Consecuencias físicas que experimenta tu cuerpo cuando mientes

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- Todo atleta sabe que la educación es una parte crucial del rendimiento. Para poder diseñar un estilo de vida saludable se han hecho diversas investigaciones sobre el deporte y la alimentación. Para lograr tus objetivos sabes que el ejercicio y la comida no son suficientes, requieres hacer algunos ajustes en tus hábitos: dormir bien, no fumar, no beber alcohol, hidratarte adecuadamente, etcétera.

Pero una investigación reciente añade un cambio que debes hacer para mejorar ese equilibrio que buscas en la vida: debes dejar de mentir.

Lo que muestra la ciencia

En un estudio de la Universidad de Notre Dame se encontró que las personas que dejaron de mentir durante 10 semanas se sentían menos tensas, más optimistas y experimentaban menos dolencias físicas como dolores de garganta y de cabeza.

Lo que dice el experto

Después de una mentira viene la culpa (casi siempre) y esa sensación de que necesitas esconder algo. Esto tiende a asociarse con resultados de salud negativos, como explica Stacey Doan, profesora asistente de psicología en el Claremont McKenna College de California, que estudia cómo la mente influye en la salud física.

“Las investigaciones demuestran que la culpa y el estrés de decir mentiras están relacionados con un estado de ánimo deprimido, un menor bienestar, una menor satisfacción con la vida y menos emociones positivas”, señala. 

La mayoría de estos riesgos para la salud probablemente estén vinculados con el sistema nervioso simpático (la respuesta de lucha o huida), que se activa cuando mientes y te sientes mal al respecto. Una mentira crónica puede ser más dañina que una mentira única o una mentira blanca, porque el estrés prolongado causa desgaste fisiológico en el cuerpo.

La conclusión

Si te sientes culpable por una mentira pasada, lo que importa es hacer las paces, comenta Doan. Encuentra un confidente con quien puedas descargarte, o mantén un diario para quitarte las cosas del pecho.

Finalmente, lo más importante, procura ser siempre lo más honesto y sincero posible para evitarte problemas de todo tipo. Evita las mentiras, sobre todo aquellas que, al descubrirse, puedan dañar a alguien. Y, por supuesto, siempre di las cosas con tacto y empatía.

Fuente: HARMONÍA

Anuncios
Compartir