Celebra 40 Años la Secundaria “Antonio Barbosa Heldt”,

    0

    Los festejos de los 40 años iniciarán este lunes a las 06:00 horas con las mañanitas, siendo el lugar de reunión el jardín principal. Enseguida, a las 8 de la mañana, se realizará la ceremonia de inauguración de la semana cultural y para las 2 de la tarde, se tiene contemplada una comida en el Club de Leones.

    Según el cronista del municipio de Armería, Miguel Chávez Michel, quien durante mucho tiempo se ha dedicado a recopilar la historia de este plantel, explica que en el período de 1960 a 1965 la educación primaria del entonces pueblo de Armería sólo se impartía en un colegio particular y dos escuelas oficiales. El colegio “Sor Juana Inés de la Cruz” fundado en la década de 1950 por el padre Juan Hernández León funcionaba en dos segmentos: la sección de niñas y la unidad para varones. En la sección de niñas operaba un bien reconocido y afamado sistema de “internado” en donde se alojaban, de lunes a viernes, alumnas procedentes de Tecomán y Colima.

    La escuela primaria federal Revolución que funcionaba desde 1932 y cuyo primer edificio le fue construido en la década de 1940 operaba en forma mixta para hombres y mujeres y en turnos matutino y vespertino. La escuela de la colonia Independencia que también formaba parte del sistema federal de educación primaria para ambos sexos sólo funcionaba por las mañanas.

    En esta tesitura, quienes concluían su educación primaria y tenían posibilidades de continuar sus estudios, que por cierto, no eran muchos, se desplazaban diariamente a la secundaria federal “Gregorio Torres Quintero” de la ciudad de Tecomán; los menos, asistíamos a planteles educativos de las ciudades de Colima o Guadalajara.

    En este escenario de falta de centros educativos para estudiar el segundo nivel de enseñanza, el párroco del pueblo, el Pbro. Juan Hernández León, hombre culto y visionario que se adelantó a su tiempo, en el año de 1962 abanderó un modesto esfuerzo por instituir la educación secundaria para que los egresados de las primarias pudieran continuar sus estudios en Armería sin necesidad de trasladarse a otras poblaciones.

    Así, por iniciativa del padre Juan Hernández León, la unidad para varones del colegio “Sor Juana Inés de la Cruz” comenzó a funcionar en dos segmentos, el de educación primaria y el de secundaria. Entre los maestros que laboraron en secundaria recuerdo con especial afecto, entre otros, a los profesores Druso Alfonso Escalante Petra y Antonio Magaña Tejeda.

    A la distancia, es razonable aceptar que esta comedida decisión no alcanzó el éxito esperado, dado que, la gran mayoría de los estudiantes de la época no contaban con los recursos económicos suficientes para cubrir el pago de las modestas colegiaturas. Mas sin embargo, justo es reconocer, que gracias a la entusiasta decisión del padre Juan Hernández León, en el sentido de iniciar en Armería la educación secundaria, sembró entre las autoridades locales y los padres de familia, la inquietud para organizarse con el propósito central de fundar una secundaria.

    En este orden de ideas, a iniciativa de los profesores Benjamín Pineda Gutiérrez, Leobardo Juárez Alcántar y J. Concepción Aguilar de la Mora, el presidente de la junta municipal, Sr. J. Jesús Vaca Farías, presidió varias reuniones entre los padres de familia de las dos primarias oficiales en donde analizaron la posibilidad de que el nuevo edificio de la escuela Revolución, que estaba por concluirse, albergara también a la secundaria. A esta iniciativa se sumaron con entusiasmo entre otros, don Pablo Cernas, Lino Corona Pérez, Gustavo Sotomayor de la Mora, Rafael Aguilar Villalvazo, Ignacio Hoyos Velázquez, Salvador Mora Nolasco, Rosalío González Espinosa, Felicitas Carrillo Velázquez y mi padre Miguel Chávez Vega.

    Concluido el nuevo edificio de la primaria Revolución, por iniciativa de don Jesús Vaca Farías se le denominó Centro Escolar “Presidente Adolfo López Mateos”. Por cierto, en menos de diez años, estas instalaciones fueron demolidas ya que resultaron dañadas por el sismo del 30 de enero de 1973.

    Posterior a insistentes gestiones de los padres de familia el gobernador Francisco Velasco Curiel giró instrucciones a la Dirección de Educación Pública del estado para que se otorgara el permiso de una secundaria por cooperación, correspondiéndole el número dieciséis, misma que inició actividades a partir del mes de septiembre de 1964 en las instalaciones del Centro Escolar “Adolfo López Mateos”.

