Chivas venció a Caracas

    0

    En los primeros 15 minutos del partido, los rojiblancos habían generado cuando menos tres aproximaciones de gol, entre los hombres que mandó Efraín Flores a la cancha, donde destacaron Jared Borgetti, el regreso de Carlos Ochoa, y la incrustación de Francisco Mendoza como los cambios más significativos en relación a la última alineación que apareció para hacer frente a los Jaguares de Chiapas.

    Una y otra vez, los rojiblancos intentaron por todos los medios vencer la cabaña de Renny Vega, arquero del Caracas por el centro, los costados, tiros de media distancia, de todo se valió el Rebaño para abrir el ostión venezolano llamado Caracas Futbol Club.

    Los visitantes llegaron al Jalisco, con la bandera de la defensa a ultranza, donde la zaga integrada por Delvis Barone, Jaime Bustamante y Gabriel Chichero, fue la línea de más trabajo en la noche para el cuadro sudamericano.

    Dueño absoluto del balón, a Chivas lo único que necesitó para abrir el marcador fue la posición franca de gol que debíó encontrar entre un mar de piernas del cuadro rojinegro venezolano.
    Un disparo de Carlos Ochoa, que apenas se fue desviado del poste izquierdo del arquero Vega fue uno de los arribos más importantes en los primeros 25 minutos de juego.

    Al 38´se produjo otra aproximación que ahogó el grito de gol de los aficionados, luego de un remate con la cabeza de Gonzalo Pineda que pareció pegar sobre la mano de un defensor venezolano, pero el silbante peruano Víctor Carrillo dejó seguir la acción ante las rechiflas del respetable.
    Por Caracas, que incluso ya había realizado un cambio por la lesión de Rafael Catellin y el ingreso de Emilio Rentería, sólo estaba esperanzado a un pelotazo para los hombres de ofensiva Darío Figueroa y Rodrigo Prieto.

    Sobre el final del primer tiempo, Alberto Medina dejó escapar otra oportunidad inmejorable al estrellar un balón sobre la humanidad de Renny Vega en posición franca de gol.

    Para los segundos 45 minutos el Rebaño no cambió el escenario del partido, incluso de inmediato Efraín Flores hizo ingresar a Omar Arellano en lugar de Carlos Ochoa, buscando más velocidad al frente.
    Al 58´el Guadalajara se vio reducido en unidades con la expulsión de Jonny Magallón tras recibir doble amonestación por una falta sobre Rodrigo Prieto.

    Poco a poco Caracas pareció lograr su objetivo, al mantener en blanco su meta y contener el vendabal rojiblanco que amenazó durante todo el encuentro, pero al 80´ se cumplió el dicho que reza: “Tanto va el cántaro al agua…y la cabeza de Áaron Galindo la encargada de hacerlo cumplir con un remate seco que venció al guardameta Ronny Vega para el ansiado y buscado 1-0 en el marcador.

    Costó mucho al Guadalajara abrir el cerrojo que dispuso Caracas, pero al final fue una victoria muy trabajada que deja al Rebaño con la punta de lanza para enfrentar un Clásico Tapatío que promete ser vibrante.

    Anuncios
    Compartir