Ajuste de Cuentas, el Móvil de la Balacera de Ayer

    0

    Acompañado del procurador Arturo Díaz Rivera, el mandatario improvisó una rueda de prensa para dar a conocer los datos hasta el momento. Citó que este jueves por la mañana se registró un encuentro de sicarios en las afueras de la tienda departamental Wall Mart ubicada en la calzada Pedro Galván de esta ciudad, en donde resultaron heridos por impactos de bala Roberto Romero Torres de 45 años de edad, quien ya falleció, y su hijo Miguel Ángel Romero Olivares, quien se reporta como grave y está internado en el Hospital Regional Universitario.

    Este encuentro -dijo- fue un ajuste de cuentas, ya que según datos proporcionados por la procuraduría de Michoacán, el ahora finado perteneció a un grupo de sicarios en este estado, liderado por Felipe Audelino Rodríguez Santana.

    El ahora finado respondía al nombre de Roberto Romero Torres, de 45 años, quien era originario de la comunidad de Trojes, en el estado de Michoacán, quien actualmente tenía su domicilio en la avenida conocida popularmente como de Las Torres número 1453, en la colonia Antorchista de la ciudad capital. Asimismo, indicó que Miguel Ángel Romero Olivares, de 22 años, era hijo de Romero Torres y su estado de salud se reporta como grave.

    Los hechos se registraron esta mañana en punto de las 11:04 horas, en donde al salir del estacionamiento de la plaza de autoservicio por el ala poniente, fue impactado en 14 ocasiones por proyectil de arma de fuego calibre 5.7 ml por 28 ml, “conocida como mata policías”, el vehículo en donde viajaban los agredidos es una camioneta Cheyenne 4×4 color negro, con placas de circulación FE37494.

    Roberto Romero Torres recibió cinco impactos en el tórax; tres en el brazo derecho y dos en el izquierdo, que le ocasionaron la muerte en el hospital y Romero Olivares, quien presenta varios impactos en el tórax y en la región abdominal.

    El vehículo en el que se dieron a la fuga los tres probables responsables es una camioneta marca Nissan tipo Xtrail con placas de Jalisco, color arena en donde se desconocen los dígitos.

    FUE UN AJUSTE DE CUENTAS

    El hoy occiso, Roberto Romero Torres, así como su hijo Miguel Ángel Romero habían participado en hechos delictivos en Trojes, Michoacán.

    Felipe Audelino Rodríguez Santana, líder de la banda de sicarios a la que pertenecía el ahora finado, fue entregado por la procuraduría del estado a las autoridades de Michoacán el pasado 30 de septiembre, en donde fue consignado por el delito de homicidio calificado.

    “Autoridades de Michoacán, nos han confirmado que los agredidos, junto con Audelino Rodríguez, forman parte de una banda de sicarios de Michoacán y que se encuentran sujetos a investigación por diversos homicidios ocurridos en aquel estado, entre ellos, el de un regidor en Trojes, Michoacán”.

    Hasta el momento no se tiene información del vehículo de los presuntos responsables, no obstante, indicó que se puso en marcha un operativo candado en donde se buscará que no salga del estado.

    Finalmente expresó: “Lamentamos estos hechos, porque no estamos acostumbrados a los mismos, pero también es cierto que no podemos tener un detector para generar las condiciones de poder saber con exactitud, que puedan venir a delinquir aquí”.

    Anuncios
    Compartir