    Por falta de un edificio propio para la secundaria por cooperación No. 16, con la participación de los padres de familia y pueblo en general, el presidente de la junta municipal don Eusebio Michel Rincón, edificó un inmueble de dos plantas en terrenos adjuntos a la junta municipal. Esta construcción fue inaugurada en 1967 por el Lic. Francisco Velasco Curiel.

    Ante la falta de maestros del nivel, siendo presidente municipal don Rosalío González Espinosa y en apoyo de las gestiones de los alumnos encabezados por el líder J. Reyes Collás Avalos y la sociedad de padres de familia dirigida por don Sr. Gil Alvarez, se iniciaron, vía gobierno del estado, los trámites para su incorporación al sistema federal de educación secundaria, lográndose la anhelada petición el primero de octubre de 1968.

    De inmediato, las autoridades educativas designaron como primera directora a la profesora Basilia Anguiano Guijosa, mujer inteligente, disciplinada, enérgica y de carácter muy intenso. El nuevo personal docente se integró con Adelina González Sánchez, Carlos Vizcaíno Vázquez, Francisco Rubio Alcocer, Jaime Granados Burgos, Juvencio Díaz M., Joel Zayas Becerra, Lucas Villegas de la Cruz, Manuel Avalos Alcalá, Oscar Manuel Hernández Corichi y Rigoberto Gaitán Flores. La señorita Alicia González Sánchez fue nombrada secretaria taquimecanógrafa y para los servicios de intendencia fueron seleccionados entre los alumnos del mismo plantel a Luis Manuel Lam López y Francisco Ramírez.

    Con la nueva planta docente la secundaria federal inició actividades en el mismo mes de octubre de 1968, albergando en su seno a la totalidad de los alumnos que habían iniciado sus estudios en la escuela secundaria por cooperación No. 16.

    En el último tercio de 1971 con motivo de la elección de la sociedad de alumnos se empezó a manifestar abiertamente lo que en un principio parecía ser un conflicto de intereses entre docentes y que concluyó con un lamentable desencuentro entre maestros, directora, alumnos, padres de familia y pueblo en general. Si la mente no me falla, sólo trataré de recapitular algunos hechos:

    Primero: En el mes de octubre de 1971, en reñida competencia, más entre maestros que entre escolares, resultó electa la planilla de la sociedad de alumnos integrada en la siguiente forma: presidente, Juan José Sedano Hernández; secretario, David Pérez y tesorera, Teresa Ramírez Delgado.

    Segundo: Con el fin de resolver algunos problemas ocasionados, al parecer por indisciplina de algunos alumnos, el lunes 10 de enero de 1972 por convocación de la directora Basilia Anguiano Guijosa, se verificó una reunión con todo el personal docente y padres de familia. Entre otros acuerdos se tomaron los siguientes: sólo tolerancia de diez minutos para ingresar al plantel; a partir del primero de febrero el alumno que no llevara uniforme y libros no sería admitido y también se revisaría al ingreso el aseo personal de todos los escolares.

    Tercero: Las anteriores disposiciones dividieron al plantel en dos corrientes de opinión: unos padres de familia demandaban superiores apremios, y otros, procuraban tolerancia y menor severidad.

    Cuarto: Ante las estrictas medidas adoptadas por la dirección para con el personal docente y alumnos, que un amplio sector apreciaba de excesivas y posterior a varios desencuentros, el jueves 23 de marzo de 1972, un grupo de alumnos encabezados por su presidente Juan José Sedano Hernández y apoyados por varios padres de familia colocaron un candado en la puerta de acceso a la secundaria y una bandera rojinegra. Además solicitaron el cambio de la directora.

    Quinto: Poco después, se presentó la directora acompañada de otros padres de familia y al tratar de quitar la bandera rojinegra se hicieron de palabras, lo que propició una fuerte discusión entre grupos opuestos. Estos lastimosos sucesos rebasaron el ámbito escolar.

    Sexto: Dado que algunos alumnos huelguistas fueron buscados en sus domicilios por la policía municipal, dizque para investigarlos, el viernes 24 de marzo, el líder estudiantil de la Federación de Estudiantes Colimenses, Arnoldo Ochoa González, encabezó un mitin en el jardín principal de Armería en la que exigía respeto, por parte de la autoridad municipal, a un conflicto que era interno de un plantel educativo y segundo, proponía el cambio de la directora y de algunos maestros para alcanzar acuerdos que permitieran armonizar las buenas relaciones entre maestros, alumnos y padres de familia .

