AL DESNUDO

0

 FAUNA POLÍTICA NOCIVA

 Por: Édgar Rodríguez H.

El puritanismo panista tuvo su clímax en el discurso del entonces candidato a la presidencia de la República, Vicente Fox Quezada, quien tomó como bandera de campaña sacar de Palacio Nacional y de Los Pinos a todas las tepocatas, víboras prietas y demás fauna política nociva que, según él y sus publicistas, eran los priistas que durante 70 años habían detentado de manera interrumpida el poder en México. En su visión maniquea de la política partidista, los blanquiazules se asumían como castos y  honestos, probos  y demócratas, al mismo tiempo que indilgaban a sus odiados enemigos tricolores los calificativos de corruptos, transas que avanzan, manipuladores de la voluntad popular y enemigos de la transición democrática.

Una vez que probaron las mieles del poder y la gloria, los hijos de Manuel Gómez Morín, de Efraín González Luna y de Elenita Álvarez de Vicencio Tovar, observaron las mismas actitudes y comportamientos patrimonialistas en su desempeño como funcionarios públicos, dejando de lado sus sagrados principios del servir y no servirse, de forjar ciudadanos y su brega de eternidad que convirtieron en rebatinga sexenal. En los dos sexenios presidenciales  anteriores, en los 5 que llevan ya en gubernaturas y en los muchos trienios que han ocupado ricas alcaldías, los panistas han dejado constancia de que tratándose de satisfacer ambiciones de riqueza y poder, de hacer negocios en grande desde los cargos públicos donde se maneja información privilegiada y se tiene acceso sin control al dinero que es de todos los mexicanos, no hay distingos de colores ni siglas partidistas.

Ante la oportunidad enriquecerse a discreción, lo mismo pecan en arca abierta priistas que panistas, perredistas o verde ecologistas. El cinismo llega a tal grado que un nuevo partido agarró la inexistente “honestidad valiente” como bandera, cuando todo mundo sabe que su líder fundador dejó una estela de corrupción a su paso por el gobierno del Distrito Federal. Ante la imposibilidad de negar que todos los partidos son corruptos, a los dueños de sus franquicias no les queda más que alegan en su defensa que unos lo son en mayor o menor grado; también, más o menos inteligentes para robar.

Borradas las diferencias discursivas entre los castos, humildes y puros de corazón, que se suponía eran  los unos;  y las ratas de dos patas que eran los de enfrente, a los electores no les ha quedado más alternativa que optar por los menos peores, por quienes consideren que robarán menos. La quiebra financiera de estados y municipios, a lo largo y ancho del país, es la mejor prueba de que actuaron igual los gobernadores perredistas de Michoacán, Baja California Sur, D.F. y  Zacatecas, por ejemplo, que los panistas de Jalisco, Querétaro, Chiapas y Morelos, o los priistas de Tabasco, Coahuila y Guerrero.

Porque el país no aguanta más, el presidente Enrique Peña Nieto debe ir con toda la fuerza del estado tras todos los ex funcionarios del Gobierno Federal, ex gobernadores y ex alcaldes, incluidos sus colaboradores, familiares y prestanombres, no sólo para meterlos a la cárcel, sino para recuperar los miles de millones que le robaron al estoico pueblo mexicano. No basta con cebarse únicamente con el tabasqueño Granier, como antes lo hizo con Elba Esther Gordillo Lozano. La campaña presidencial contra toda la nociva fauna política que tiene empobrecidos a millones de mexicanos y entrampado el desarrollo integral del país, debe ser integral, contundente y a fondo.

SE DICE QUE…

*Firmeza y apertura ha acreditado el gobernador del estado, Mario Anguiano Moreno, en su posicionamiento del lunes anterior sobre los vericuetos del trazo del túnel ferroviario de Manzanillo.

Firmeza,  cuando da a conocer que “Se plantean modificaciones al proyecto de la SCT, uno de ellos, de acuerdo al Equipo Técnico, es resolver el transporte público de quienes toman el servicio en la Glorita de San Pedrito. En el plano no tienen previsto que llegue transporte público por la parte baja del puente, y en tanto no se resuelva este y otros problemas, no se autoriza”.

Apertura, cuando se compromete a que, una vez que el proyecto del túnel esté consensado entre autoridades federales, estatales y municipales, “habrá reuniones con habitantes de las colonias Burócrata, Libertad y Zona Centro, para que conozcan a fondo los problemas que se plantean”.

Anuncios