Asma: dificultad para respirar

0

 *Los síntomas de esta enfermedad cambian con el tiempo, no obstante, las crisis asmáticas suelen ser más graves  en la noche y en las primeras horas de la mañana. La intensidad de los síntomas del asma varía de individuo a individuo.

COLIMANOTICIAS

TMMX

Colima, Col. 07 de mayo de 2013.- ¿Alguno de sus hijos tiene problemas respiratorios recurrentes y síntomas como dificultad para respirar, tos, silbidos y opresión en el pecho? Tome sus cuidados necesarios, podría ser asma, una enfermedad pulmonar crónica caracterizada por estos síntomas.

Durante la respiración normal, el aire fluye libremente dentro y fuera de los pulmones; sin embargo, cuando ocurre un ataque de asma, las vías respiratorias se inflaman, se estrechan y se obstruyen con moco dificultando la respiración.

Los especialistas en salud exponen que los síntomas de esta enfermedad varían de hora en hora, día tras día, semana tras semana, y durante meses. No obstante, las crisis asmáticas suelen ser más graves en la noche y en las primeras horas de la mañana. La intensidad de los síntomas del asma también varía de individuo a individuo.

¿Pero, qué causa el asma? Hasta el momento no se conoce del todo el origen; el rápido aumento de la prevalencia del asma en todo el mundo es uno de los mayores misterios de la medicina moderna.

En la década de los1990, los científicos pensaban que las emisiones de diesel y otros contaminantes podrían ser el motivo de la epidemia de asma. Ahora se cree que la situación es más compleja. Muchos científicos están examinando el papel de los factores genéticos en la causa del asma, algunos otros observan también al sistema inmunológico en el desarrollo temprano del asma.

Pese a ello, las causas de los ataques de asma son más claros: Las personas con este problema de salud presentan una inflamación crónica en los pulmones, las vías respiratorias se estrechan más fácilmente que en las personas sin asma, en respuesta a una variedad de factores.

 

Los factores que pueden desencadenar un ataque de asma llamados “disparadores”, incluyen alérgenos inhalados tales como los ácaros del polvo de casa, el polen y los alérgenos de cucaracha, caspa de gato y perro; el humo de tabaco, la contaminación del aire, el ejercicio físico, las fuertes expresiones emocionales (como el llanto, el enojo, el miedo o la risa extrema), los irritantes químicos y ciertos fármacos como la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos, o los beta-bloqueadores (empleados contra la hipertensión y algunos problemas cardiacos o la migraña); las bajas temperaturas o el aire frío. De igual forma la urbanización se ha asociado a un aumento de los casos de asma, pero no está clara la naturaleza exacta de esa relación.

 Para el Dr. J. Jesús Solano Soto, Maestro en Ciencias Médicas, con línea de investigación en asma y alergias y certificado por el Consejo Nacional de Inmunología Clínica y Alergia, afirma que para diagnosticar este padecimiento es importante realizar un cuidadoso interrogatorio clínico, un examen físico y pruebas de función pulmonar. Añade que cada persona con asma reacciona a un grupo diferente de factores y la identificación de éstos y la forma de evitarlos es un paso importante para que cada individuo aprenda a controlar su enfermedad.

 La medición de la función pulmonar es útil tanto para el diagnóstico del asma como para monitorizar el curso de la enfermedad y el nivel de control. Estas pruebas incluyen la espirometría, que proporciona una evaluación de la limitación del flujo de aire y de flujo máximo que mide la velocidad máxima a la que puede fluir aire fuera de los pulmones. 

Por otro lado, la espirometría se realiza en la oficina de un profesional de la salud, mientras que el flujo respiratorio máximo puede ser probado con medidores de flujo portátiles de plástico, ideales para el uso en el hogar y lugares de trabajo. Un medidor del flujo máximo lo proporciona al paciente su proveedor de la salud y es un método eficaz para controlar su enfermedad y evaluar su respuesta al tratamiento.

 Si cree que alguno de sus hijos, familiares o usted mismo tiene asma, o se le ha diagnosticado ya este padecimiento, es importante que acuda con un especialista. Aunque el asma no se puede curar, se puede tratar eficazmente. Las investigaciones revelan que con el tratamiento adecuado, casi todos los pacientes pueden lograr y mantener un buen control del asma, lo que les permite participar en la escuela, el trabajo y otras actividades normales y evitar las visitas al servicio de urgencias y al hospital.

 

Dr. J. Jesús Solano Soto

MACLOVIO HERRERA No. 165

C.P. 28000; COLONIA CENTRO;

COLIMA, COLIMA.

TELÉFONO: (312) 31-4-59-59.

http://www.tmmx.mx/jesussolano

Comentarios

Comentarios