Coreanos Construirán 12.5 Kilómetros de Ferrocarril en Manzanillo

    0

    Durante el foro “Corea-América Latina y el Caribe, Unidos por un País mejor”, que se lleva a cabo en Corea, el subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC), Humberto Treviño, dijo que el Gobierno federal espera que las empresas coreanas confirmen su interés de participar en estos proyectos.

    Al exponer el portafolio de inversiones de la SCT ante empresarios de este país oriental, Treviño les propuso participar como proveedores de segundo nivel, es decir, como compañías operadoras, proveedoras de servicios, consultoras, empresas de ingeniería, de arquitectura, inversionistas, consultores financieros y compañías crediticias de los proyectos que el Gobierno federal mexicano no ha podido concluir por falta de recursos.

    Indicó que el programa de infraestructura incluye proyectos de diversos tamaños y que los de gran escala necesariamente requieren la participación de una entidad que organice al consorcio. “Se requiere también la participación de inversionistas que aporten recursos financieros, de empresas constructoras y de empresas que operen los proyectos”, declaró.

    Sobre el rezago que enfrenta nuestro país en materia de comunicaciones, manifestó: “Creemos que en parte se ha debido a la insuficiencia pasada y presente de recursos públicos”, y agregó que para concluir los proyectos que incluye el dicho Plan Nacional de Desarrollo se requieren alrededor de 50 mil millones de dólares, que contempla tanto inversión pública como privada.

    Comentó que para realizar algunas de las nuevas vías de comunicación que requiere México se necesitan inversiones millonarias, pero aseguró que el Gobierno federal las considera viables mediante el sistema de participación antes mencionado, que permitirá a Corea y otros países invertir y participar económicamente en los proyectos mexicanos.

    Detalló que en cada uno de los cuatro papeles propuestos de este esquema (operador, compañías de construcción, de inversores e inversionistas, así como de organizadores de participación) existen proveedores de segundo nivel como consultores, compañías proveedoras, compañías de ingeniería, bancos o agencias financieras y asesoría legal.

    Así pues, en el portafolio de inversión México abre las puertas a la inversión en cuatro rutas locales de ferrocarril, tres nuevos aeropuertos, la ampliación de 31 de los aeropuertos locales ya existentes y tres líneas nuevas de tren suburbano.

    En cuanto a los aeropuertos, el documento explica que la meta es construir tres nuevos (uno de los cuales ya está en funcionamiento) y expandir 31 de los ya existentes; “una versión actualizada del PNI incluso incluye cuatro nuevos aeropuertos”, señaló el funcionario.

    Al respecto Treviño hizo especial énfasis en el interés que Corea pudiera tener sobre estos proyectos, toda vez que el aeropuerto internacional de Seúl está considerado como uno de los mejores del mundo.

    Detalló que se prevé la construcción de un aeropuerto en la Riviera Maya que tendrá una capacidad inicial de 3 millones de pasajeros por año. El costo aproximado sería de 300 millones de dólares incluyendo el complejo aéreo y las rutas de acceso, se contempla que el esquema de financiamiento para este aeropuerto sea de inversión privada y de concesión, mismo que será licitado próximamente.

    Presentó también un proyecto para la construcción de un nuevo aeropuerto en Palenque, Chiapas, que se prevé sea licitado en el próximo año y que tendrá una capacidad de 300 pasajeros anualmente y costará 50 millones de dólares.

    Planteó, además, la construcción de aeropuertos de carga en diversas ciudades como Ensenada, Baja California; “en los casos específicos de los aeropuertos de la Riviera Maya y de Ensenada la posibilidad de inversión está abierta, es oportuna y creemos que es muy atractiva”, aseveró.

    Ante los empresarios coreanos, afirmó que para el caso del aeropuerto de la Rivera Maya “ya se tiene preparada toda la parte de los inmuebles para invertir en este aeropuerto, y en cuatro o seis semanas tendremos la licitación para participar en este proyecto”.

    La propuesta mexicana incluye también trenes suburbanos como la Línea 2 en el Distrito Federal, de 21 kilómetros, comprendidos en el tramo de Martín Carrera y Jardines de Morelos, y una inversión aproximada de 680 millones de dólares y tendrá un esquema financiero tanto de concesión como de inversión privada.

    Incluye, además, la Línea 3 del mismo tren suburbano metropolitano, de 13.2 kilómetros, en el trayecto comprendido entre Chalco-La Paz-Nezahualcóyotl, que necesita de mil 52 millones de dólares para ser construida y que se prevé transportará a 90 millones de pasajeros por año.

    Detalló que para la Línea 2, las licitaciones están en las primeras etapas.

    Asimismo, México busca ayuda para construir otro tren suburbano en Punta Colonet, Baja California, de 300 kilómetros y que pretende ser una construcción multimodal de transporte que sea al mismo tiempo puerto y terminal de ferrocarril.

    El funcionario de la SCT exteriorizó que estos proyectos forman parte de los esfuerzos del Gobierno federal para incorporarse al transporte masivo de pasajeros, esfuerzos que redoblará en los próximos años.

    “Estos son proyectos que su monto de inversión supera los mil millones de dólares, que tienen apoyos gubernamentales vía subvención; sabemos que es la única forma de sostener estos medios masivos de transporte y que tienen ya las condiciones para una construcción rápida porque utilizan derechos de vía que antes utilizaba el ferrocarril de carga”, comentó.

    En lo relativo a ferrocarril, dicho portafolio incluye los proyectos de ferrocarril de Manzanillo, Colima, con una extensión de 12.5 kilómetros, con un costo aproximado de 231 millones de dólares, así como el de Tapachula, Chiapas, con una extensión de 11.1 kilómetros y una inversión de 21.5 millones de dólares.

    Se incluye también un tren en Celaya, Guanajuato, con una extensión de 51 kilómetros y un costo de 270 millones de dólares, además del ferrocarril de Cuidad Juárez, Chihuahua, con una extensión de 63 kilómetros y un costo de 168 millones de dólares. Según lo previsto por el Gobierno federal, todos deben construirse antes del 2012.

    Anuncios
    Compartir