros y contras

0
CN COLIMANOTICIAS
México.- Los créditos por Internet son una de las formas más rápidas para solucionar pequeños problemas de presupuesto, como la avería repentina de un automóvil o cualquier otra situación inesperada. Estos nuevos métodos de financiación constituyen una bocanada de aire fresco para las familias y particulares que, en algunas ocasiones, ven apretados sus ingresos.

Muchos lo catalogan como “dinero fácil”, debido a los casi nulos trámites administrativos y la inmediatez con la que se aprueban. Basta con hacer una rápida búsqueda de Google con la palabra “créditos rápidos” para darnos cuenta de la cantidad de empresas que, hoy en día, ofrecen estos servicios a través de la web.

Se trata de una solución a corto plazo, por lo que conviene planificar y hacer uso responsable de ellos.

Son una herramienta tan exitosa, que en el último año se han creado cerca de 50 entidades de este tipo. ¿La razón?  Los excesivos trámites y la tardía o inexistente respuesta del sistema tradicional han hecho que los clientes prefieran esta fórmula de subvención, que además es muy segura.

No está de más, entonces, seguir una serie de parámetros o consejos para que todo el proceso resulte exitoso:

1. Prudencia con las cantidades

Los economistas recomiendan tener moderación en el momento de solicitar un préstamo, y hacerlo solo para cubrir situaciones excepcionales. Debido a que es muy fácil acceder a ellos, hay quien suele pedir no solo uno, sino dos, tres y hasta más…, Que luego terminan acumulándose y generando retrasos en los pagos.

Lo más responsable es escoger una cantidad que después pueda pagarse, evitando caer en espirales de impagos y terminar entrando en las listas de morosos.

2. La honestidad ante todo

Casi todas las empresas financieras que funcionan en la web tienen un esquema similar en cuanto a los datos que solicitan a sus clientes, que son muy pocos.

Si bien es cierto que cuentan con la ayuda de compañías externas para tener acceso a la información detallada de quien pide un préstamo, conviene rellenar el formulario con datos fidedignos, apelando a la honestidad. Al mentir, uno está prácticamente autonegándose el crédito.

3. La importancia de las cuotas

Escoger las cuotas para pagar el financiamiento adquirido es importante, y varía de en función de cada cliente. Hay modalidades que admiten un mayor número de cuotas, pero que suben el interés; y hay otras que permiten un pago rápido, pero que aumenta la carga económica. Lo mejor es escoger algo intermedio, ni mucho ni poco.

4. Leer y completar muy bien el formulario de solicitud

El formulario lo es todo. Hay que rellenar cada dato que la empresa requiera, pero también leer bien los términos y condiciones, que son diferentes de acuerdo a cada negocio online.

Por eso es importante evaluar bien cómo está el bolsillo, la capacidad para afrontar el pago de la deuda y si las cláusulas se adaptan a las necesidades del momento.

5. Escoger una compañía fiable

Cuando se trata de dinero, lo mejor es acudir a expertos, compañías que ya tengan años de servicio y buenas reseñas de sus clientes. Son muchas las que operan en la red, pero no todas ofrecen calidad, seguridad y transparencia. Lo mejor es hacer un pequeño estudio antes de decidirse por una.

Fuente: www.grandesmedios.com/

Anuncios
Compartir