    Séptimo: El lunes 27 de marzo, con el respaldo de sus padres, una veintena de alumnos se apostaron en la puerta principal de Palacio de Gobierno solicitando que la Federación de Estudiantes Colimenses no interviniera en el conflicto. El gobernador Pablo Silva García los recibió en su despacho y después de convencerlos que regresaran a su lugar de origen se comprometió a solucionar los problemas.

    Conclusión: La Profa. Basilia Anguiano Guijosa solicitó su cambio a otra entidad federativa y en su lugar fue designado el Prof. José Matilde Rodríguez Iglesias. Con la llegada del nuevo director, todos se pusieron a trabajar y a las pocas semanas recuperaron la armonía y buen funcionamiento del plantel.

    Pasando a otro asunto, siendo presidente municipal el profesor J. Félix Delgado Velázquez (1971-1973) y dado el inusitado crecimiento poblacional de la secundaria, en 1972 se iniciaron las gestiones tendientes a la construcción de un nuevo edificio, situación que se aceleró con motivo del sismo del 30 de enero de 1973 en donde el inmueble resultó muy deteriorado, consecuentemente, en los patios de la misma, hoy auditorio “Prof. Rubén Tinoco Alcántar”, se improvisaron las aulas de clases en unas enramadas de palapa construidas por la presidencia municipal.

    Con motivo de la visita que realizara al pueblo de Armería el Presidente de la República, Luis Echeverría Alvarez, para verificar los daños ocasionados por el sismo, un grupo de padres de familia le solicitó al primer mandatario la construcción de un nuevo edificio, a lo que el titular del Ejecutivo federal les contestó: “Si ustedes ponen el terreno, el Gobierno de la República les construirá la escuela”.

    Motivados por esta promesa, el Sr. José Antonio Covarrubias Rodríguez logró que doña Mariquita Rodríguez viuda de Covarrubias consintiera en la donación de los terrenos en donde actualmente funciona. El gobernador Pablo Silva García, por su parte, instruyó al ingeniero Julio Mendoza Gómez, jefe de zona del Capfce, para que iniciara de inmediato las obras. El comité proconstrucción lo presidió el dirigente de la sociedad de padres de familia, Sr. Miguel Ruelas Jaramillo.

    En septiembre del mismo año, el presidente Echeverría realizó por el estado una nueva gira de trabajo y a su paso por Armería, la totalidad de los alumnos encabezados por su director el profesor José Matilde Rodríguez Iglesias, lo interceptaron en el cruzamiento de las calles Progreso y Cuauhtémoc y allí le informaron que su promesa de construir la secundaria “aún estaba incumplida” ya que al plantel le faltaban los ventanales, pisos, pintura e instalaciones eléctricas y para demostrar que no mentían, lo invitaron a visitar la escuela.

    Para desconcierto de sus acompañantes, el Presidente en unión de alumnos y maestros se trasladó a pie hasta la secundaria y en ese lugar giró instrucciones para que concluyeran las obras. Un mes después, el Capfce entregó el edificio a las autoridades educativas. Su inauguración fue el 20 de noviembre de 1973. Siendo director de la secundaria el Prof. Juan Mesina Alatorre se aprobó que la escuela llevara el nombre del ameritado maestro colimense “Prof. Antonio Barbosa Heldt”.

    A sus cuarenta años (1968-2008) de haber sido federalizada la secundaria “Antonio Barbosa Heldt” ha tenido 14 directores: Profa. Basilia Anguiano Guijosa (1968-72); Prof. José Matilde Rodríguez Iglesias (1972-74); Prof. Juan Mesina Alatorre (1974-77); Profa. María del Socorro León Orozco (1977-80); Prof. Carlos Vizcaíno Vázquez (1980-81); Prof. José Quintana Sánchez (1981-83); Prof. Apolonio Rojas Martínez (1983-85); Prof. Gabriel Molineo Pahua (1985-89); Prof. José Luis Barbosa Hernández (1989-93); Prof. Juan Gómez Magaña (1993-94); Profa. Elvia Romero Ramírez (1994-95); Prof. Miguel Ceballos Madrid (1995-96); Prof. Juan Vélez Morelos (1996-2007) y el actual Prof. Jorge Alcaraz Parra.

    A partir de 1996 se autorizó el nombramiento de un director por turno (matutino y vespertino). Desde ese año, han fungido como directivos por el turno vespertino los profesores Juan Vélez Morelos, Jorge Alcaraz Parra y Ramón Rivera Gaitán. De sus aulas han egresado alumnos que hoy son exitosos profesionistas y que sirven a la sociedad en los sectores educativo, social y productivo. Muchos de los actuales maestros son egresados de este prestigiado plantel.

    Comentarios

    Comentarios

    Compartir
    Nota previaCamara Indiscreta
    Próxima notaPunto (.) Rojo