Cinco alimentos con «mala fama» pero que en realidad son saludables

0

CN COLIMANOTICIAS

México.-Lo primero que solemos hacer cuando empezamos una dieta es eliminar ciertos alimentos conocidos por ser de todo menos saludables. Y aunque la teoría dice que para seguir una alimentación sana y equilibrada hay que comer de todo pero con moderación, lo cierto es que la sabiduría popular nos ha hecho creer que es mejor privarse de algunos manjares que no ayudan en el deseo de perder peso.

Por eso Womens health te da a conocer la realidad sobre estos alimentos y demostrar que se pueden incluir en cualquier dieta.

HUEVOS

huevos

Responsables del colesterol alto y de un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares para sus detractores, con los años se ha intentado restringir el consumo de este alimento. Sin embargo, los huevos son una gran fuente de proteínasvitaminas, bien lo saben los deportistas. Y sí, aumentan el colesterol, pero el bueno (HDL). Por eso la FEC (Fundación Española del Corazón), basándose en varios estudios, defienden a los huevos como un alimento necesario en una nutrición sana.

CAFÉ

café

Es una de las bebidas más consumidas en el mundo, pero también de las más polémicas. Del café se ha hablado mucho, para bien y para mal. Aunque muchos afirman que es perjudicial para la salud, cuantas más investigaciones salen a la luz, mayores son sus beneficios. De hecho, un reciente estudio asegura que beber hasta tres tazas de café al día reduce el riesgo de muerte. Y es que, el café nos ayuda a estar más alerta y a quemar grasas ya que aumenta los niveles de adrenalina que acelera el metabolismo.

CHOCOLATE

chocolate negro

Está tan prohibido que no se puede ni mencionar entre las personas que se someten a una dieta. Pero si le preguntas a cualquier nutricionista te dirá que no está vetado, todo lo contrario, siempre y cuando sea chocolate negro, es decir, con un mínimo del 70% de cacao puro. El chocolate contiene flavonoides y polifenoles, antioxidantes que ayudan a liberar los radicales libres. Además estimula la producción de endorfinas, la hormona de la felicidad, mejora la circulación, estimula el sistema nervioso y tiene efecto saciante. Eso sí, también tiene un alto aporte calórico, así que hay que tomarlo con medida.

PASTA

pasta

Ni macarrones, ni espaguetis, ni todo tipo de plato ‘Made in Italy’ que lleve como ingrediente protagonista la masa de harina de trigo. El mayor defecto para quienes quieren adelgazar es su alto porcentaje en hidratos de carbono. Sin embargo, su contenido en grasas es escaso y el de proteínas muy elevado, lo que convierten a la pasta en una excelente fuente de energía que, según la Fundación Española de Nutrición, no engorda y previene la arteriosclerosis.

PAPAS

patatas 

Siguiendo los mismos pasos que la pasta, el almidón de las papas ha hecho que este tubérculo caiga en el olvido por su alto contenido en carbohidratos. Y lo cierto es que tienen un gran valor nutricional desaprovechado injustamente en muchas dietas. Las patatas son ricas en vitaminas B y C, contiene minerales como el hierro, potasio, fósforo, magnesio y zinc, y posee un alto porcentaje de fibra que, además de ayudar a hacer la digestión, disminuye la sensación de hambre y por tanto ayuda a controlar el peso. No obstante, la forma más sana de consumirlas es hirviéndolas y evitar freírlas.

Anuncios