Seis Alcaldes Acuerdan Resolver Problema de la Basura

    0

    El presidente municipal de Colima, Mario Anguiano Moreno, fue el encargado de exponer la situación y comentó que el objetivo de la reunión fue resolver dos problemas, el destino de la basura a corto plazo y el definitivo, debido a que la vida útil del relleno sanitario prácticamente terminó.

    “En cuanto al problema a corto plazo, tras conocer los resultados de un análisis técnico, hay el consenso por parte de los alcaldes de hacer una celda provisional, que se instalará en un área anexa a la planta de tratamiento de aguas negras”, indicó.

    El costo de la celda es de 2.6 millones de pesos, de los cuales, Colima, que representa el 50% de la basura, aportará $1.3 millones; Villa de Álvarez, $730 mil; Comala, $134 mil; Coquimatlán, $137 mil; Cuauhtémoc, $238 mil, y Minatitlán, si decide traer la basura, $76 mil.

    Dio a conocer que los estudios ya se iniciaron, para continuar con el movimiento de tierras; “si alcanzamos a tener los permisos, en este mismo mes iniciamos los trabajos y si no, será en enero; con el objetivo de que antes que concluya febrero ya recibir la basura”.

    La celda tiene capacidad para recibir basura durante 6 meses, pero su sistema de construcción permite que si en ese tiempo todavía no se construye la planta generadora de energía, en ese mismo lugar se va a instalar otra celda provisional para otros seis meses.

    En torno a la solución definitiva del destino de la basura, recordó que al principio se consideró viable la planta separadora de basura debido a que era una empresa que funciona en México y se garantizaba la eficiencia en la operación.

    Sin embargo, al profundizar en el análisis financiero, se llegó a la determinación de que esta planta es inviable, debido a que una de sus fuentes importantes de ingresos es el aprovechamiento de la basura como material reciclable; pero la basura que se genera en los municipios llega ya compactada, por lo que su aprovechamiento máximo sería del 10%; entonces la mayor parte del costo de construcción y operación de la planta la tendrían que absorber los ayuntamientos.

    “La conclusión a la que llegamos es que la planta generadora de energía eléctrica sí puede ser viable. Reconocemos que no hay una planta operando en México; sin embargo, traemos información y elementos de prueba que estas plantas ya vienen operando en otras partes del mundo y nos obliga a recurrir a este tipo de tecnologías de punta, conscientes de los riesgos que representa ser de los pioneros en el país; pero concientes también que con un buen análisis y una buena decisión podemos lograr ser puntas de lanza a nivel nacional”, afirmó.

    Expuso que ya se han acercado al menos 13 empresas generadoras de energía eléctrica, de las cuales sólo 6 se han considerado viables; para hacer el análisis se crea una comisión de personal técnico; integrada por dos personas del Ayuntamiento de Colima, personal de la Secretaría de Desarrollo Urbano y un representante de los ayuntamientos restantes.

    A las empresas que tienen viabilidad se les va a pedir toda la información necesaria para hacer un análisis y determinar cuál es la idónea y si existe el convencimiento y la ley lo permite, se buscará llegar a acuerdos con el gobernador para otorgar la concesión; pero si no hay diferencia clara entre las empresas, se podría hacer una licitación pública y participarán todas las empresas que quieran.

    La comisión técnica se ha fijado el 22 de diciembre como fecha para tener el análisis de las diferentes propuestas, para presentarlo de inmediato a los alcaldes y a la Sedur; esperando que en el mes de enero del año entrante haya una decisión.

    Indicó que hay dos ventajas fundamentales en la planta generadora de energía, la primera es que precisamente la generación de energía eléctrica se convierte en una fuente de ingresos para la empresa y eso permite disminuir los costos que cubre el ayuntamiento por cada tonelada de basura que se deposita.

    La segunda ventaja es que la energía eléctrica que se genera la podrán usar los propios ayuntamientos, organismos operadores de agua y el Gobierno del Estado; a un precio menor que el de la Comisión Federal de Electricidad.

    El alcalde de Villa de Álvarez, Felipe Cruz Calvario, destacó que esta decisión se obtuvo luego de un consenso general, debido a que el relleno sanitario actualmente está al tope y la implementación de la celda provisional era urgente.

    El alcalde de Comala, Oscar Valencia Montes, comentó que una de las partes más interesantes es la coincidencia de los ayuntamientos de la parte norte del Estado para encontrar una solución al problema de la basura. “Hemos dado una muestra de madurez y de participación a favor de la ecología, pero también de solución de problemas con unidad”.

    El presidente municipal de Cuauhtémoc, José Luis Aguirre Campos, agradeció al Ayuntamiento de Colima y al alcalde Mario Anguiano compartir el proyecto que ellos tenían.

    Finalmente, el alcalde de Coquimatlán, Florencio Llamas Acosta, afirmó que con esta decisión de demostró que los alcaldes sí se pueden poner de acuerdo para la resolución de problemas de forma integral.

     

    Anuncios
    Compartir