ANALISIS

0

Por: Luis Ávila Aguilar

Diversas lecturas políticas, como siempre, dejan los procesos electorales en el país como ocurrió el pasado domingo 7 de julio en donde se registraron eventos para renovar Ayuntamientos del país, Congresos Estatales y una Gubernatura, en este caso la de Baja California en manos desde hace 24  años del Partido Acción Nacional.

Se registraron en el país 14 elecciones estatales para renovar un total de mil 358 Ayuntamientos, 420 diputaciones locales por el principio de mayoría, una elección extraordinaria y la Gubernatura en el Estado de Baja California, pendiente de resultados  por cierto  dado las  fallas  registrada en el sistema de conteo rápido del Instituto Electoral de esa entidad.

Diversas interpretaciones nos deja este proceso electoral, preámbulo por cierto,  para elección a la gubernatura, ayuntamientos y congreso del Estado de Colima rumbo al año 2015.  A saber:

1.- Se posiciona en el escenario nacional el abstencionismo, como lo muestra la baja votación registrada, un 40 por ciento en algunos casos y en consecuencia   un  no al voto  preocupante   que deja   entrever el desgano o desconfianza ciudadana hacia los partidos políticos.

2.- Se ratifica en  consecuencia la  poca credibilidad de los ciudadanos  hacia los partidos políticos, que más se preocupan  al  interior  como al  exterior por  el poder y no por  la gente   como la reclama el ciudadano.

3.- La hipótesis de que el votante venia emitiendo el sufragio por el candidato y no por el partido político se desmorona  al demostrarse que por más buen candidato que sea, por el sólo hecho de ser respaldado por un partido político contamina la elección despertando el desgano ciudadano para acudir a las urnas.

4.- La tendencia que de algunos años a la fecha se venía registrando en el sentido de que el voto ya no es lineal,  se reafirma,  ejemplo de lo anterior  es que en el estado de Baja California el Partido Acción Nacional ratifica, aunque en forma apretada,  su hegemonía a la gubernatura,  en estados como Durango, el Partido Revolucionario arrasa prácticamente al ganar la totalidad de los 17 distritos locales electorales.

5.- Llama la atención la pérdida de credibilidad de las instituciones que participan en la organización de los procesos electorales como en este caso de los Institutos Electorales como lo muestra el caso de las fallas en el sistema  PREP de Baja California que tienen aun sin resultados oficiales la elección a la gubernatura.

6.- Para el Partido Revolucionario Institucional resulto en esta ocasión una elección a mi juicio favorable, pero no es, ni mucho menos,   motivo de festín nacional para el priismo ya que  los resultados   obliga a redoblar esfuerzos dado que a pesar de la profunda crisis que al interior vive el Partido Acciona Nacional obtuvo triunfos importantes como caso Puebla y la tan ejemplificada Baja California.

7.- Para el Partido Acción Nacional el mensaje es claro, se reposiciona como una opción de verdadera oposición, supera su crisis al interior o está destinado a cosechar fracasos, recordemos que sus triunfos electorales fueron en alianza con otras fuerzas políticas y que en las que participo sólo,    obtuvo reveces electorales importantes.

8.-  Los resultados  registrados en Baja California  posicionan al interior del PAN la figura   de Gustavo Madero quien pretenderá la reelección en la dirigencia nacional y en consecuencia garantiza la continuidad de su partido en  el Pacto  por México en cuyo caso hace ganador sin duda los proyectos legislativos reformatorios del presidente Enrique Peña Nieto. Sino al tiempo.

9. La interrogante que nos deja esta como muchas otras elecciones  y la gente?  Continuara en veremos ….. Si no en  la próxima del 2015.

 

Comentarios

Comentarios