CARGOS INDEBIDOS A TU LÍNEA TELEFÓNICA, PROFECO YA PODRÁ MULTAR Y EMBARGAR

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

Algo está pasando entre algunas compañías telefónicas y el Corporativo Google Play, pues resulta que no son una ni dos, se cuentan por cientos a las personas a quienes les están haciendo cobros indebidos y excesivos por concepto de descargas, que son cargadas a tu factura telefónica si cuentas con un plan de telefonía móvil.

Hace poco más de un mes los medios de comunicación saturaron los espacios diciendo que si habías sido víctima de un cobro indebido, acudieras a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y fueron decenas de personas a realizar quejas y aclaraciones por cobros excesivos y las empresas telefónicas simplemente se concretan a decir: “Nos lo está cobrando Google Play”, sin que te den un detalle de los supuestos cargos y peor, si se supone que se paga por un tope de línea telefónica, en donde no puedes adquirir datos o cambiar tu plan, pues se requiere de autorización por escrito o personal del titular de la línea.

Lo peor viene después, el afectado va a Profeco y a pesar de que existe toda la voluntad de ayudarte, las empresas telefónicas que citan tienen su matriz en CDMX y la conciliación por lo menos durará un mes en concretarse. Mientras tanto, las compañías hacen su parte y meten precisión cortándote la línea y dejándote incomunicado, de esta manera el cliente accederá a realizar el pago por injusto que sea, para mantenerse comunicado.

La empresa telefónica se lava las manos y le dice al usuario que se comunique con Google Play y hasta le dan el procedimiento para que le enruten una llamada o vía chat online le hagan la aclaración de sus cargos, le responde una persona que se encuentra en España, muy amable obtienen información para tres días después dejar un mensaje en su bandeja de correo, diciéndoles que los cobros si corresponden, sin proporcionar ningún tipo de evidencia.

“Hola, sigo en espera de información, ya que no reconozco los cargos hechos a mi línea de teléfono. Ya revisé el equipo y no existe coincidencia entre lo que se está señalando, toda vez que mi línea telefónica tiene un tope y no autoricé compras vía Google Play”, a continuación presentamos un ejemplo de un caso ocurrido en Colima, quien es un cliente que pide evidencias de los supuestos cargos hechos a su línea:

“Hola, tengo documentada la llamada que hice a Google Play en donde me confirmaron que ninguna de mis cuentas de Google estaban asociados a los pedidos que adjunté en el primer correo electrónico que les envié. Si ninguna de mis cuentas está asociada con los cargos y mi línea tiene tope y requiere de mi autorización para realizar compras, ¿cómo es posible que ustedes aseguren que los cargos hechos por ustedes son reales? Con el debido respeto, no me han dado ni una sola prueba y ya metí mi queja en Profeco, ya que no pagaré por algo que nunca descargué.

“Les solicite a Google Play a través de este medio se me proporcionaran direcciones IP, ubicaciones en donde supuestamente se realizaron las compras, fechas, horarios, dispositivos y hasta este momento no he recibido de ustedes una prueba concreta, sólo se basan a decir que sí, pero no me muestran evidencias. Gracias y en espera de pruebas quedo a sus órdenes”.

Este es uno de los tantos afectados que el día de hoy tienen cancelada su línea telefónica porque de la noche a la mañana le llegó un cargo indebido sin que nada pueda hacer para que se respeten sus derechos de consumidor. Aunque la Profeco tenga toda la intención de apoyar en estas quejas, tienen límites para actuar, debido a que ellos buscan que se pueda conciliar el tema y que el cliente no resulte afectado; sin embargo, las empresas de telefonía no quitarán el dedo del renglón para obtener ese jugoso pago por un concepto de compra que raya en la ilegalidad.

En fin, esperemos que con las nuevas facultades que Profeco tendrá a partir del primero de julio, puedan multar a las empresas que cometan estos abusos contra los consumidores y lo mejor, hasta podrán embargar a quien se niegue a pagar una multa.

En definitiva, desde los congresos locales, federales y más arriba, en el Senado, deben ya comenzar a regular estas prácticas que le cuestan al ciudadano dos mil, cinco mil, 10 mil o más, finalmente la empresa telefónica y Google deciden cuánto debe pagar un usuario, cuando lo correcto es que una vez comprobado lo que supuestamente se le está cobrando al cliente coincida con lo que supuestamente descargó y disfrutó al descargar aplicaciones y videojuegos.

Insisto, alguien debe hacer algo para evitar estos abusos.

Anuncios
Compartir