Alcohol, más adictivo y nocivo que la marihuana: Juan Ramón de la Fuente

0

SDPnoticias
México.- Académicos, ex funcionarios públicos y representantes de la sociedad realizaron ayer una mesa de análisis sobre la despenalización del consumo de la marihuana en México, en la que, de acuerdo con Juan Ramón de la Fuente, existió una coincidencia sobre avanzar en el tema.
En este contexto, el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que la población se debe preguntar ¿qué tan graves son sus daños? y ¿cómo contenderlos?.
Aseguró que el riesgo de adicción al consumo de la marihuana es menor comparado con otras drogas.
Citó como ejemplo que una persona que consume marihuana tiene un 9% de probabilidad de adhesión, mientras que en drogas como las anfetaminas es de 11%, alcohol 15%, cocaína 17%, heroína 23% y al tabaco un 32%.
El académico mencionó que a través de una buena política de prevención, tratamiento y rehabilitación el consumo de tabaco disminuyó en los últimos 15 años, mientras que la política seguida de penalización de la marihuana lo único alcanzado hasta el momento es incrementar su consumo.
De la Fuente recordó que la mariguana es una droga que provoca daños a la salud como cualquier otra droga, sin embargo, este daño está en función de la edad de inicio, la dosis y el tiempo.
Dijo que los problemas graves de salud presentados en los hospitales se debe a que las personas iniciaron en etapas muy tempranas -cuando el sistema nervioso está en un proceso de maduración-, el segundo es por el consumo diario de dosis muy altas, y el tercero se debe a que el periodo de consumo superó los 10 años .
El ex rector señaló que los efectos tóxicos agudos en alguien que acaba de fumar un cigarrillo de mariguana se presentan en su tiempo de reacción y de coordinación motriz, de la misma manera que sucede con la llamadas drogas licitas como el alcohol.
El catedrático presentó datos en los que se señala que, por ejemplo, el riego de tener un accidente bajo los influjos de la marihuana es hasta tres veces mayor, mientras que en el caso del alcohol es 15 veces más probable.
En tanto, en el caso de los accidentes fatales donde el alcohol está de por medio es de 29% mientras que en la marihuana es de 2.5%.
Dijo que en el Servicio Médico Forense (Semefo) donde llegan los casos por muerte violenta, con examen toxicológico positivo el resultado es de alcohol 77 por ciento y de marihuana 7.4%.
En la mesa de análisis también estuvo presente el ex canciller Jorge Castañeda, quien aseguró que iniciar la despenalización de la mariguana en el Distrito Federal le daría un margen de viabilidad y maniobra al Gobierno federal atractivo porque en estados se han tomado decisiones locales, especialmente en Washington y Colorado en donde su consumo es para fines recreativos y para fines médicos en una veintena de estados adicionales.
Asimismo, Pedro Aspe, ex secretario de Hacienda, también entró en el debate sobre la despenalización de la marihuana y sostuvo que ello dejaría ver un Estado con dos visiones: el protector y el liberal.
Señaló que los traficantes ofrecen descuentos para penetrar en el mercado más joven y vulnerable y tercero corromper a funcionarios públicos.

Anuncios