América y Monterrey se tuvieron que conformar con un empate 0-0

0

*A pesar de tener ocasiones de gol, las Águilas registraron su cuarto partido sin conocer la victoria, entre Liga y Concachampions al empatar con Rayados.

CN COLIMANOTICIAS

México.- Una inyección de ánimo es lo que necesitaba América. Tras la eliminación a mitad de semana en la Concachampions, las Águilas debían encontrar el bálsamo para curar la herida y qué mejor que firmando su pase a la Liguilla en casa y con Monterrey.

Sin embargo, la buena inercia con la que las Águilas arrancaron el torneo no reaparece y se tuvieron que conformar con un tedioso empate 0-0 ante Monterrey.

El cuadro de Coapa llegó a 26 unidades y aunque está cerca de Liguilla, sus cartas ofensivas no son las mejores para encarar una fase final. Lo único rescatable de este partido para el Piojo es la gran actuación de Diego Lainez; el canterano respondió con jugadas de peligro, pero necesita de un socio que culmine y ahí suena solo el nombre de Cecilio Domínguez.

LAINEZ, LA FIGURA

Miguel Herrera fue cauteloso. No quería ser sorprendido por su rival y mandó una línea de cinco al fondo. Necesitaba estudiar qué porcentaje de aproximación tenía Rayados y en menos de cinco minutos obtuvo el resultado.

Sin miedo, el ‘Piojo’ mandó una indicación a sus jugadores para tener una línea de cuatro, Edson Álvarez sería el sacrificado y se botaría más al medio campo para comenzar a generar desde ahí.

Las oportunidades comenzaron a llegar para el cuadro americanista. Andrés Ibargüen, al 12′, tuvo una jugada individual que no alcanzó a rematar gracias al recorte de la zaga regia; minutos después, Mateus Uribe se animó con un disparo de larga distancia que Hugo González desvió.

De Rayados no se veía aún nada, América no dejó que su rival cruzara el medio campo; la visita lo intentó con trazos largos, pero todos fueron repelidos. Fue hasta el 27′ que el cuadro regio tuvo una ocasión de peligro con la llegada de Lucas Albertengo, que no causó estragos ante la salida oportuna de Marchesín.

Miguel Herrera confió en Diego Lainez para este partido que podría asegurarles su pase a Liguilla. A pesar de que el entrenador ha dicho que aún le falta mucho por recorrer, el jugador confirmó lo que se había visto en su debut: el gran talento que tiene.

Diego se volvió un dolor de cabeza para Rayados; desde la banda izquierda o jugando por dentro buscó hacer daño, desesperó a la defensa al grado de forzar una tarjeta amarilla y una expulsión.

Al inicio del juego, Lainez fue frenado por Stefan Medina al que pintaron de amarillo y luego al 29′, Jesús Molina en su intento por frenar al número 34 de América le propinó un pisotón que le valió el cartón rojo. Así, Diego dejaba a Rayados con 10 a la media hora de juego y servía la mesa para su equipo.

Al 33′ Ibargüen probó a González con un tiro desde los linderos del área, pero el portero se quedó con el balón; un minuto después, Lainez mandó un disparo que pegó en el costado del arco y al 39′ volvió a incursionar ahora con un cantado pase de gol que le puso a Uribe, pero el colombiano erró en la definición.

América y Rayados se fueron al descanso sin anotaciones, aunque sí con una jugada polémica. En el agregado, sucedió una acción similar al penal del Real Madrid-Juventus pero aquí los personajes fueron Avilés Hurtado, el que recibió un centro en el área y Bruno Valdéz quien lo bajó por detrás. Sin embargo, el central Jorge Isaac Rojas no marcó nada y dejó el electrónico emparejado.

NI CON VENTAJA NUMÉRICA

Un malestar que arrastra América es la contundencia. El cuadro de Miguel Herrera ha padecido en los últimos partidos de frente al arco, si querían afianzar su pase a la Fiesta Grande debían aprovechar la ventaja numérica y sacudirse la falta de gol.

En el regreso del descanso, el guión no cambió mucho, América siguió en la presión y al 49′ Lainez llegó a línea de fondo, pero el balón salió de los límites.

Algo estaba claro dentro del campo y era que América estaba replicando el juego del martes contra Toronto. Tenía posesión y llegada, pero el balón simplemente no entraba. Al 55′ una jugada colectiva, originada desde un tiro de esquina, culminó con la bandera levantada por fuera de lugar de Oribe Peralta.

Rayados estaba nulificado en el ataque y de nueva cuenta la ocasión de peligro con la que gozaron corrió por la cuenta de Albertengo; al 60′ el argentino quiso sorprender con un tiro de media distancia que rebotó en la zaga americanista.

América no dejó de insistir con llegadas y a balón parado; al 69′ Ibargüen disparó pero su balón se fue por encima del arco, enseguida, y de forma sorpresiva, se vino un contragolpe de Rayados con Albertengo, quien se quitó la marca de Edson Álvarez, pero no logro tener buen ángulo para rematar.

Las Águilas tuvieron el gol en sus pies pero la contundencia siguió en su contra. Al 69′ Primero Uribe centró al área y ninguno de sus compañeros llegó para finalizar; después, a pase de Lainez, Peralta la tuvo en el área pero el disparo salió por un costado.

El electrónico no se movió. América cerró un partido más de tedio, en el que domina y crea pero no culmina.

Fuente: MILENIO

Anuncios